Navigation

Los suizos en Perú están “decepcionados”

El presidente Kuczynski llega al Palacio del Gobierno en Lima tras anunciar su renuncia. Copyright 2018 The Associated Press. All rights reserved.

No existe preocupación entre la comunidad helvética en Perú tras la dimisión ayer del presidente Pedro Pablo Kuczynski (PKK), pero sí “cierta decepción”, reconoce el embajador de Suiza en el país andino, Markus-Alexander Antonietti.

Este contenido fue publicado el 23 marzo 2018 - 10:45
Norma Domínguez, Buenos Aires

La renuncia del mandatario se produjo tras un escándalo por videos filtrados que comprobarían la compra de votos para evitar su destitución en el Congreso.

Contenido externo

"Aquí tenemos una economía que funciona bien. Como vemos ahora con el cambio de presidencia, el marco institucional funciona también a pesar de la diferencia entre el Ejecutivo y el Congreso de la República”, relata desde Lima el embajador suizo en Perú, Markus-Alexander Antonietti.

Cuando Kuczynski promediaba su primer año como jefe de Estado, en octubre de 2017, el diplomático asumió su cargo, portando un buen ‘background’ de la región por su experiencia como consejero en Guatemala primero, y luego como Embajador en Ecuador y Venezuela. Así, al inicio de su estadía todavía persistía en Perú la ilusión de que las fricciones políticas entre Parlamento y Ejecutivo lograrían acomodarse.

Antonietti estimó que la gente y las empresas suizas van a asumir que deben esperar a los nuevos ministros y que asuma el nuevo Presidente, que en este caso ya se informó que será el actual primer vicepresidente de Perú, Martín Vizcarra, quien se encontraba paralelamente como Embajador en Canadá.

Explicó, que de acuerdo con el artículo 113 de la Constitución peruana, si un jefe de Estado renuncia o es vacado, quien asume la presidencia es el primer vicepresidente de la República, por lo que correspondería a Vizcarra tomar las riendas del país.

"Esperamos que el nuevo Presidente que asuma esté dispuesto a dialogar y a lograr un clima de concordia entre las distintas fuerzas políticas", anheló el diplomático, y agregó:

​​​​​​

"Reconozco que estamos un poco decepcionados por esta crisis política, porque la gente pensaba que esta situación de enfrentamientos podía mejorarse. Sin embargo no fue así y otra vez los representantes políticos están enfrentados y los problemas persisten. Por lo tanto, la comunidad siente que finalmente se trataba de una 'fata Morgana' (un espejismo, o una ilusión). Y eso da tristeza porque hay que empezar nuevamente de cero”

“Todo el pueblo peruano quiere estabilidad política. Este es un país de gran riqueza natural y cultural, y con el cual mantenemos vínculos de amistad desde hace mucho tiempo”, concluye Antonietti.

Hasta ahora, todas las señales oficiales auguran que la transición será ordenada.

El escándalo y la sombra de Odrebrecht

Las mentiras del jefe de Estado sobre sus relaciones con Odebrecht cuando era ministro de Hacienda en el gobierno de Alejandro Toledo - quien también tiene una orden de extradición por haber recibido presuntamente 20 millones de dólares de la constructora brasileña- acabaron con su gestión.

Odebrecht reveló que había pagado casi 5 millones de dólares por asesorías a empresas ligadas a Kuczynski cuando era ministro. La empresa reconoció que hizo aportes de campaña en 2006 y 2011 a los últimos cuatro ocupantes del sillón presidencial peruano y también a Keiko Fujimori.

Relaciones Suiza-Perú

Suiza es el tercer socio comercial de Perú y el principal destino del oro peruano en el extranjero, una constante que marca la agenda bilateral desde hace muchos años. 

En 2017, la presidenta de Suiza, Doris Leuthard, visitó Perú por dos días y se reunió en privado con el presidente Kuczynski.

La Secretaría de Estado de Economía suiza (Seco) en Perú  dispone de un presupuesto de 70 millones de dólares para los próximos 3 años destinados a proyectos de cooperación con tres ejes prioritarios: trabajar con instituciones y políticas económicas a nivel nacional y subnacional; fortalecer el sector privado competitivo y la creación de más y mejores puestos de trabajo, y buscar un desarrollo urbano sostenible y crecimiento verde.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.