Navigation

"Sin un cuerpo es imposible comenzar un luto"

Este contenido fue publicado el 03 mayo 2018 - 11:00
Stefania Summermatter y Ricardo Torres, Medellín del Ariari

El misionero claretiano, licenciado en Filosofía, Teología y Sociología, Henry Ramírez Soler llegó a Medellín del Ariari a los 22 años. Era 1996, una de las épocas más duras del conflicto, y desde entonces, el padre ha luchado junto a las víctimas por la verdad y la justicia. Entre otras cosas, su experiencia sirvió de base para el desarrollo de una estrategia de investigación para los desaparecidos durante las negociaciones de paz en La Habana. swissinfo.ch lo acompañó durante varios días en su trabajo pastoral y en su defensa de los derechos humanos. (Ricardo Torres y Stefania Summermatter)


Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.