Navigation

Skiplink navigation

Prisiones de la CIA en Rumania y Polonia

El suizo Dick Marty, relator del Consejo de Europa, difunde su segundo informe sobre las actividades de la CIA en Europa. Keystone

Polonia y Rumania abrigaron centros de detención de la CIA entre 2003 y 2005, acusó el senador suizo Dick Marty, relator de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa.

Este contenido fue publicado el 08 junio 2007 - 20:19

La Comisión Europea pidió a los países concernidos que emprendan una investigación "rápida e independiente".

"Lo que no eran más que alegatos son ahora certitudes", subrayó Dick Marty quien añadió que "persisten suficientes elementos para afirmar que entre 2003 y 2005 existieron centros de detención dirigidos por la CIA, particularmente en Polonia y en Rumania".

La Comisión Europea reaccionó de inmediato con al petición a los Estados involucrados de iniciar "una investigación rápida e independiente" sobre el tema. Ambos países se apresuraron a rechazar tales afirmaciones.

Un año después de sus primeras revelaciones con respecto a los traslados ilegales de presuntos terroristas a través del espacio aéreo europeo, el senador suizo endureció sensiblemente el tono en su segundo informe sobre las actividades ilegales de la CIA en Europa.

"Ese informe, como el precedente, no aporta ninguna prueba para confirmar sus alegatos, con la excepción de 'fuentes' no identificadas cuya credibilidad no puede ser juzgada", reaccionó Bucarest, mientras que Varsovia afirmó que "no hubo bases secretas en Varsovia".

"Polonia mantiene su posición. No hubo centros secretos en Polonia", aseguró un vocero del Ministerio de Exteriores de ese país.

Confirmación de sospechas

En su primer informe, presentado en junio del 2006, el senador suizo manifestaba sus sospechas con respecto a la existencia en ambos países de los citados centros de detención.

Los presidentes polaco y rumano de la época, Alexander Kwasniewski y Ion Iliescu estaban al corriente de esas detenciones y las autorizaron, afirmó ahora el relator.

En particular, el senador suizo funda sus acusaciones en datos proporcionados por fuentes de los servicios de información estadounidenses y de los países concernidos, que habrían solicitado "el anonimato más completo".

Polonia y Rumania han negado siempre haber albergado centros de detención a los que la CIA habría transferido prisioneros en el marco de lucha contra el terrorismo iniciada luego de los atentados del 11 de septiembre.

Acuerdos secretos con la OTAN

Dick Marty reveló igualmente que en el 2001 Estados Unidos y la OTAN concluyeron un acuerdo secreto para permitir a la CIA encarcelar a personas sospechosas de terrorismo en Europa.

De acuerdo con el relator, se produjeron colaboraciones, tanto "públicas" como "secretas" entre Estados Unidos y sus aliados de la OTAN sobre la base de un acuerdo concluido el 4 de octubre del 2001 y que habría servido de plataforma para acuerdos bilaterales también secretos".

En lo que toca a Polonia, Marty aseguró que sus informaciones son "corroboradas" por informes de movimientos aéreos que Polonia, en particular, pretendía ignorar y que nosotros podríamos probar gracias a diferentes fuentes documentales".

De acuerdo con él, el ex presidente polaco "conocía y aprobó" el papel de su país en las actividades secretas de detención de la CIA en territorio polaco.

Vuelo camuflado

El senador suizo agrega que Khalid Sheik Mohammed, presunto dirigente intelectual de los ataques del 11 de septiembre, fue transportado secretamente de Kabul a Szymani (Polonia) en marzo del 2003 a bordo de un vuelo "deliberadamente camuflado con planes de vuelo ficticios".

El antiguo presidente rumano, Ion Iliescu, por su parte, habría negociado y firmado el 30 de octubre del 2001 un acuerdo con Estados Unidos que preveía "una extensión de las actividades estadounidenses en suelo rumano", en particular, un régimen de acceso especial al territorio nacional.

Gracias a ese acuerdo, los servicios de información rumanos participaron en la creación de una "zona de seguridad" en el sureste de Rumania donde las fuerzas estadounidenses contaban con autorizaciones generales de aterrizaje y de empleo de las instalaciones", apuntó Marty.

En su informe, el senador acusó a algunos gobiernos europeos, incluidos Alemania e Italia, de haber obstaculizado la investigación de la verdad bajo el argumento de "secreto de Estado".

Este vacío jurídico no puede sino favorecer arbitrariedades y desviaciones de toda suerte", lamentó el relator.

swissinfo y agencias

Antecedentes

En noviembre del 2005 el diario estadounidense Washington Post informa que la Agencia Central de Información (CIA) ha ocultado e interrogado a presuntos miembros de la organización Al Qaeda en instalaciones secretas en Europa Oriental.

Otros informes periodísticos señalan a Polonia y Rumania. Ambos países niegan las acusaciones.

En mayo del 2006, un juez estadounidense abandona el juicio del antiguo jefe de la CIA y varios de sus empleados contra German Khaled el-Masri, quien asegura haber sido secuestrado y torturado por la agencia, e incluso haber sido mantenido durante meses en Afganistán.

El 7 de junio del 2006, el relator del Consejo de Europa, Dick Marty, dice en su primer informe al respecto que más de 20 países, sobre todo de Europa, conspiraron en una "telaraña global" de prisiones secretas de la estadounidense CIA y de transferencias de preso.

Reconoce sin embargo que no puede demostrar sus aseveraciones de que la CIA controló prisiones secretas en Polonia y Rumania.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo