Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Nube de incertidumbre en el futuro Suiza-UE

Berna y Bruselas han concluido unos 20 acuerdos principales y otros 100 secundarios.

(Keystone)

El gabinete ministerial tiene previsto celebrar una reunión especial el miércoles para discutir su estrategia relativa a las relaciones de Suiza con la Unión Europea.

El encuentro se produce un mes después de que la presidenta Doris Leuthard escuchara de los líderes de la UE que la era de los tratados bilaterales con los 27 miembros de la Unión llega a su fin después de más de una década.

Ambas partes acordaron revisar las relaciones en los próximos meses, posiblemente con vistas a negociar un paquete completo.

En ese marco, Suiza ofrecería fondos adicionales a la UE como parte de los esfuerzos para reducir las disparidades sociales y económicas dentro de la Unión.

Berna y Bruselas han concluido unos 20 acuerdos principales y otros 100 secundarios, pero con el tiempo la gran complejidad ha hecho cada vez más difícil gestionar y adaptar los acuerdos.

En el centro de las discusiones que deberán establecerse se encuentran, en particular la adopción automática de las normas de la UE y la creación de un tribunal para resolver las cuestiones controvertidas.

En 1992 los votantes suizos rechazaron, por estrecho margen, la adhesión al Espacio Económico Europeo (EEE), lo que sería una paso hacia la integración completa a la UE. Esa decisión de Suiza ha marcado las relaciones de Suiza con su socio comercial más importante desde entonces y es considerado un hito para el partido de derecha, Unión Democrática del Centro (UDC) y su figura más representativa, Christoph Blocher.

El debate público sobre el papel de Suiza en Europa casi ha desaparecido de los titulares en los últimos años, con todas las partes atrincheradas en sus posiciones.

Sin embargo, el gobierno ha reiterado que la forma bilateral es la única opción viable, aduciendo que esa política ha sido confirmada en seis votaciones nacionales desde 1997.

Preocupaciones

El grupo de presión pro-UE, ‘Movimiento Europeo de Suiza’, así como sus rivales contrarios a la UE, ‘Campaña para una Suiza Independiente y Neutral (CINS), han expresado su preocupación antes de la reunión del gabinete.

“Temo que el gobierno se lamente sobre las supuestas limitaciones de los acuerdos bilaterales y por tanto proponga seguir adelante con el EEE, que no es otra cosa nada menos que la antesala de la plena adhesión a la UE”, señala el director del CINS, Hans Fehr.

Fehr destaca que su organización va a intensificar la lucha por la independencia de Suiza y acusa al gobierno de haber perdido “la fuerza para defender los intereses del país”.

Por su parte, el ‘Movimiento Europeo’ tiene la convicción de que el gobierno no tendrá el valor de proponer vínculos más estrechos con Bruselas.

“Tememos que la prioridad del gobierno a medio plazo sea la de continuar con los tratados bilaterales”, según Michael Fust.

El gobierno podría no tener el coraje de extraer la conclusión correcta del estancamiento con la UE y podría estar preocupado de que un cambio en su política europea no fuera valorado por los ciudadanos, opina Fust.

Debate y retraso

Los observadores dicen que el gobierno podría abrir un debate interno esta semana, hacer un balance de la situación y retrasar la decisión por unas pocas semanas.

“Es posible que el gabinete diga que necesita más tiempo para examinar la situación en profundidad”, dice el experto en Europa, Dieter Freiburghaus.

El politólogo Georg Lutz, de la Universidad de Lausana, dice que le sorprendería si el gabinete tomó una postura clara.

Su conjetura es que “tardará bastante leer entre líneas para saber lo que el gobierno trata de lograr en realidad”,

Lutz explica que el gabinete podría optar por una salida barata con el anuncio de que va a examinar todas las opciones. Si no, podría identificar opciones concretas para analizar.

El politólogo no excluye que el gobierno proponga una nueva votación sobre un tratado del Espacio Económico Europeo (EEE) o acerca de algún tipo de acuerdo marco. Sin embargo, Lutz descarta la normas de adhesión a la UE que califica como de potenciales “suicidio político”.

También estima que el gobierno podría ser reticente a adoptar una posición debido a que algunos partidos y organizaciones no se han formado una opinión clara sobre la integración europea y, posiblemente, también por los temores de que la derecha podría aprovechar cualquier cambio respecto a la UE para su campaña de cara a las elecciones parlamentarias del próximo año.

Urs Geiser, swissinfo.ch

SUIZA Y EUROPA

1961: Siete países, incluida Suiza, han firmado el Tratado constitutivo de la Asociación Europea de Libre Comercio (AELE).

1963: Suiza se unie al Consejo de Europa.

1992: El gobierno solicita abrir negociaciones de adhesión a la Unión Europea. La candidatura suiza sigue pendiente.

2006: El Informe del Consejo Federal sobre la integración europea pone de manifiesto que la política europea de Suiza se basa en las relaciones bilaterales.

Desde 1972, Suiza y la Unión Europea han firmado unos 120 acuerdos.

Fin del recuadro

Votaciones populares

1992: Rechazo de 50,3% de votos al tratado para la adhesión al Espacio Económico Europeo (EEE).

1997: La ciudadanía suiza rechaza con 74% de votos la adhesión a la Unión Europea, inclinándose por el parecer de los partidos de la derecha nacionalista.

2000: El primer paquete de acuerdos bilaterales (libre circulación de personas, obstáculos técnicos al comercio, mercados públicos, agricultura, transporte aéreo y terrestre, participación de Suiza en los programas de investigación de la UE) fue aprobado por 67,2% de los votos.

2005: El segundo paquete de acuerdos bilaterales (seguridad interior, asilo, medio ambiente y cultura) también fue aceptado por una gran mayoría ciudadana.

La extensión de la libre circulación de personas trabajadoras de los nuevos diez Estados miembros de la UE también es aceptado.

2009: El electorado acepta reducir el acuerdo de libre circulación y extenderlo para Rumania y Bulgaria. Aprueba el pago de mil millones de francos “para mejorar las condiciones para la cohesión de Rumania y Bulgaria.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes