Navigation

Reforma de las pensiones, un gran reto para Suiza

Los sindicatos suizos se oponen a la reforma de las pensiones de vejez como propone el FMI. Keystone

El FMI alertó a Suiza sobre la importancia de unas finanzas públicas y un sistema de pensiones sanos. Esto implica revisar impuestos como el IVA y un gasto público más austero.

Este contenido fue publicado el 05 agosto 2004 - 09:55

La recompensa: una economía sana y la garantía de que las futuras generaciones también tendrán una pensión. Entrevista a Bob Traa, economista jefe para Suiza del FMI.

En marzo del 2004, la Confederación Helvética recibió una visita de los expertos del Fondo Monetario Internacional (FMI).

El objetivo: realizar una revisión integral de la economía y sus perspectivas de corto y mediano plazos.

Dicho ejercicio arrojó un amplio reporte –concluido en junio- en el que los expertos del FMI consideran que las perspectivas económicas de Suiza son mucho más favorables para el 2004-2005 que en los tres años previos, pues habrá más crecimiento, menos desempleo y seguirá la estabilidad de precios.

Sin embargo, aún hay una serie de asuntos pendientes. Las finanzas públicas son débiles y persisten las barreras en comercio interior.

A continuación, la mirada de Washington a través de una entrevista realizada por swissinfo a Bob Traa, economista jefe para Suiza del FMI y responsable de la misión que visitó el país.

swissinfo: El FMI estima que el déficit público de Suiza será del orden del 2,5% del PIB en el 2004´. ¿A qué se debe esto?

Bob Traa: Este déficit refleja que la economía suiza, pese a su mejora reciente, ha estado trabajando por debajo de su potencial. Por ello, los ingresos fiscales que recibe el gobierno han sido inferiores a lo 'normal', y el gasto más 'elevado' de lo común, porque hay más población en paro a la que hay que apoyar.

swissinfo: Suiza necesita pues aumentar sus ingresos. El FMI ha sugerido el incremento del Impuesto al Valor Agregado (IVA), pero apenas el pasado 8 de mayo, en referéndum, la población rechazó está propuesta. ¿Deben las autoridades insistir en el asunto? Y ¿cuándo sería un buen momento?

Bob Traa: El rechazo de la población a un mayor pago de IVA –impuesto indirecto que se paga sobre el consumo de bienes y servicios- evidencia la necesidad de una discusión más a fondo sobre el tema. Es importante ayudar a la población a comprender la presión que el envejecimiento poblacional está generando sobre las finanzas públicas.

Deben evaluarse 'paquetes de medidas' y no sólo medidas aisladas. Es una discusión que no se puede posponer indefinidamente o sólo se estarán acumulando desequilibrios que no podrán afrontarse en el futuro.

swissinfo: ¿Hay algún otro impuestos que valdría la pena revisar...?

Bob Traa: La ventaja del IVA es que impacta a toda la población de forma homogénea (ya que todo mundo consume) tal y como lo hace el sistema de pensiones, que beneficia también a toda la población.

Pueden explorarse otros impuestos, como aumentar el impuesto sobre el ingreso, pero esto siempre puede desalentar la creación de empleo.

swissinfo: Y al gobierno, ¿qué le toca hacer en materia de austeridad? ¿Dónde puede recortar gasto sin dañar la economía?

Bob Traa: Nuestra preferencia es siempre el llamado gasto corriente (gasto destinado a pagar instalaciones, servicios como luz, teléfono, rentas, salarios de la burocracia, etc). Es una tarea difícil, especialmente porque Suiza, como país, no tiene un sector público grande.

Pero lo que debe evitarse siempre es el camino fácil de reducir la inversión pública o rrecortar los presupuestos para infraestructura (creación o mantenimiento).

Nuestra experiencia es que, al final, no genera reducciones permanentes del gasto y puede conducir a un deterioro importante de la infraestructura pública, lo que mina la calidad de vida.

swissinfo: El sistema de pensiones suizo también enfrenta grandes problemas. Dentro de algunos años, los recursos serán insuficientes para enfrentar los compromisos derivados de la jubilación y el FMI ha enviado una señal de alerta al respecto. La población fue consultada sobre el tema y rechaza la idea de trabajar más años. A juicio del FMI, ¿qué es lo que la gente debe saber?

Bob Traa: La oposición pública a la idea de aumentar la edad mínima de jubilación es comprensible porque afecta los planes de mucha gente. Pero, por otra parte, la presión financiera que existe sobre el sistema de pensiones está ligada a una mayor esperanza de vida. Es una realidad.

La gente debe preguntarse cómo debe repartirse –entre jóvenes y viejos- la responsabilidad 'financiera' de vivir más años.

Y lo más importante, su visión debe proteger a aquellos que no han nacido aún y que no tienen manera de participar en el debate (pero requerirán de estos beneficios en un futuro). Las generaciones actuales deben saber el impacto negativo que la 'no acción' tendrá sobre las pensiones de sus hijos.

swissinfo: Y el último tema clave. El Banco Nacional de Suiza decidió en junio del 2004 aumentar las tasas de interés de referencia –tipo en el que se basan todos los créditos de empresas y familias. El sector privado se quejó de que esta decisión pone en riesgo la recuperación económica. ¿Qué opina el FMI?

Bob Traa: La tasa de interés anterior (0,25%) no podía mantenerse indefinidamente. Al elevarla al 0,5%, el BNS envió una señal clara a las empresas y a la población de que las tasas pueden seguir subiendo, factor que la población debe considerar al hacer sus planes (pues encarecerá sus créditos a largo plazo).

Pero, aun cuando la medida del BNS fue 'restrictiva', lo cierto es que su política monetaria sigue siendo expansiva y, por lo tanto, favorable para el crecimiento económico.

Entrevista swissinfo: Andrea Ornelas

Datos clave

Suiza adhirió al FMI el 29 de mayo de 1992.
Los DEGs son la “moneda” o canasta de monedas que utiliza el FMI para todas sus transacciones y préstamos oficiales.
Un DEG equivale a 1,85 francos suizos.

End of insertion

Contexto

Bob Traa es el economista jefe designado para Suiza por el FMI, organismo mundial cuya sede está en Washington desde hace 60 años.

Traa es también el Jefe de la Misión de expertos que visitaron Suiza durante la última semana de febrero y la primera semana de marzo del 2004, para realizar una evaluación sobre sus avances y retos.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.