Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Suiza decide sumarse a la misión antipiratas

El 'Nyon', un buque suizo de carga, tuvo que ser escoltado por la marina de la India y de Rusia para evitar a los asaltantes.

(Suisse-Atlantique)

El gobierno de Berna se ha pronunciado a favor del envío de 30 soldados para participar en la estrategia armada lanzada por la Unión Europea en la costa de Somalia para luchar contra los piratas de la zona del Golfo de Adén.

La decisión, que todavía ha de ratificar el Parlamento, ha provocado la oposición del la Unión Democrática del Centro (UDC, derecha nacionalista), aunque los otros tres principales partidos dieron su visto bueno.

El mandato de las tropas suizas y de varios expertos está limitado a la protección de los buques de Naciones Unidas que participan en el Programa Mundial de Alimentos. También incluye la protección de los barcos mercantes suizos que atraviesan el Golfo de Adén, según el Ministerio de Asuntos Exteriores.

"El compromiso de los soldados suizos dentro de la operación 'Atalanta' no debe superar el mandato de una unidad de policía militar. Las ofensivas militares contra los piratas tanto en mar como en tierra están excluidas", declaró.

Además se añade que el contingente helvético es parte de la política humanitaria suiza y está encaminada a la defensa de los intereses suizos.

El despliegue incluye tropas de élite, expertos legales y un equipo médico, además de funcionarios de mayor jerarquía. Tendrá un coste de 9,8 millones de francos. No se indicó el tiempo previsto para el fin de la misión.

La decisión tomada este miércoles (25.02) se produce tras dos meses de debate público. El gobierno había previamente discutido la participación suiza en la operación 'Atalanta' en varias ocasiones, pero sin llegar a adoptar una decisión.

Conversaciones en Bruselas

La semana pasada la ministra suiza de Asuntos Exteriores, Micheline Calmy-Rey, viajó a Bruselas para entrevistarse y estudiar las condiciones con el Alto Representante de la Unión Europea para Política Exterior y Seguridad Común, Javier Solana.

Solana expresó que la UE no aceptaría sólo una contribución financiera. La participación de Suiza en la misión 'Atalanta' con el envío de soldados sería "muy importante", declaró Solana, que también dijo que un posible "apoyo financiero no es ninguna prioridad".

Suiza, país sin salida al mar, no es miembro de la UE y su neutralidad está consagrada en la Constitución. El Estado tiene una flota de 35 buques cisternas y barcos de carga que operan en privado.

En torno al 30% de los bienes destinados a Suiza pasan a través del Golfo de Adén, una de las rutas marítimas más transitadas.

Los piratas somalíes han apresado una gran cantidad de buques extranjeros en los últimos meses, para después pedir grandes sumas de dinero para su liberación. En diciembre un navío suizo sufrió la persecución de piratas cerca de la costa de Somalia.

Reacciones

Es muy probable que el Parlamento de Suiza debata los planes del gobierno en una de las próximas sesiones.

El Partido Radical Democrático (PRD, centro-derecha) y el Partido Demócrata Cristiano (PDC, centro) expresaron que el mandato estaba claro y que las tropas de élite suizas están entrenadas para desarrollar misiones en el extranjero. El Partido Socialista Suizo (PSS centro-izquierda), dio al plan del gobierno una aprobación cautelosa.

Por otro lado, la UDC acusó al Ejecutivo de deteriorar la neutralidad suiza.

Esto cuestionará una posible ratificación de la propuesta del gobierno obligando el voto a escala nacional, comentó la UDC en un comunicado.

De una forma similar, la organización 'Acción por una Suiza Neutral e Independiente' calificó el plan citado de "grotesco" y "grave error".

Por último, en el otro lado del espectro político, el Nuevo Movimiento Europeo Suizo celebró la propuesta, indicando que se trata de una paso hacia la integración dentro de la estrategia europea de seguridad y defensa.

swissinfo, Urs Geiser
(Traducción: Iván Turmo)

PIRATERÍA SOMALÍ

Las aguas frente a las costas somalíes son las más peligrosas del mundo. Allí se produce un tercio de los ataques piratas que se registran cada año en los mares internacionales.

Los piratas que operan en la zona utilizan equipos muy sofisticados como teléfonos por satélite y el sistema de posicionamiento global GPS.

También usan granadas con propulsión de cohetes y rifles de asalto del tipo AK-47.

Es notorio que los piratas reciben chivatos de sus contactos en los puertos del Golfo de Adén.

Utilizan lanchas rápidas con motores fueraborda muy potentes para alcanzar a los buques. A veces las lanchas parten de 'buques madre' en altamar.

Para secuestrar un barco, los piratas utilizan garfios —en algunos casos incluso con propulsión de cohete— y suben a bordo usando cuerdas y escaleras.

En ocasiones, los piratas disparan contra los barcos, obligándolos a detenerse, para abordarlos más fácilmente.

Luego conducen el barco secuestrado al puerto somalí de Eyl, base principal de los piratas.

Allí detienen a los rehenes y los mantienen bien custodiados hasta que una suma de dinero es transferida para su rescate.

Fin del recuadro
(swissinfo.ch)


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes