Navigation

Simpatía con matices de irritación

Fracturas en el apoyo de los suizos al 'Tío Sam'. Keystone

Mientras Suiza se apresta a ingresar en la ONU, sus ciudadanos aprecian cada vez menos la forma en que Washington se sirve del sistema multilateral después del 11 de septiembre del 2001.

Este contenido fue publicado el 09 septiembre 2002 - 09:02

Esa actitud debilita el sentimiento de simpatía de los suizos.

Como la mayor parte de los países amigos, Suiza quedó consternada y ofreció su apoyo a Estados Unidos tras los atentados del 11 de septiembre del 2001.

Pero con el correr del tiempo, aunque las relaciones bilaterales siguen siendo amigables, la diplomacia estadounidense - cada vez más unilateral -, crea tensiones.

Por otra parte, un sondeo publicado recientemente por el semanario dimanche.ch, revela que 71% de las 613 personas consultadas manifiesta su inquietud por la política exterior de Washington. Un 65% de ellos piensa que George W. Bush es un mal presidente.

"Suiza se ve actualmente ante una administración estadounidense manifiestamente controlada por los defensores de la línea dura, y ello plantea problemas a las relaciones entre los dos países", señala Victor-Ives Ghebali, catedrático en el Instituto Universitario de Altos Estudios Internacionales de Ginebra.

A juicio suyo, el gobierno helvético se halla en la misma situación que los otros países.

"Hay sin duda descontento o malestar debido a tantas posiciones adoptadas por los estadounidenses. Pero es tan impotente como el resto de la comunidad internacional", precisa.

Los aliados, ignorados

Erwin Hofer, responsable en el Ministerio de Exteriores de Suiza de las relaciones con la ONU, afirma que la "guerra contra el terrorismo", lanzada por Estados Unidos, ha sido generalmente realizada en el marco del sistema de ese organismo multilateral.

Asimismo recalca que Washington no dudó en ignorar a sus aliados en caso de considerar que la situación lo exigía.

"Hay un enfoque selectivo de ciertos problemas y eso es lamentable", declara Erwin Hofer a swissinfo.

Según su apreciación, los países no pueden decidir cuándo ni cómo quieren, o no, utilizar las vías multilaterales que favorezcan a sus intereses.

El gobierno suizo ya ha resistido la presión estadounidense. Ha pedido, por ejemplo, que los detenidos en el Campo X de la Bahía de Guantánamo reciban el trato de prisioneros de guerra.

Además, se ha negado a firmar un acuerdo de excepción que evitaría la comparecencia de estadounidenses ante la Corte Penal Internacional.

Asuntos prioritarios

La actitud de la administración Bush desconcierta aún más a los suizos, porque adoptó a menudo la postura de un franco tirador en cuestiones precisamente juzgadas prioritarias para Berna, es decir, el derecho humanitario internacional, el control de armamentos y comercio internacional.

El sistema onusiano, al que Suiza se integra ahora, es frecuentemente considerado por Washington como un obstáculo para sus objetivos.

"Naciones Unidas sin los activos de Estados Unidos constructivos y fiables no son Naciones Unidas", declara a swissinfo el analista político Curt Gesteyger.

En su opinión, una de las tareas principales de Suiza será tratar de persuadir a Estados Unidos a ser más cooperativo.

"Suiza está en buena compañía. No pienso que las relaciones estadounidense-suizas serán más seriamente afectadas que aquellas establecidas con otros países occidentales", precisa.

Según Erwin Hofer, las tentativas de reducir la contaminación en el mundo o de establecer una Corte Penal Internacional que funcione serán concretadas sólo con "adhesión universal".

"Defenderemos con firmeza este principio", concluye Hofer.

Roy Probert

Datos clave

Los atentados del 11 de septiembre generaron una corriente de solidaridad con EEUU
El unilateralismo de Washington despierta recelo e inquietud
El 65% de la población suiza encuestada considera a Bush un mal presidente
La ONU requiere de la presencia estadounidense: Gesteyger

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.