Navigation

Trabajadores inmigrantes: una jubilación digna en Suiza

Trabajaron duramente toda su vida: los inmigrantes deben gozar ahora de su jubilación en Suiza en buenas condiciones. Marco Volken

Muchos trabajadores inmigrantes que vinieron a Suiza después de la Segunda Guerra Mundial planeaban quedarse poco tiempo. Pero muchos de ellos han envejecido en este país.

Este contenido fue publicado el 13 diciembre 2010 - 09:17
Luca Beti, Bern, swissinfo.ch

¿Cuál es hoy su situación social y de salud?

 En realidad queríamos permanecer en Suiza solamente un tiempo breve. Queríamos volver a casa antes de la escolarización de los niños. Pero el régimen de Franco cambió nuestros planes. Y ahora nos quedaremos aquí”, dice la inmigrante española María del Carmen Albarrán.                  

La suerte de la española la comparten miles de inmigrantes que llegaron a Suiza entre 1950 y 1970, principalmente del sur de Europa. Ellos vivían lejos de sus raíces y albergaban siempre el sueño de volver a la tierra que los vio nacer.

Sin embargo, muchos no pudieron hacer realidad este sueño.Hoy viven alrededor de 130.000 inmigrantes en edad comprendida en el Seguro de Vejez y Supervivencia en Suiza.

Según la Oficina Federal de la Estadística, esta cifra, en la que están incluidos los inmigrantes naturalizados, se incrementará a 280.000 en el año 2050.

Agradecimiento a los inmigrantes

Esta evolución representa un gran desafío para la sociedad y sus instituciones. La situación social y sanitaria de la población adulta mayor de inmigrantes en Suiza fue tema de la conferencia “…y vinieron seres humanos”, en alusión a la famosa frase del escritor suizo Max Frisch, “pedimos mano de obra, y vinieron seres humanos”.

El Congreso del Foro Nacional ‘Edad y Migración‘, realizado en Berna, tuvo lugar poco después de la votación nacional sobre la expulsión de extranjeros que delincan. Sin embargo, el tenor fue otro. En esta reunión se trataba sobre todo de agradecer a aquellos que también han edificado la Suiza actual.

„Sin la contribución fundamental de los inmigrantes italianos, españoles y portugueses no hubiésemos alcanzado nuestro actual bienestar. Debemos reconocerles ese mérito“, dijo Christine Egerszegi, presidenta del Foro nacional ‘Edad y Migración‘, a swissinfo.ch.

“Debemos decir a estos inmigrantes que los hemos utilizado, y que ahora hacemos todo para que ustedes puedan vivir un agradable otoño de vida en Suiza”, según Egerszegi.

En este sentido se pronunció también la Consejera Federal Simonetta Sommaruga: “Sin los trabajadores y trabajadoras inmigrantes Suiza sería otro país, un país pobre”, enfatizó la nueva jefa del departamento de Justicia y Policía.

Sommaruga mencionó en particular la gran contribución de los inmigrantes en el sistema de salud, la gastronomía, la hotelería y la industria de la construcción.

Con la salud más precaria

Los inmigrantes vinieron a Suiza y trabajaron duramente. Construyeron casas, autopistas, también el túnel del Gotardo. Llegaron saludables, pues tenían que someterse a un examen antes de cruzar la frontera. Se les llamó como fuerza de trabajo, no como seres humanos.

Muchos hoy están cansados. Se debaten entre el deseo de regresar a su patria y la imposibilidad de hacerlo realidad, pues los hijos y los nietos viven por lo común en Suiza. Y ya no saben a dónde pertenecen.

“En cuanto a la salud, a los inmigrantes también les va peor que a sus contemporáneos suizos”, señaló Giuseppe Ribaudo, presidente de Pro Migrante, una asociación de apoyo a los inmigrantes de edad.

Ribaudo citó estadísticas según las cuales el 25% de los inmigrantes entre 63 y 74 años califica su estado de salud como deteriorado. La proporción es seis veces superior a la de los suizos.

„En realidad es paradójico, porque la población inmigrante , en promedio, era más sana que la autóctona, ya que solamente una fuerza de trabajo saludable encontraba un empleo en el mercado de trabajo suizo”, argumentó Ribaudo.

Promesas para los inmigrantes de mayor edad

¿Pero por qué les va peor? En opinión de Ribaudo, hay muchas razones. “Las condiciones laborales han repercutido negativamente en su estado de salud y en su situación financiera”.

A menudo, los inmigrantes estaban ocupados en oficios simples y agotadores, así como mal remunerados. A ello se sumó cierta marginalización social y una mala integración, lo que tuvo consecuencias negativas en la psique

¿Y hoy en día? “¿La Confederación se interesa aun por mi salud, tanto como en aquel entonces, cuando fui examinado en la frontera? ¿Suiza hace todo para que pueda pasar mi jubilación dignament?, preguntó Luigi.

La respuesta es sí. Por lo menos ese fue el tenor en dicho congreso. La parlamentaria Christine Egerszegi del cantón Argovia apuntó: “Debemos dar a los trabajadores extranjeros y jubilados toda la información y los servicios que les puedan ser útiles”.

Por ejemplo, muchos inmigrantes no sabían que pueden solicitar suplementos cuando el Seguro de Vejez y Supervivencia sea muy bajo. Según Egerszegi, “además debemos lograr condiciones para que los inmigrantes también puedan llevar parte de su cultura a las residencias de ancianos. Esta es una deuda de Suiza con sus inmigrantes”.

INMIGRANTES JUBILADOS

La generación del primer gran movimiento migratorio tras la Segunda Guerra Mundial – aquellos que vinieron en los años 1950 y 1960 del sur de Europa- envejece.

Un tercio de ellos pasa su tiempo después de la jubilación en Suiza, un tercio regresa a su país de origen. Y el tercio restante vive un tiempo en Suiza, otro en su país de origen.

En Suiza, el 10% de la población mayor de 65 años es de nacionalidad extranjera, y el 21% de este grupo de edad nació en el extranjero.

De los inmigrantes mayores de 64 años, 78% procede de los países vecinos. Solo 4% proviene de estados no europeos.

Estos porcentajes cambiarán en los próximos años porque los inmigrantes de los años 1980 vinieron mayormente de los Balcanes y de estados no europeos.

De acuerdo a proyecciones de la Oficina Federal de la Estadística (2008), la cifra de inmigrantes mayores de 65 años en Suiza se incrementará de 125.319 a 277.730 en el año 2050.

End of insertion

FORO 'EDAD Y MIGRACIÓN'

Se fundó en 2003 y desde entonces promueve, junto con instituciones afines, la información y sensibilización sobre temas de migración.

El Foro Nacional tiene el compromiso de mejorar la situación social y de salud de los inmigrantes de edad en Suiza.

Además fomenta el fortalecimiento de los derechos de esta generación y el respeto por los servicios prestados.

El Foro apoyó a la Confederación en la preparación de su política de edad y migración que se presentó como informe nacional ante la Segunda Asamblea Mundial de la ONU sobre Envejecimiento realizada en Madrid en 2002.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.