Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

REGA, sinónimo de socorro que llega del cielo

Alta profesionalidad en el socorro aéreo a personas accidentadas.

(Keystone)

La Guardia Aérea Suiza de Rescate, REGA, recibió más de 9.500 llamados de auxilio en el año 2000 y se dispone a atender otro tanto en la temporada estival que se avecina en la Confederación. Sus helicópteros y aviones-ambulancia son preparados para acudir con la mayor prontitud posible al rescate de personas accidentadas o en riesgo.

La movilidad global, el turismo de recreo y la disposición a correr riesgos cada vez más grandes para escapar del aburrimiento cotidiano, implican un precio alto. Según los informes de la Guardia Aérea Suiza de Rescate aumenta el número de personas que exigen la asistencia de la REGA en accidentes automovilísticos o de montaña.

El año pasado fue requerida en 9530 ocasiones para intervenir en alguna acción de emergencia. Realizó 1336 vuelos de repatriación de pacientes a 113 países. Para llevar a cabo esa tarea dispone de 3 aviones-ambulancias que son empleados para dicho fin sólo si las condiciones del paciente no permiten su traslado por la aviación civil.

La meta principal de la Guardia Aerea Suiza de Rescate es prestar sus servicios de atención de urgencia en el lugar del percance. Desde su fundación, en 1952, la REGA ha realizados acciones de salvamento espectaculares, particularmente en las montanas suizas, donde salvó las vidas de varios alpinistas en la cara del monte Eiger, uno de los más difíciles de escalar.

Cada minuto es valioso en una situación de emergencia. De ahí que para garantizar un dispositivo de alerta las 24 horas, la REGA cuenta con una base central de alarma en el aeropuerto de Zúrich, a la que cualquier persona en apuros puede acceder discando el número telefónico 1414. Según las necesidades del caso, la Guardia Aérea Suiza de Rescate se comunica con una de sus 10 bases de helicópteros, con la más cercana al lugar del accidente.

La REGA es una fundación independiente y privada que trabaja bajo la supervisión del Consejo Federal de Suiza (gobierno). La Guardia Aérea Suiza de Rescate actúa basándose en los principios de la Cruz Roja y ofrece sus servicios a todas las personas, sea cual sea su nacionalidad o su condición financiera, religiosa, política o social.

Desde su fundación, en 1952, la REGA ha asistido en más de 150'000 casos. Hoy cuenta con un personal altamente calificado de unas 250 personas. Una red de 1.600.000 patrocinadores o donantes financia sus costosas operaciones de socorro. Cada persona residente en Suiza puede inscribirse aportando 30 Francos de afiliación en la REGA. La membresía para familias varía entre 40 y 70 Francos.

La movilidad cada vez más intensa de las sociedades modernas y el deseo de las personas de experimentar con sus límites, implica mayores riesgos de accidentes y desastres. A nadie gusta contemplar el peligro y las consecuencias de un accidente. Cuando ocurre, la víctima siente al percatarse que quien le asiste habla el mismo idioma y, consiguientemente, deposita su confianza plena en la profesionalidad de los pilotos, médicos y enfermeras de la REGA que acuden a atenderla y rescatarla.


Erwin Dettling, Zürich


Enlaces

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×