Suiza acogerá a los dos uigures de Guantánamo

De Guantánamo al Jura suizo... AFP

A pesar de la presión de China, y por razones humanitarias, Suiza acogerá a dos uigures detenidos en Guantánamo. El Consejo Federal (Gobierno) dio su aprobación este miércoles, luego de semanas de debates. Los hermanos serán domiciliados en el Jura.

Este contenido fue publicado el 03 febrero 2010 - 16:58

La decisión del Consejo Federal se produjo un día después de que el Gobierno del cantón del Jura confirmara su intención de acoger a los dos hombres. La Oficina Federal de Migración recibió la orden de aprobar la concesión de los permisos de residencia pertinentes.

Los hermanos, que han estado detenidos durante años en Guantánamo sin ser acusados ni juzgados, no representan ningún riesgo, de acuerdo con el análisis de los expertos, aseguró la responsable de la cartera de Justicia y Policía, Eveline Widmer-Schlumpf a la prensa.
Los ex reos se comprometieron a aprender francés y a integrarse profesionalmente, añadió la ministra.

Otro ex detenido de Guantánamo, de origen uzbeko, vive desde enero en el cantón de Ginebra.

La reacción de China

Reacción inmediata: China se “opone firmemente” a la decisión del Consejo Federal, dijo este miércoles un portavoz de la Embajada de China en Berna. Pekín se opone a la decisión de Suiza “porque no responde a los intereses fundamentales de ambos países”, agregó el portavoz. China rechazó sin embargo justificar su reacción.

Cabe recordar que antes de la Navidad, la representación oficial china había enviado una carta a Eveline Widmer-Schlumpf, en la que pidió a Suiza rehusarse a recibir a los hermanos uigures. Y ello, con la advertencia de que una decisión contraria podría enturbiar las relaciones bilaterales.

El Gobierno chino acusó a los dos uigures de pertenecer al Movimiento Islámico de Turkmenistán Oriental (ETIM).

La ONG Amnistía Internacional desestimó ese señalamiento:

“Los dos uigures no tienen ningún vínculo comprobado con ninguna organización terrorista, sino que fueron detenidos de una manera completamente arbitraria.

“Hasta ahora, China no ha proporcionado ninguna evidencia creíble que demuestre que el ETIM ha participado en actividades terroristas. Hay personas que incluso dudan de la existencia de esa organización”, precisó Amnistía.

Tal versión fue confirmada en parte por el Ministerio de Justicia. “Un grupo de trabajo interdepartamental efectuó una minuciosa investigación, tanto en materia de seguridad como de integración en Suiza. Estas dos personas no están en la lista de terroristas elaborada por la ONU”, afirmó Guido Balmer, portavoz de la dependencia.

Dignidad

Por su parte, la Sociedad para los Pueblos Amenazados (SPA) acogió con beneplácito la decisión del Gobierno suizo. Señaló que con ello, Berna ofrece a los hermanos la posibilidad de llevar una vida en libertad y con dignidad en el cantón del Jura.

La organización también se manifestó satisfecha de que el Gobierno suizo hubiera dado más importancia a los derechos humanos que a los intereses de la industria helvética de exportación.

Por otra parte, la SPA pidió al Consejo Federal establecer un real diálogo con China sobre derechos humanos, en particular, con respecto a los derechos de las minorías.

swissinfo.ch y agencias

Guantánamo sigue abierto

El lunes 11 de enero 2010 se cumplió el octavo aniversario de la apertura por Estados Unidos de un campo de prisioneros en la base naval de Guantánamo, en Cuba.

A pesar de la promesa del presidente estadounidense, Barack Obama, de cerrar el lugar en enero de 2010, cerca de 200 detenidos siguen todavía ahí.

Francia, Portugal, Bélgica y Hungría han recibido a una serie de ex detenidos.

El Consejo Federal (Gobierno) suizo anunció en diciembre pasado la decisión de Ginebra de acoger a un prisionero de Uzbekistán. El hombre ya se estableció en ese cantón suizo.

22 uigures capturados en Afganistán estaban en Guantánamo. Todos ellos han sido rehabilitados y pueden ser liberados. Cinco fueron recibidos por Albania en 2006, cuatro por las Bermudas en junio pasado y seis por el archipiélago de Palau (Océano Pacífico) en octubre.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo