Navigation

Secreto bancario: innegociable pero no inamovible

En Madrid, defiende Suiza su plaza financiera. (Foto: Paseo de la Castellana). Keystone

Pascal Couchepin afirmó en Madrid que "el secreto bancario es un poco como la neutralidad, debe ser adaptado".

Este contenido fue publicado el 25 abril 2002 - 20:11

El ministro suizo de Economía ratificó la decisión de Berna de no negociar la existencia de esa estrategia financiera pero subrayó que es un mecanismo que evoluciona. "El secreto bancario de 1915 o de 1920 no es el mismo que el del 2000, puesto que la criminalidad económica ha cambiado", subrayó.

"Nuestro objetivo es mantener intacta la reputación del sector financiero helvético", sintetizó el funcionario suizo en conferencia de prensa al margen del coloquio "Swiss Plus-Financial Excellence', cuyo propósito es promover la plaza financiera helvética.

Propuesta suiza

En el marco de su visita de tres días a la capital española (del 24 al 26.04), el funcionario propuso además la introducción de una tasa impositiva anticipada sobre los capitales depositados en Suiza por ciudadanos de la Unión Europea (UE). Parte de ese impuesto retornaría a los países de procedencia de los ahorradores pero sin transmisión de información bancaria.

La visita de Couchepin a España, país presidente en turno de la UE, tiene como eje fundamental la defensa del secreto bancario, la promoción de la plaza financiera suiza y el impulso a la segunda serie de negociaciones con ese organismo multilateral. Las conversaciones técnicas en torno al primero comenzarán el próximo 8 de mayo.

En caso de fraude fiscal, Suiza prevé la supresión del secreto bancario, no así en el caso de evasión fiscal, castigada sólo a título administrativo. La UE exige medidas "equivalentes" al intercambio de información que deberá entrar en vigor en el 2011.

Al respecto, Couchepin se pronunció porque las discusiones se establezcan "a partir de casos concretos" y no sobre la base "de una definición de soluciones generales".

Reiteró asimismo la condición impuesta por Berna de que el resto de los países que disponen de importantes plazas financieras, como Hong Kong o Singapour, sean sometidos a las mismas reglas que Suiza. De otra manera, el proceso sería "suicida", exclamó el ministro.

Ningún refugio del crimen

Por su parte, el presidente de la Asociación Suiza de Banqueros (ASB), Georg Krayer, insistió en que las instituciones financieras helvéticas "no son el punto de referencia del dinero del crimen". Añadió que el 'Swiss Plus-Financial Excellence' busca echar por tierra las ideas preconcebidas en ese sentido.

"Nuestra cultura de respeto de la esfera privada es perfectamente compatible con la lucha contra el terrorismo", subrayó el dirigente de la ASB para recordar que Berna ha firmado diversos acuerdos bilaterales en materia de cooperación internacional en caso de fraude.

La agenda de Couchepin contemplaba este jueves un encuentro con el ministro español de Finanzas, Cristóbal Montoro. Sin embargo, el encuentro se suspendió merced a que el funcionario del país anfitrión tuvo que comparecer ante su Parlamento con relación al escándalo del BBVA.

Este viernes (26.04), el responsable suizo de la cartera de Economía tiene prevista una reunión con el secretario de Estado para Asuntos Europeos, Ramón de Miguel.

swissinfo y agencias

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.