Navigation

Skiplink navigation

Menos créditos para las empresas

Los bancos exigen más garantías a las pequeñas y medianas empresas. Keystone

A pesar de los signos de recuperación económica, los bancos suizos continúan mostrándose prudentes en materia de concesión de créditos a las empresas.

Este contenido fue publicado el 23 julio 2004 - 16:09

Las PYME, que constituye la inmensa mayoría de las sociedades del país, tienen problemas en conseguir dinero para sus nuevos proyectos.

Sobre 1000 empresas suizas, 997 son PYME. Emplean dos tercios de los asalariados del país y gozan del 85 % de las líneas de crédito otorgadas por los bancos.

En abril de 2004, un importe de 252 mil millones de francos estaba a disposición de las PYME por parte de los diferentes bancos suizos.

No obstante, si se considera la evolución sobre cuatro años, el total de las líneas de crédito otorgadas al conjunto de las empresas suizas retrocedió de 349 mil millones de francos en 2000 a 301 mil millones hoy.

Y desde principios del año, este importe se estanca. Así, mientras que la recuperación se plasme en Suiza, ningún crecimiento de las posibilidades créditos se perfila en el horizonte.

Las lecciones de la crisis

El caso es que los bancos se volvieron más prudentes. Sacaron la lección del principio de los años 90, el período que otorgaron demasiado fácilmente créditos a clientes dudosos.

En la época, la Comisión federal de los bancos había cuestionado numerosas cuentas de inversiones, por un total de 42 mil millones de francos.

Desde este episodio, los bancos analizan mucho más cuidadosamente la solvencia de sus clientes.

"Últimamente, los bancos estandardizaron sus procedimientos, explicaba recientemente a la prensa Urs Roth, presidente de la Asociación suiza de banqueros (ASB). Tienen en cuenta en lo sucesivo más categorías de riesgos."

Las PYME en mala postura

Ciertos medios económicos critican esta manera de hacer de los bancos, considerada ahora como demasiado restrictiva.

" Las sociedades que aseguran sus obligaciones financieras no tienen preocupaciones ", declara sin embargo Peter Neuhaus, secretario de la Fundación PYME de la dirección de la Unión Sindical suiza (USS).

Pero la situación es más difícil para los creadores de sociedades, los jóvenes empresarios y las pequeñas explotaciones. " Tienen dificultades en encontrar fondos, comprueba Peter Neuhaus. Porque los expedientes que les presentan a los bancos son a menudo insuficientes e imperfectos ".

Por otro lado, enumera pequeñas sociedades no tienen bastantes fondos propios.

Peter Neuhaus ve en esta situación un doble peligro. De una parte, las condiciones económicas son generalmente difíciles para el PME. Y por otra parte, el exceso de rigidez por parte de los bancos podría minar la recuperación naciente.

No hay penurias

Por parte de la asociación patronal “economie suisse”, Rudolf Walser es menos alarmista. No prevé bocana de estrangulación para los créditos. Pero supone sin embargo que no se excluye que suceda en ciertos casos aislados ".

Thomás Sutter, portavoz del ASB, afirma a su vez que " el estancamiento de los límites de créditos no debe ser considerado como el signo de una política restrictiva por parte de los bancos ".

Pero paradójicamente, comprobamos que si las empresas tienen menos dinero a disposición, no parece que les falte.

Según la última publicación trimestral del Banco Nacional, las peticiones de préstamos progresan poco. En abril de 2004, la necesidad global ascendió 211 mil millones, sobre 301 mil millones a disposición.

Y si se refiere sólo a las PYME, la suma se elevó a 191 mil millones sobre los 252 disponibles.

Recuperación de los créditos

Timidez cierta que Thomás Enz, economista del Credit Suisse, explica por la liquidación de las existencias y los aplazamientos de inversiones a los cuales proceden las empresas.

Pero la recuperación debería ahora cambiar la situación. " El volumen de los créditos se modifica significativamente con la coyuntura ", explica Thomás Enz.

Hay sin embargo que tener en cuenta una cierta diferencia en el tiempo ", precisa. Las empresas comprueban primero la recuperación, pero se lanzan a nuevas inversiones sólo cuando el futuro se despeja y cuando las perspectivas de ganancias se perfilan.

swissinfo y agencias

Contexto

- Las pequeñas y medianas empresas (PYME) son las sociedades que emplean menos de 250 colaboradores.

- Suiza cuenta 306 ' 000 tipos de PYMES. Representan el 99,7 % del total de las empresas y emplean los dos tercios de los asalariados del país.

- Un tercio de ellas cuentan menos de diez colaboradores.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo