Suiza espera ampliar sus buenas relaciones con EE.UU.

Gráfico Bush - Suiza. swissinfo.ch

El gobierno de la Confederación Helvética se sumó a los mensajes de felicitación enviados al nuevo presidente de Estados Unidos, Geroge W. Bush. Berna ratifica su deseo de seguir consolidando las buenas relaciones entre ambos países.

Este contenido fue publicado el 14 diciembre 2000 - 14:23

"Esperamos que el mejoramiento de las relaciones entre ambos países, constatado tras el encuentro de Al Gore y Ruth Dreifuss, en Davos, en 1998, continúe" declaró el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Ruedi Christen.

Añadió que las tensiones diplomáticas surgidas a raíz de las secuelas de la Segunda Guerra Mundial han sido resueltas y "no hay razón para cambiar el buen rumbo de las relaciones".

En cuanto a la política exterior de Estados Unidos, Suiza formula votos por que Washington siga presente en el seguimiento a la situación en Medio Oriente. " Esperamos que los estadounidenses favorezcan la reanudación del proceso de paz entre israelíes y palestinos", precisó Christen.

Reacciones menos entusiastas en la prensa

Los analistas políticos suizos son menos entusiastas en sus valoraciones. Aún antes de que Gore se sometiera a la decisión de la Corte Suprema, los medios de la prensa escrita helvética expresaron críticas a la medida que entregó prácticamente la victoria a Bush.

El rotativo "Der Bund" de la capital federal, Berna, resume su punto de vista reproduciendo la frase de uno de los jueces de la Corte Suprema de Estados Unidos: "se ha perdido la confianza nacional en los jueces, en su papel de depositarios imparciales de la ley."

"Der Blick", tabloide popular de Zúrich, sin ser menos contundente presagia lo que aguarda al nuevo inquilino de la Casa Blanca: "la primera tarea, la más difícil, será reunificar una nación dividida. La farsa de las últimas cinco semanas ha debilitado la fe de los estadounidenses en la democracia", precisa.

El "Neue Zürcher Zeitung" pone, por su parte, énfasis en el enorme trabajo que implicará la constitución del equipo de Bush. "No es sencillo designar a 5.000 o 6.000 que ocuparán cargos claves, muchos de los cuales deberán ser ratificados por el Senado. Es un proceso que dura meses", puntualiza el conocido rotativo zuriqués.

Una nota menos adusta escribe el diario "Le Temps", de Ginebra, en la Suiza de expresión francesa al afirmar que el polvo de las últimas semanas habrá asentado pronto. "Los reajustes en el escrutinio y en los procedimientos de recuento serán mínimos... pero en menos de un mes, Bush empezará a ser juzgado por sus actos".

No es casual entonces que Bush haya aprovechado su primera alocución oficial para resaltar la necesidad de olvidar pronto lo ocurrido en las últimas semanas y llamar a la reconciliación en el marco de la "unidad basada en el espíritu del sentido común, la cortesía y los objetivos comunes."

"Tras una difícil elección debemos relegar las diferencias políticas y trabajar juntos para que la promesa de América esté al alcance de todos los ciudadanos", afirmó el nuevo mandatario.

En este contexto se inscribe su intención de entrevistarse con Gore, el próximo martes, en Washington. Por lo demás, procederá al nombramiento de sus futuros colaboradores, antes de jurar al cargo el 20 de enero.

swissinfo y agencias


Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo