Navigation

Reclaman 100 millones de euros por accidente aéreo

El accidente aéreo costó la vida a 71 personas, entre ellos 54 niños. Keystone Archive

Familiares de las víctimas piden indemnización a Suiza, Alemania, Rusia, y Estados Unidos.

Este contenido fue publicado el 23 abril 2003 - 19:00

En causa la responsabilidad de la empresa suiza de control de tráfico aéreo Skyguide.

Los familiares de 40 víctimas del avión comercial ruso que chocó contra un avión de carga estadounidense sobre el Lago de Constanza en julio pasado reclamarán 100 millones de euros de indemnización a Alemania, Estados Unidos, Rusia y Suiza, anunciaron en Berlín sus abogados.

En el accidente perecieron 71 personas, incluyendo las tripulaciones de ambos aparatos. Los abogados reclamaron la formación de un fondo de compensación con aportes de la empresa suiza de seguridad aérea Skyguide y de la compañía aérea rusa Bashkirian Airlines, entre otras.

Los abogados de 40 de las víctimas dijeron en conferencia de prensa en Berlín que por cada persona fallecida en el accidente reclamarán una indemnización de 1,5 millones de dólares (1,37 millones de euros).

Niños y jóvenes entre las víctimas

En el choque aéreo sobre la localidad rural de Ueberlingen, en la margen nororiental del lago de Constanza, perecieron en la medianoche del 1 de julio de 2002 un total de 71 personas, entre pasajeros y tripulantes.

En el avión de la compañía rusa Bashkirian Airlines viajaban muchos niños y jóvenes que iban a pasar sus vacaciones en España. El avión de carga de la compañía de mensajería DHL, con dos tripulantes, volaba desde Bahrein a Bruselas.

Los abogados alemanes indicaron que también un bufete de abogados de Miami (Estados Unidos) representará los intereses de los familiares de las restantes víctimas.

Según los juristas, las indemnizaciones deberían ser reguladas por un fondo de compensación, cuyo volumen podría superar ampliamente los 100 millones de euros. Las compañías propietarias de los aparatos recibirían además indemnizaciones de sus respectivas empresas de seguros.

Los posibles contribuyentes de ese fondo serían Suiza, Alemania, la compañía rusa Bashkirian Airlines y la empresa de correo DHL, así como la empresa suiza de seguridad aérea Skyguide y la alemana Deutsche Flugsicherung.

Los aviones, un Tupolev y un Boeing, volaban a 11.000 metros de altura cuando se produjo la colisión, por causas que todavía no han sido debidamente aclaradas.

Los abogados indicaron que los contribuyentes deberían ponerse de acuerdo sobre el monto que deberá aportar al fondo cada una de las partes. Si no se lograra un acuerdo los familiares presentarían una demanda ante los tribunales.

Reacción de Skyguide

Las autoridades de Alemania se han mostrado dispuestas a discutir la propuesta. Por el contrario, "las de Suiza no se han mostrado hasta ahora muy cooperantes", dijo Michael Witti, uno de los juristas. "Creemos que los responsables principales en Suiza bloquean completamente las conversaciones", agregó.

Por su parte la reacción de la firma suiza Skyguide, responsable del control aéreo en el momento del accidente fue de "sorpresa total". Rosemarie Rotzetter, vocero de la empresa dijo que sus abogados no habían sido todavía notificados de la demanda de los representantes de las víctimas.

"El tipo de indemnización solicitada tampoco corresponde a las normas europeas, sino que a las estadounidenses. Skyguide busca desde hace meses una solución amistosa y las negociaciones con las familias en ese sentido continúan", agregó.

Para Skyguide, las negociaciones se prevén difíciles en la medida que no existe un acuerdo aéreo entre Suiza y Alemania lo que impide disponer de una base jurídica para determinar las responsabilidades.

Juan Carlos Tellechea, Berlín

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo