Navigation

Sin el SIS II no hay ingreso al Schengen

Un guardia fronterizo suizo emplea un ordenador portátil para el control informático de identidad. Keystone

Los Estados miembros de Schengen adoptaron las reglas básicas para la aplicación del nuevo sistema de información de Schengen. El SIS II es el corazón tecnológico del acuerdo europeo sobre seguridad.

Este contenido fue publicado el 25 julio 2006 - 14:40

Este banco de datos es importante para Suiza, pero Berna podrá adherirse a Schengen sólo cuando el SIS II esté en funcionamiento. Y es aquí donde hay retrasos técnicos y políticos.

Los ministros de Justicia y del Interior de los Estados adheridos a este programa abordaron el tema sobre el futuro del Sistema de Información Shengen (SIS II) en Bruselas, Bélgica.

Esta base de datos resulta básica para Suiza ya que sin ella no podrá ingresar a este espacio único para la recopilación de informaciones, creado por la Unión Europea.

El SIS II deberá entrar en servicio en marzo de 2007 y, de acuerdo a lo programado hasta ahora, permitiría efectuar los controles fronterizos entre los países involucrados a partir de octubre del año próximo.

No obstante, la operatividad del programa se encuentra con al menos 17 semanas de retardo, según indica el secretario de Estado germano, Peter Altmaier.

Probable ingreso de Suiza tras la Copa Europea de 2009

Incluso este pronóstico pareciera ser "poco realista", a juicio del propio dirigente alemán.

"Para Suiza, este retardo no tiene consecuencia alguna en términos inmediatos", advierte el embajador suizo Bernhard Marfurt, quien acude en representación de la Confederación ante las reuniones ministeriales sobre Schengen en el seno de la Unión Europea (UE).

Por otra parte, Berna reflexiona sobre la posibilidad de ingresar al espacio Schengen en junio de 2008, tras el desarrollo del Campeonato Europeo de Fútbol que tendrá lugar en Austria y Suiza, según indica el jefe de la misión helvética en Bruselas.

Los retrasos para la implementación de Schengen son de orden técnico, aunque también se aluden razones de carácter político. Al menos tres textos jurídicos deben arreglar la utilización del SIS II.

Además, los ministros de Justicia de los Estados miembros de Schengen no sólo deben ponerse de acuerdo entre ellos, sino que también deben obtener el acuerdo del Parlamento Europeo. Para Suiza la cuestión de las ordenes de detención es un tema delicado.

El problema en concreto

Con este procedimiento de detención se quiere simplificar la extradición entre los países europeos adheridos al programa. No obstante, Suiza quiere continuar en el futuro actuando sólo en base a su propio derecho para efectuar las extradiciones de personas buscadas en los países de la Unión Europea. Un punto que a jucio de Bernhard Marfurt parece resuelto ya que la legislación nacional será prioritaria.

Otro inconveniente más importante: las divergencias oponen al Consejo Europeo y al Parlamento Europeo. El relator del Parlamento, el diputado conservador portugués Carlos Coelho solicita garantías para la utilización escrupulosa de los datos biométricos que serán incluidos en el SIS II.

De esta forma, en una primera fase del Schengen las huellas digitales serían sólo utilizadas como un medio auxiliar para la identificación de una persona. Coelho solicita que únicamente tras un examen profundo sobre la nueva tecnología sea posible la utilización de las huellas para iniciar búsquedas dentro del sistema.

Acceso de la Europol

El relator del Parlamento pide además reglas restrictivas para el acceso de la Europol a los datos del SIS II y para la vigilancia secreta de sospechosos. El tiempo para alcanzar un compromiso es limitado.

"Hasta inicios de septiembre se debe alcanzar una solución que sea aprobada por el Paralamento", indica una colaboradora de Carlos Coelho. De lo contrario el Parlamento ya no debatirá el tema en el marco de un procedimiento de emergencia, sino en el contexto ordinario, que se desarrolla de forma mucho más lenta. Y con ello la agenda para la aplicación de Schengen quedaría totalmente desfasada.

swissinfo, Simon Thönen en Bruselas
(Traducido del alemán por P. Islas)

Datos clave

El programa actualmente en funcionamiento, el SIS I (Sistema de Información Schengen I) remplaza electrónicamente los controles en las fronteras en el seno del espacio Schengen.

Esta base de datos contiene alrededor de 13 millones de informaciones. 15.000 de estos datos forman parte de expedientes criminales.

Cerca de 800.000 extranjeros tienen prohibido ingresar al espacio Schengen.

El SIS permite a los policías y agentes fronterizos un acceso inmediato a todos los datos.

15 países forman actualmente parte del espacio Schengen, entre ellos Noruega e Islandia.

La Comisión Europea lanzó el proyecto SIS II en 2005, una adaptación del anterior para que los nuevos Estados miembros de la Unión Europea puedan ingresar a él.

Suiza no pertenece a la Unión Europea pero a través de acuerdos bilaterales con ella ha pactado su ingreso a este programa de datos.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?