Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Ondas magnéticas contra la depresión

La nueva terapia contra la depresión puede causar dolores de cabeza pasajeros.

(swissinfo.ch)

Un 50% de la población suiza sufre de depresión clínica y 20% atraviesa una fase depresiva más o menos grave en el curso de su vida.

La estimulación magnética transcraneal (SMT), experimentada también en Ginebra, es utilizada para tratar los casos más graves de resistencia a los medicamentos.

Cada año se registran en Suiza 1.400 suicidios, con frecuencia imputables a la depresión. Una cifra impresionante que figura a la cabeza de las clasificaciones mundiales.

Los tratamientos tradicionales de la depresión, como el Prozac o la psicoterapia, no siempre se revelan eficaces. Para remediar esa situación, se procede actualmente a experimentar un tratamiento que permita estimular las zonas del cerebro responsables de los cambios de humor, y aliviar al paciente.

Es el caso, desde el 2003, del Hospital Universitario de Ginebra (HUG), en el que 30 pacientes, muy resistentes a los tratamientos clásicos, están sometidos a la estimulación magnética trancraneal.

"La mitad de ellos han reaccionado bien a esta terapia alternativa y han permanecido estables durante algunos meses", explica Rachid Fady, responsable del programa ginebrino, junto con Jean Golaz.

Reembolsado en Canadá e Israel

Aún en estado experimental en Suiza, la SMT es reconocida y reembolsada por el seguro médico en Canadá e Israel.

Esta técnica, que consiste en estimular la corteza cerebral con un aparato de estimulación magnética, es igualmente utilizada en España (una pionera), Estados Unidos, Francia, Alemania, Gran Bretaña, Austria, Finlandia y Australia.

La SMT encuentra otras aplicaciones en neurología, en el tratamiento del mal de Parkinson, de la esclerosis en placas, la epilepsia y los dolores crónicos.

Otra elección

"En Francia, la SMT es utilizada como substituto de medicamentos incluso en pacientes que toleran bien estos últimos, porque es bueno tener más posibilidades", explica Rachid Fady.

"Es en esa dirección que esta terapia tiene futuro, pero nosotros no pensamos llegar al punto de suprimir completamente los medicamentos", agrega el médico.

La poderosa industria farmacéutica no dejará tan fácilmente a las personas depresivas y a las hipocondríacas, esos 'buenos clientes' que consumen muchos medicamentos durante largos períodos.

¿Mejorar las facultades intelectuales?

La SMT permite estimular ciertas zonas cerebrales bien precisas. Alguien pensó, lógicamente, que la estimulación magnética podría, además de sus aplicaciones terapéuticas, servir para mejorar las facultades cerebrales, crear un supercerebro capaz, por ejemplo, de hacer cálculos complicados o de aprender a dibujar sin esfuerzo.

"En Australia, se han efectuado investigaciones de ese tipo y en Estados Unidos se han publicado algunos artículos. No es muy serio, en mi opinión, es un poco folclórico y quizá también peligroso", subraya el doctor Golaz.

Vivimos con esos campos magnéticos

Se impone la prudencia al hablar de campos magnéticos, un terreno aún poco conocido y que despierta cierto temor.

"Las frecuencias que utilizamos para la SMT son mucho más elevadas que las de los teléfonos celulares o de los hornos microondas y son aplicadas al cerebro de pacientes de manera muy localizada y selectiva. Se trata de irradiar un cono de algunos centímetros cúbicos bajo el cráneo", prosigue Jean Golaz.

"Todos somos habitantes de la Tierra, sometidos a campos magnéticos. Sabemos que, por ejemplo, hay regiones más perturbadas que otras, como las zonas volcánicas", agrega el médico.

La posibilidad de desbloquearse

"Desde que la resonancia magnética existe –explica el doctor Fady- millones de tratamientos han sido realizados en el mundo. Y no ha habido más que siete decesos debidos a una manipulación inadecuada. Se trata de personas que no debrían haber sido sometidas a ese tipo de tratamiento porque tenían, por ejemplo, un objeto de metal en el cerebro, tras una intervención quirúrgica".

La SMT utiliza un campo magnético muy parecido al de la resonancia magnética, mucho más fuerte, pero menos rápida que la de los teléfonos celulares.

"Ciertamente, nosotros no quemamos el cerebro que, por el contrario, debe permanecer intacto para poder responder a la terapia, pero le damos la posibilidad de desbloquearse".

swissinfo, Raffaella Rossello
(Traducción, Marcela Águila Rubín)

Datos clave

Los antidepresivos o los ansiolíticos son los medicamentos prescritos con mayor frecuencia en el mundo occidental.

En Suiza, las ventas alcanzan más de 230 millones de francos por año.

Fin del recuadro

Contexto

La SMT fue utilizada primero por la investigación de base para estudiar el funcionamiento del cerebro.

Se reveló útil para el tratamiento de algunos desórdenes, de la depresión y de trastornos auditivos provocados por la esquizofrenia o la epilepsia.

En el 2003, el Hospital Universitario de Ginebra inició una investigación en una treintena de pacientes.

Para imponerse en el futuro, la SMT debería no solamente ser rápida y eficaz, sino permitir economías.

Una vez la maquinaria instalada, los costos de la terapia bajan y permiten ahorros a las aseguradoras médicas.

Fin del recuadro


Enlaces

×