Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Luz roja a los diamantes de Sierra Leona

Buscadores de diamantes en Sierra Leona, país golpeado por la violencia y la miseria.

(Keystone)

Hasta febrero de 2002 queda prohibida la importación de diamantes brutos de Sierra Leona a Suiza. El Gobierno Federal acaba de emitir una orden en este sentido, siguiendo la línea de Naciones Unidas. La medida exime a piedras con certificado de origen.

A comienzos de julio pasado, el Consejo de Seguridad de la ONU decidió prohibir la comercialización de diamantes de Sierra Leona con la finalidad de evitar el abastecimiento logístico a los guerrilleros del Frente Revolucionario Unido que combate al gobierno constituido de Freetown.

Famosos por su pureza, los diamantes de Sierra Leona constituyen entonces la fuente de financiamiento del movimiento rebelde que controla la región minera en la parte occidental del país.

Un negocio lucrativo con trasfondo ético

En Suiza, las importaciones totales de diamantes rondan los 2.000 a 3.000 millones de francos anuales. Sólo en el primer semestre del presente año se situaron en 1.900 millones, señalan datos estadísticos del comercio exterior.

La extracción de diamantes en una zona de conflicto ha originado reacciones adversas en los comerciantes de este ramo porque, por ejemplo en el caso concreto de las piedras extraídas en Sierra Leona, se convierte en "un problema moral".

"Nosotros sólo podemos apelar a la ética de los negociantes, pero no podemos impedir que quienes quieran comerciar ilegalmente encontrarán la forma de hacerlo" sostuvo el presidente de los comerciantes en piedras preciosas, Peter Husistein.

El gigante sudafricano del diamante De Beers, con sede en la ciudad suiza de Lucerna, controla la mayoría del comercio de diamantes brutos en el plano mundial, pero abundan los pequeños comerciantes.

Actitud firme del Gobierno Federal

El gobierno colegiado de la Confederación Helvética se suma a la sanción de las Naciones Unidas prohibiendo la compra de diamantes brutos de Sierra Leona, pero deja abierto el camino legal para las piedras preciosas que tengan certificado de origen, expedido por el gobierno de Freetown, y el visto bueno de la ONU.

En casos dudosos, la Secretaría de Estado de Economía de Suiza, SECO, determinará el origen de los diamantes en cuestión y procederá su devolución si no guardan conformidad con los requisitos señalados.

La medida apenas afectaría a Suiza porque desde hace mucho tiempo no recibe diamantes brutos de Sierra Leona, según informó el Ministerio de Economía. En cuanto a los diamantes tallados, la última importación data de 1998 y sumó un valor de 35.000 francos.

En cambio, las importaciones provenientes de Liberia aumentaron notablemente, pasando de 13 millones de francos en 1998 a 45 millones en el presente año 2000. Según presunciones de Naciones Unidas, los rebeldes de Sierra Leona exportarían sus diamantes a través de Liberia.

No obstante, precisa el Consejo Federal, las importaciones suizas de Liberia no incluyen piedras preciosas brutas, sino un pequeño número de diamantes tallados de altísimos carates que no están prohibidos por la ONU ni por la Unión Europea.

En todo caso, si bien es posible realizar exámenes periciales para establecer el origen de piedras preciosas brutas, no es tan sencillo cuando se trata de piedras trabajadas.

swissinfo y agencias

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Teaser Longform The citizens' meeting

«ALZATE LE MANI PER IL MIO COMUNE!»

The citizens' meeting

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes