Navigation

Skiplink navigation

Polémica en torno al himno nacional suizo

Pocos suizos se saben de memoria la letra del himno nacional. Keystone

Algunos se emocionan y se enorgullecen; otros lo tachan de frivolidad y ridiculez. El himno nacional suizo despierta sensaciones dispares.

Este contenido fue publicado el 22 julio 2005 - 18:34

Una moción presentada al Parlamento pide modificar la letra en consonancia los valores de la Constitución de 1999.

El cántico Sur nos monts, quand le soleil (En nuestros montes, cuando el sol), fue declarado oficialmente himno nacional en 1981. Desde esa fecha se ha intentado modificarlo y hasta suprimirlo, pero el cántico ha sobrevivido en su versión original hasta el día de hoy. Y el Consejo Federal (gobierno) sigue considerándolo un himno popular y digno.

La diputada Margret Kiener Nellen (socialista, Berna) no comparte esa visión. Sostiene que este cántico, compuesto en 1841, refleja una percepción "nacionalista" y el "patetismo del siglo XIX", además de dirigirse "exclusivamente a la población masculina".

En marzo del 2004 la parlamentaria presentó una moción solicitando una nueva redacción del texto acorde con los valores fundamentales y objetivos del Estado inscritos en la Constitución Federal de 1999 y el principio de igualdad entre hombres y mujeres.

El Parlamento todavía no se ha pronunciado sobre esta moción, pero el Gobierno ya ha propuesto rechazarla. Según el Ejecutivo, cada ciudadano y cada ciudadana tiene su concepción personal del himno nacional.

Identidad común

Aunque el Gobierno reconoce que el himno no causa emoción en algunos ciudadanos, considera que otros "ven en su pathos y carácter religioso – religioso en el sentido de religar – un pilar de la identidad común".

Otra cuestión es la popularidad del cántico suizo. Diversos sondeos realizados en los últimos años muestran que al menos un tercio de las personas consultadas no conocía el himno nacional y que sólo un porcentaje ínfimo se sabía la letra de memoria.

A diferencia de otros países, el himno nacional es en Suiza una tradición reciente que se remonta a fines del siglo XIX. En ello han influido, entre otros factores, la autonomía de los cantones y la falta de competencia de la Confederación para imponer un texto único.

Adopción definitiva en 1981

Durante mucho tiempo el cántico fue una canción patriótica e, inicialmente, se adoptó como himno nacional de forma provisoria. Fue solamente en 1981, tras consultar a los cantones, cuando fue declarado oficialmente himno nacional. El texto es obra del zuriqués Leonhard Widmer, la melodía del sacerdote y compositor Alberik Zwyssig, de Uri.

Todas las tentativas para reemplazarlo han fracasado. Así, en 1986 la Alianza Nacional, por boca de su diputado Fritz Meier (Zúrich) pidió que se declarara como himno nacional la obra Roulez tambour, de Henri-Frédéric Amiel.

A finales de los años 90, la fundación Pro CH 98 también intentó promocionar un nuevo cántico compuesto por Christian Daniel Jacob, de Argovia. Pero la fundación quebró y con ella también el proyecto.

swissinfo y agencias

Contexto

El himno nacional es en Suiza una tradición reciente que se remonta a finales del siglo XIX.

El canto patriótico O Monts indépendants fue el más utilizado hasta 1961. Basado en un texto de Johann Rudolf Wyss y compuesto en 1811, iba acompañado por la música del himno nacional inglés God Save the King (Queen), de Henry Carey.

Al multiplicarse las críticas, el Gobierno suizo decidió adoptar provisoriamente un cántico puramente helvético (el de Alberik Zwyssig), que fue declarado oficialmente himno nacional solamente en 1981, tras consultar a los cantones.

El texto del actual himno nacional suizo es obra de Leonhard Widmer, de Zúrich, y la música del sacerdote y compositor Alberik Zwyssig, de Uri.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo