Navigation

Militares argentinos en la mira de la justicia suiza

Los exgenerales argentinos Jorge Videla y Eduardo Massera. Keystone

Un tribunal de Ginebra estudia una eventual extradición de los generales argentinos, Jorge Rafael Videla y Eduardo Massera implicados en la desaparición de un ciudadano suizo-chileno.

Este contenido fue publicado el 28 agosto 2003 - 14:51

Una solicitud en tal sentido está siendo analizada por jueces suizos del cantón.

La justicia de Ginebra estudia la posibilidad de solicitar la extradición de los militares argentinos, Jorge Rafael Videla y Emilio Eduardo Massera implicados en la desaparición del ciudadano suizo chileno, Alexis Jaccard, durante los años de dictadura militar.

La jueza de instrucción de la magistratura ginebrina, Christine Junod, confirmó que está considerando dicha posibilidad luego de que el Senado de Argentina votara el pasado 21 de agosto una serie de leyes contra la impunidad.

El precedente Jaccard

De realizarse esta solicitud, la justicia de Ginebra seguiría una línea de investigación que fue abierta en diciembre de 1998.

Animado por el arresto del general Augusto Pinochet en Londres en 1998, el fiscal de entonces, Bernard Bertossa, abrió una investigación contra los integrantes de la Junta Militar argentina que protagonizaron el golpe de Estado en 1976.

Los acusó de haber cometido el presunto delito de "desaparición forzosa" del estudiante suizo chileno, Alexis Jaccard.

Desde ese entonces, la justicia de Ginebra señaló a los generales Jorge Rafael Videla, Emilio Eduardo Massera y Orlando Agosti como presuntos autores intelectuales de esa violación a los derechos humanos.

Sin embargo, por diferentes razones, una orden de arresto emitida por el juez Bertossa no pudo concretarse. Uno de los implicados, Orlando Agosti, falleció y los otros dos estaban protegidos por las Leyes de Obediencia Debida y Punto Final que el presidente Raúl Alfonsin decretó en 1985.

Nuevas condiciones

Pero el contexto político argentino ha cambiado por completo en lo que va de este año. El 25 de mayo de 2003 asumió la presidencia Néstor Kirchner, anunciando su disposición a suprimir las leyes que protegían a los golpistas, aunque manifestando su deseo de que fueran juzgados en Argentina.

El 24 de julio, el juez federal, Rodolfo Canicoba Corral, ordenó la detención de 45 militares y un civil, quienes eran reclamados por la justicia española. El juez Baltazar Garzón, en concreto, los acusa de los delitos de "genocidio", "terrorismo de Estado" y "torturas", entre otros.

En la nómina de arrestados se encuentran, de nuevo, Jorge Rafael Videla y Emilio Eduardo Massera (quienes ya purgan una prisión domiciliaria preventiva por el robo de bebés durante la dictadura, crimen no cubierto por las leyes de Obediencia Debida y Punto Final).

El 25 de julio, el presidente argentino, Néstor Kirchner, anuló un decreto de uno de sus predecesores, Fernando de la Rúa, que prohibía las extradiciones de los golpistas.

En ese mismo espíritu, los diputados argentinos anularon las leyes de Obediencia Debida y Punto Final el 12 de agosto y el senado hizo lo propio el día 21. Al mismo tiempo, las dos cámaras inscribieron en la Constitución un tratado internacional que declara imprescriptibles los crímenes contra la humanidad.

Extradiciones

Durante este tiempo, la justicia de Francia solicitó la extradición del capitán Alfredo Astiz, a quien ya condenó por contumacia en 1990.

Y es en esta línea de acción que la justicia de Ginebra ha reactivado los expedientes argentinos. La jueza Junod quiere a Videla y Massera para que declaren lo que saben sobre el caso Jaccard.

La embajada de Argentina en Suiza ha expresado su disposición a colaborar con las autoridades judiciales de Ginebra, "como lo hemos hecho en otros casos".

Según Alejandro Herrero, portavoz de la legación diplomática, una vez que la Corte Suprema de Argentina emita su veredicto definitivo sobre la anulación de las Leyes de Obediencia Debida y Punto Final; y una vez que la justicia de Ginebra solicite formalmente la extradición, un juez federal de Buenos Aires tomaría el asunto en sus manos.

"Es decir, Argentina está en la mejor disposición de ayudar a las autoridades suizas a hacer su trabajo. Creo que las instituciones encargadas de procurar justicia están por encima de las coyunturas políticas y eso es lo importante: que se respeten las leyes", dijo el diplomático.

swissinfo, Luis Vázquez, Ginebra

Datos clave

La anulación de la amnistía para ex militares argentinos implicados en violaciones a los derechos humanos, abre posibilidad de juzgar en Suiza a Eduardo Massera y Jorge Videla.

End of insertion

Contexto

Alexis Jaccard tenía 25 años cuando fue desaparecido en Argentina. Tenía la doble nacionalidad suiza y chilena.

Formaba parte de las juventudes comunistas; fue arrestado primero en Chile, luego del golpe del general Pinochet en 1974.

Liberado en 1975 se refugió en Argentina; más tarde, se instaló en Suiza (país de origen de su padre).

En Ginebra estudió en la Universidad de esa ciudad; siendo estudiante viajó a Argentina, donde fue secuestrado en 1977 y desde entonces dado por desaparecido.

En su memoria, una sala de la Universidad de Ginebra lleva su nombre.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.