Navigation

Micheline Calmy-Rey en Argentina

Micheline Calmy-Rey y Rafael Bielsa, ministros de Exteriores de Suiza y Argentina. Emiliano Guanella

La ministra de Relaciones Exteriores de Suiza ha repartido sus pocas horas en Buenos Aires entre su encuentro con el canciller argentino Rafael Bielsa y la comunidad helvética.

Este contenido fue publicado el 01 marzo 2005 - 07:27

Micheline Calmy Rey ha reiterado la disposición de Berna a prestar asistencia legal en investigaciones sobre el desvío de fondos ilegales.

La jefa de la diplomacia helvética conversó durante una hora con su par argentino Rafael Bielsa y asistió a un agasajo con un centenar de exponentes de la colectividad suiza.

El centro de la cita ha sido el tratado de coperación jurídico-penal que ambos paises prometen firmar a la brevedad para superar las incongruencias encontradas en la resolucion de casos importantes como aquellos ligados a las supuestas cuentas secretas en Suiza del ex mandatario argentino Carlos Saul Menem.

"Suiza – ha afirmado Calmy-Rey – no quiere ser una plaza financiera para actividades ilícitas. Por eso estamos dispuestos a prestar toda nuestra colaboración con las autoridades de otros paises que estén investigando sobre el desvío de fondos ilegales. Con Buenos Aires hemos colaborado activamente, respondiendo a los pedidos, siempre y cuando estaban conformes a nuestro derecho penal. Queremos seguir haciéndolo con más fuerza".

Cooperación estrecha

El canciller Bielsa explicó en detalle los puntos sobre los cuales los expertos de ambos paises prometen trabajar.

"Estamos comprometidos - dijo Bielsa - a superar las dificultades relacionadas en la interpretación que tenemos de delito fiscal y fraude fiscal. Es una cuestión de relevante importancia para poder llegar a un acuerdo integral que satisfaga a todos".

Los dos ministros han concordado también los pasos a seguir para llegar a un acuerdo sobre el régimen de doble imposición fiscal.

Han tratado además temas de políticas comerciales y la reforma del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Micheline Calmy-Rey se reunió luego con los representantes de la colectividad suiza.

Valor de los descendientes suizos

En el discurso a sus compatriotas recordó los lazos que existen entre ambos países y agradeció a los descendientes de los emigrantes por su voluntad de mantenerse vinculados con la realidad suiza.

"Hoy en día son más de 100.000 los argentinos que invocan un origen suizo, así como unos 15.000 ciudadanos suizos residiendo en la Argentina. Al mismo tiempo siguen cultivando con amor y fidelidad las tradiciones y los valores suizos, y les agradezco que mantengan viva esta herencia. Esta fidelidad les honra y hace de ustedes los mejores embajadores de Suiza en América Latina".

La jefa de la diplomacia helvética no dejó de mencionar la crisis económica que ha afectado al país sudamericano citando el caso de los emigrantes que regresaron a Suiza.

"Entre 2002 y 2004, más de 800 personas con doble ciudadania regresaron a Suiza y muchos de ellos apelaron a las instituciones de ayuda social, tanto cantonales como federales. Hemos creado un fondo de 200.000 francos suizos para la ayuda a los suizos de la Argentina"

Deuda argentina y MERCOSUR

Calmy-Rey ha recordado también el delicado tema de la restructuración de la deuda argentina. La propuesta de Buenos Aires, que preve el rembolso parcial a millones de acreedores en todo el mundo, ha vencido el pasado 25 de febrero y los resultados sobre las adhesiones a nivel global se esperan para los proximos dias.

"En el curso de estos últimos años – subrayó la ministra - la cuestión de los bonos emitidos por la República Argentina en cesación de pagos, tuvo consecuencias difíciles para un gran número de argentinos y suizos que los adquirieron oportunamente. Este tema tuvo en los últimos días nuevos avances y todos esperamos que un acuerdo satisfactorio para la mayoría de los acreedores pueda ser concertado".

Durante su discurso Calmy-Rey trazó una comparación entre las políticas exteriores de Suiza y Argentina. Buenos Aires, explicó, está integrada en el Mercosur, el mercado común con Brasil, Uruguay e Paraguay mientras que Berna, por la voluntad expresa en 1992 de los ciudadanos, no está en la Unión Europea.

La consejera federal ha exhortado a los suizos de Argentina a participar en las próximas consultas populares sobre los acuerdos bilaterales de comercio y la libre circulación de los nuevos estados miembros de la UE.

"Algunos quisieran construir un muro alrededor de Suiza para protegerla. Pienso, por el contrario, que de esta manera ponemos en peligro nuestra prosperidad y nuestra seguridad".

Después de su paso por Argentina Calmy-Rey viaja a Uruguay donde asistirá a la asunción del nuevo mandatario Tabaré Vasquez. Vasquez será el primer presidente de izquierda en la historia del pequeño país que en el pasado era llamado "Suiza de America Latina".

swissinfo, Emiliano Guanella, Buenos Aires

Datos clave

La ministra de Exteriores de Suiza asiste este martes a la asunción del primer presidente socialista, surgido de las urnas, en Uruguay: Tabaré Vasquez Vasquez.

End of insertion

Contexto

Los peligros que nos amenazan a todos, suizos y argentinos, conflictos civiles, catástrofes naturales, terrorismo sólo encuentran soluciones a través de la cooperación internacional. Y la mejor manera de evitar que se produzca un conflicto, ¿no es acaso prevenirlo? manifestó Micheline Calmy-Rey a la colectividad suiza en Buenos Aires.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo