Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Proceso UBS en Estados Unidos: acuerdo amistoso

La ministra suiza de Exteriores Micheline Calmy-Rey durante su encuentro con la secretaria de Estado de EE. UU., Hilary Clinton.

(Keystone)

Los Estados Unidos y Suiza llegaron a un acuerdo en los "principales aspectos" para evitar que el banco UBS comparezca ante la justicia americana por un posible delito de evasión fiscal. Ambas partes todavía tienen que cerrar los detalles en la próxima semana.

El próximo viernes se producirá una nueva conferencia telefónica dirigida por el juez Alan Gold.

De hecho, el proceso civil que debía comenzar el lunes ante el Tribunal Federal de Miami vuelve a aplazarse. A partir de ahora, éste podría comenzar únicamente si las partes implicadas, los Estados Unidos a través de su Ministerio de Justicia y Suiza, no lograran conclucir el acuerdo de manera amistosa.

Así pues este viernes, el juez Alan Gold pudo constatar un avance significativo tras 48 horas de nuevas conversaciones. Como resultado, el juez aplazó hasta el lunes, 10 de agosto, la apertura de un eventual proceso.

El próximo viernes se producirá una nueva conferencia telefónica dirigida por el juez Alan Gold donde convocará a las partes con el fin de verificar su buena disposición. Mientras tanto, el juez va a continuar las audiencias con el fin de mantener el control del dossier.

Varios minutos

El encuentro telefónico de este viernes duró varios minutos durante los que cada uno expuso su punto de vista. "Las partes han encontrado un acuerdo sobre los puntos esenciales", declaró Stuart Gibson, representante del fisco americano.

Después, Stuart Gibson pidió al juez el aplazamiento de la apertura del proceso y la celebración de una nueva conferencia telefónica, que fue aceptada por el juez. Éste ha dejado entrever que los puntos todavía por discutir son fundamentales para poder llegar a un acuerdo definitivo.

Multa a la vista

El fisco de los Estados Unidos solicita la divulgación de 52.000 nombres de clientes americanos del UBS sospechosos de haber substraído las cuentas a sus autoridades. Las personas aludidas dispondrán de un plazo que va hasta septiembre para revelar su situación y parece que serán centenares las que lo hagan para atenuar las sanciones.

La conclusión de un acuerdo extrajudicial no librará al banco de pasar por caja para compensar las pérdidas ocasionadas por el caso de evasión fiscal. La suma podría suponer algunos miles de millones de francos.

De la misma manera también es importante saber si se comunicarán más nombres al fisco americano, como pasó en febrero con la divulgación de 250 identidades de titulares. El Consejo Federal (Gobierno suizo) quería evitar esta posible decisión para garantizar la defensa del secreto bancario.

Satisfacción de los ministros

El acuerdo fue acogido positivamente por los ministros de Asuntos Exteriores de ambos países. Antes de recibir a su homóloga suiza Micheline Calmy-Rey en Washington, Hillary Clinton declaró a la prensa que se trataba de un "acuerdo de principio", para el que el Gobierno americano había "trabajado muy duramente".

La secretaria de Estado no hizo más comentarios. También igual de lacónica, la jefa de la diplomacia helvética simplemente manifestó sentirse "aliviada" y "muy satisfecha" con el acuerdo.

"Extremadamente importante"

También mostró su satisfacción Martin Naville, director de la Cámara de Comercio Americana-Suiza. "Este acuerdo es extremadamente importante, en primer lugar para el UBS, para el sistema bancario y para la economía mundial, ya que el UBS desempeña un papel tal que cualquier desestabilización sería verdaderamente negativa", explicó a swissinfo.ch.

"En segundo lugar, porque sin un acuerdo de este tipo, las relaciones entre los dos países, que son por otro lado excelentes, podrían haber sufrido un duro golpe", añadió Martin Naville.

En la Bolsa suiza, la acciones del UBS reaccionaron al alza tras el anuncio de esta decisión que se enmarca en el enredo jurídico-fiscal en el que está inmerso el banco. A las 15h horas y 5 minutos, los valores subían hasta el 4,19% a cambio de 15,65 francos, en un mercado (SMI) en progresión solamente del 0,14%.

swissinfo.ch y agencias

UBS en Estados Unidos

El UBS tiene actualmente cerca de 76.700 empleados, de los cuales el 35% en Estados Unidos.

Según especialistas, un acuerdo extrajudicial entre el UBS y el gobierno de EEUU podría costarle al banco entre 2.000 y 10.000 millones de francos suizos.

Fin del recuadro

CONTEXTO

El pasado febrero, las autoridades fiscales de EE UU (IRS) presentaron una denuncia ante el Tribunal de Miami, para que decidiera si la justicia podía obligar o no a UBS a proporcionar la lista de 52.000 clientes sospechosos de un presunto fraude fiscal.

Apoyado por las autoridades suizas, UBS exigía que el fisco de EE UU le dé acceso a los nombres de los eventuales defraudadores sobre lo que se pide información.

Oficialmente para Suiza, la denuncia es contraria a los acuerdos de doble imposición en vigor con los Estados Unidos.

Berna afirmó que demandaría a UBS si el banco comunicara los 52.000 nombres al fisco de EE UU.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes









swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×