Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Marea rojiblanca en Alemania

Miles de hinchas suizos en Dortmund, durante el encuentro contra Togo.

(Keystone)

El Mundial 2006 actúa como un imán para millares de simpatizantes suizos que llegan a Alemania con el fin de apoyar a su equipo.

Algunos cuentan con entradas para los encuentros hasta la final, otros hacen el viaje sin billetes ni reservaciones de hotel, pero llenos de pasión y patriotismo.

Se llaman Patrick, Matthias, Benedikt, Sandro, Adrian o Florence y vibran sólo por el equipo suizo de fútbol.

En Bad Bertrich, Stuttgart, Dortmund o Hannover recorren las ciudades y los pueblos de Alemania vistiendo la tradicional camiseta roja con la cruz blanca y maquillados con los colores de Suiza.

El equipo helvético jamás gozó de tanto apoyo fuera de sus fronteras. La fiebre del fútbol se apoderó del país que se reconoce en ese grupo solidario y valiente.

Piel de gallina

Estimados en 35.000 hinchas suizos en el estadio de Stuttgart en el momento del primer encuentro frente a Francia, eran más 50.000 el lunes en Dortmund para acoger a los jugadores como héroes de los tiempos modernos.

"Francamente pone la piel de gallina ver a tantos partidarios en las tribunas", subraya el defensor Patrick Müller.

Köbi Kuhn, el entrenador de la Nati, se regocija: "Fue extraordinario jugar en ese estadio de Dortmund totalmente rojo. ¡Una motivación increíble para los jugadores! Sé que los simpatizantes no nos apoyan sólo porque ganamos sino porque saben que los jugadores dan todo por su país".

Hasta la final

Y partidarios hay de toda clase. A menudo muy originales. Así, por ejemplo, el abogado zuriqués Robert Siegriest y su amigo agente inmobiliario Marco Rodrigo. Ese dúo aparece como una réplica de los dos policías de la serie estadounidense 'Chips'.

Robert y Marco recorren los caminos alemanes montados en su Harley Davidson para seguir a la selección. Llevan en sus bolsillos billetes con la inscripción 'Follow My Team' (sigue a mi equipo) comprados a precio elevado (ndrl: 10.000 francos suizos).

Cosa de locos

Estos billetes les dan acceso a todos los partidos del equipo de Suiza hasta su eliminación... luego, a aquellos de los equipos que hayan eliminado a Suiza, y así sucesivamente hasta final de Berlín el 9 de julio.

"Queríamos hacer algo loco alguna vez en la vida", explica Robert Siegriest cuya máquina ostenta dibujos de la Copa del Mundo y del portero suizo Pascal Zuberbühler.

"Somos buenos amigos. Hasta lo asesoré durante algún tiempo, añade el abogado. Dediqué muchos años al deporte ya que fui el entrenador del equipo de Suiza de judo. Tenía ganas de disfrutar del deporte de otro modo, siguiendo al equipo de Köbi Kuhn y descubriendo Alemania".

Sin billetes, ni hotel

Pero no todo el mundo tiene la suerte de asistir a todos los encuentros del equipo suizo o de dormir en buenos hoteles.

Muchos simpatizantes llegan sin billetes. No saben ni siquiera dónde pasar la noche. Viajan por avión, tren, automóvil y a veces en caravana. Todos los medios son buenos para participar en la fiesta... incluso a través de las pantallas gigantes del centro de la ciudad.

Adrien, Benedikt, Sandro y Matthias durmieron en el interior de su automóvil en la carretera de Dortmund, ciudad en la que habían asistido al partido. Decidieron quedarse después del encuentro para festejar.

"No tenemos habitaciones en un hotel. Pero no es grave porque de todos modos no vamos a dormir mucho", señaló sonriendo uno de ellos después de la victoria suiza contra Togo.

Como en casa

Patrick, de la ciudad de Bienne, llegó con su mujer y sus dos niños. Encontró refugio en un campo temporal situado un poco aparte de la ciudad.

"Teníamos casi todo el sitio para nosotros. Pocas personas parecen conocer esta posibilidad. La atmósfera en Dortmund era simplemente increíble desde hace dos días. Había tantos seguidores suizos en el centro que nos sentíamos en casa.

Roger, por su parte, hizo el viaje desde Montreux sólo para un partido. Con sus amigos de Lucerna Ueli y Karl se encontraban en Estados Unidos durante el Mundial de 1994. Pero también en Inglaterra en 1996 y en Portugal hace dos años para la Eurocopa.

Un poco por todas partes

Entre los partidarios del equipo de Suiza, también hay extranjeros. Barry y James viven en California y están en Alemania para seguir -entre otros- el desarrollo del equipo de Köbi Kuhn.

"Nos gusta el buen fútbol y nos gusta el modo en el que juega Suiza. Los hinchas de este equipo son formidables y queremos a toda costa vivir un partido entre ellos. Todavía no tenemos billetes pero no nos desesperamos".

Un partido en familia

Suiza y USA, tales son los equipos de la familia Widmer. El padre Michael, la hija mayor Florence y el hijo Philip están por el equipo de Suiza. La madre, Debra, llegada de Ohio hace 24 años, todavía vacila.

"Espero, por el equilibrio familiar, que Suiza y Estados Unidos no jueguen uno contra el otro", explicaba antes del partido de Suiza contra Togo.

Teóricamente, esto podría producirse en cuartos de final. Pero si Suiza parece bien situado para continuar la aventura, Estados Unidos tiene una muy débil esperanza de pasar. Entonces: '¡Hop Schwiz!'

swissinfo, Matías Froidevaux y Matthew Allen en Dortmund y Bad Bertrich
(Traducción: Marcela Águila Rubín)

Contexto

Aproximadamente 35.000 suizos asistieron al primer partido de su equipo (contra Francia) en el Gottlieb Daimler Stadium de Stuttgart. El mismo número de hinchas helvéticos llegó sin billetes y siguió el encuentro desde una pantalla gigante en el centro de la ciudad.

El lunes (19.06), la gran mayoría de los 65.000 asientos del Westfalenstadion (más de 50.000) estuvieron ocupados por simpatizantes suizos que se encontraban en la ciudad desde hacía por lo menos dos días.

Se espera un gran número de simpatizantes suizos en Hannover, el viernes 23.06, para el partido Suiza-Corea del Sur.

La policía de la ciudad se encuentra en alerta porque en enero pasado 50 hooliganes suizos fueron detenidos tras un encuentro amistoso entre el club de Hannover 96 y el de Grasshoppers de Zúrich.

Fin del recuadro

Datos clave

El equipo de Suiza está concentrado en Bad Bertrich, pero juega en Stuttgart, Dortmund y Hannover.

Si se cualifica para los octavos de final, Suiza jugará su primer partido de eliminación directa en Colonia o Hannover.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×