Navigation

Suiza endurece la ley contra el maltrato infantil

Cada año las autoridades suizas encargadas de proteger a la infancia registran hasta 50 000 víctimas de abusos (imagen figurada). keystone

A partir del 1 de enero de 2019 todos los profesionales que tengan contacto habitual con niños deberán denunciar sus sospechas de abuso infantil ante las autoridades.

Este contenido fue publicado el 29 junio 2018 - 09:36
SDA-ATS/ilj (Traducción del inglés: Lupe Calvo)

La medida fue aprobada por el Parlamento el pasado diciembre y el 27 de junio el Consejo Federal (Gobierno de Suiza) ha fijado la fecha para que entre en vigor.

El objetivo es proteger mejor a los niños pequeños y armonizar las normas a escala nacional. Los cantones tienen potestad para adoptar otras medidas, algunas de las cuales van más allá de esta reforma, y no tendrán que retroceder a una postura menos estricta.  

En la actualidad, en caso de sospechar que puede estar produciéndose algún abuso, solo están obligadas a notificarlo a las autoridades aquellas personas que tienen un cargo oficial (como profesores y trabajadores sociales). Las nuevas normas prevén que cualquier persona que habitualmente esté en contacto con un niño, como el personal de guarderías, los profesores de música o los entrenadores deportivos, deberá comunicar sus sospechas.                                                 

De esta manera se prevé aumentar la protección de los niños pequeños que no tengan contacto habitual con profesores o trabajadores sociales. Según una declaración del Ministerio de JusticiaEnlace externo, la cuestión fundamental es que haya “indicios concretos” de que la integridad física, mental o sexual de un niño o niña esté en peligro.

Confidencialidad  

Otro cambio destacado es el relativo a los médicos, abogados y psicólogos. Hasta ahora, por cuestiones de confidencialidad médico-paciente o abogado-cliente, estos profesionales estaban exentos de tener que informar.

Conforme a las nuevas pautas, y a pesar del secreto profesional, si repercute en el interés del niño o la niña, podrán ponerse en contacto con el organismo de protección. En la actualidad, solo en caso de que se haya cometido un delito pueden denunciar.

Según un estudio dado a conocer a principios de este mes, las autoridades suizas registran hasta 50 000 niños y niñas víctimas de malos tratos cada año.

​​​​​

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.