Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

No hay avances entre Suiza y la Unión Europea

El presidente de Suiza ,Joseph Deiss, y el Primer Ministro de Irlanda, Bertie Ahern.

(Keystone)

La visita a Dublín del presidente de la Confederación, Joseph Deiss, no consiguió desbloquear las negociaciones bilaterales II entre Berna y Bruselas.

La delegación helvética busca un acuerdo global sobre la fiscalidad y el ahorro en el marco de los acuerdos de Schengen.

La Unión Europea, en cambio, insiste en una solución por separado en asuntos que el Gobierno helvético estima vital para el mantenimiento del secreto bancario. Pero la posición europea sigue siendo inflexible.

Joseph Deiss se entrevistó en Dublín, la capital de Irlanda que ejerce la presidencia de la UE, con el Primer Ministro Bertie Ahern, el ministro de Finanzas Charlie McCreevy, y la presidenta Mary McAleese.

El presidente de Confederación reiteró la posición de Suiza consistente en concluir en forma paralela los 9 asuntos que comprenden las negociaciones bilaterales II.

En busca de un resultado coherente

El presidente destacó que Suiza ha hecho varias concesiones relacionadas con la fiscalizad y el ahorro y que ahora esperaba una actitud similar de la Unión Europea en el tratamiento de los temas aún pendientes.

“Para Suiza es importante conseguir un resultado coherente en temas claves como la fiscalizad y el ahorro y la cooperación europea sobre seguridad interior y políticas de asilo", declaró al término del encuentro, Manuel Sager, portavoz del Ministerio suizo de Economía.

Por su parte, el ministro islandés reafirmó la posición de la UE que pide a Suiza ratificar los acuerdos sobre la fiscalidad y el ahorro sin vincularlos a los temas aún pendientes.

Muy cerca de un acuerdo

Joseph Deiss señaló que las negociaciones bilaterales II han estado a punto de concluir con un acuerdo, ya que algunos aspectos, como las infracciones fiscales, han sido claramente delimitadas.

A su juicio, “todo depende ahora de la voluntad política de la Unión Europea”.

Según el politólogo Laurent Goetschel de la Universidad de Basilea, Bruselas tiene mucho que ganar llegando a una solución negociada con un país que no es miembro de la UE.

De ahí que el presidente de la Confederación, Joseph Deiss, instó al primer ministro irlandés, Bertie Ahern, a que aproveche el periodo en que ejerce la presidencia rotativa de la UE para llevar a buen término las bilaterales II.

Este último aseguró que mantendrá informado al presidente de la Comisión Europea, Romano Prodi, sobre el alcance de las conversaciones de este lunes (16.02).

Europa ampliada

Con relación a la cuestión de la extensión de los acuerdos sobre libre circulación de personas a los nuevos miembros, ambas partes manifestaron su confianza en una solución satisfactoria para todos.

Durante las últimas negociaciones del pasado 4 de febrero, Suiza y la UE convinieron en que los suizos podrían durante un periodo de transición de 7 años, organizar un dispositivo de control en las fronteras para garantizar el libre tránsito a las personas originarias de los nuevos Estados miembros de la Unión Europea.

swissinfo y agencias

Contexto

Suiza busca un acuerdo global sobre la fiscalidad y el ahorro en el marco de los acuerdos de Schengen.

La Unión Europea, en cambio, insiste en una solución por separado.

El Gobierno helvético estima vital para el mantenimiento del secreto bancario un acuerdo que incluya la lucha contra el fraude.

Pero la posición europea sigue siendo inflexible.

Fin del recuadro

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes