Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Suiza no cederá ante la Unión Europea

Suiza sufre una vez más presiones por parte de la Unión Europea.

(swissinfo C Helmle)

Los Quince advierten que Suiza no puede condicionar la firma del acuerdo de fiscalidad del ahorro a lo que logre en el tema de Schengen.

Berna no cede y reitera que los temas clave de los acuerdos bilaterales bis deben negociarse conjuntamente.

Suiza y la Unión Europea (UE) están librando una batalla cara a cara en la que ninguna de las dos está dispuesta a ceder. Y cómo no, si lo que está en juego son tres temas estratégicos para ambas: el futuro del sistema financiero, el control del crimen organizado y la inmigración ilegal.

El 10 de febrero quedará marcado en la cronología de las negociaciones sobre los acuerdos bilaterales bis como el ‘martes negro’, día en el que la UE endureció de forma tajante su posición con respecto a los intereses helvéticos.

La posición de Bruselas se sintetiza en una frase lapidaria lanzada este martes (10.02.) por el ministro francés de Economía, Francis Mer: “Hemos hablado mucho con Suiza, pero no estamos de acuerdo con los enfoques. Así que tendremos que ponerla entre la espada y la pared durante las próximas semanas”.

La sorpresa de Suiza

El encontronazo tuvo su origen durante el Consejo que sostuvieron los ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea (Ecofin), pues la palabra ‘Suiza’ estaba incluida en la agenda.

La conclusión de los Quince fue unánime: “No estamos dispuestos a aceptar que Suiza condicione la firma del acuerdo de la fiscalidad del ahorro (que ya está listo) a los avances o concesiones que logre dentro de los Convenios de Schengen o Dublín.”

La Confederación Helvética reaccionó de inmediato en voz del presidente helvético, Joseph Deiss, quien expresó que Suiza estaba sorprendida por las declaraciones del Ecofin, pero no modificaría su posición.

“Estamos listos para concluir rápidamente los acuerdos, pero hace falta voluntad política de la UE, ya que nuestras peticiones van mucho menos lejos que la 'cláusula guillotina’ que fijaron ellos”.

Deiss se refería a las ‘letras pequeñas’ de esta historia. Cuando en el año 2000 se decidió que valía la pena negociar un segundo paquete de acuerdos bilaterales (en diez sectores: educación, servicios, pensiones, medio ambiente, lucha contra el fraude o migración), se fijó también la llamada ‘cláusula guillotina'.

Esta implica que si Suiza no consigue poner en marcha alguno de los acuerdos bilaterales bis, la UE ‘guillotinará’ o anulará los siete primeros, firmados en 1999 y en vigor desde junio del 2002.

Los temores suizos

Suiza pide equilibrio. Como lo expresó el pasado 2 de febrero en Bruselas la ministra de Asuntos Exteriores, Micheline Calmy-Rey, negociar conjuntamente los distintos temas permitirá un intercambio equilibrado de concesiones.

Su insistencia en los temas de Schengen y Dublín, no es gratuita. Suiza teme convertirse en un destino atractivo para el crimen organizado y el terrorismo.

Cabe recordar que en Schengen se firmaron dos acuerdos (1985 y 1990) para reforzar los controles de las fronteras exteriores de la Unión Europea y mejorar la cooperación policial y judicial. Y en Dublín se estableció una política de visados y de asilo común a los Quince.

Suiza es hoy una ‘frontera exterior’ del espacio Schengen, al no ser miembro de la UE ni del Espacio Económico Europeo (EEE), por lo que está ‘aislada’ de esta información estratégica, lo que la convierte en un blanco interesante para el crimen organizado.

Fiscalidad del Ahorro

Europa se embarcó en la aventura de levantar el secreto bancario para intercambiar libremente información financiera. Suiza se negó a sumarse a esta iniciativa desde la primera ronda de negociaciones con Bruselas.

A cambio, aceptó la llamada ‘retención en origen’ -eje del acuerdo de la fiscalidad del ahorro-, que consiste en retener hasta 35% de las ganancias que obtengan los europeos que tengan sus depósitos en Suiza, para luego transferirlos al país de origen de los capitales como ‘pago de impuestos’, pero sin revelar el nombre de sus clientes.

Es el esquema que aplican Austria, Bélgica y Luxemburgo, países que no pueden eliminar el secreto bancario de golpe, porque contraviene sus legislaciones financieras internas.

Sin embargo, aunque el acuerdo ya está listo, Suiza no lo firmará, pues su política está basada en el ‘todo o nada’.

Por el bien de ambas partes, vale la pena que se cumpla el optimismo que manifestó anoche el ministro suizo de Finanzas, Hans-Rudolf Merz: “Aún es posible un compromiso con Europa”.

swissinfo, Andrea Ornelas

Contexto

El Consejo de Ministros de Finanzas y Economía de la Unión Europea (Ecofin) se reunió este martes en Bruselas y anunció que Suiza debe firmar el acuerdo de fiscalidad del ahorro sin pedir otras concesiones a cambio.

Berna respondió que es vital negociar de forma conjunta todos los temas que son de interés nacional, especialmente disfrutar del beneficio del intercambio de información policial, judicial y de asilo político que existe entre los Quince.

Estas discusiones forman parte de la negociación de los diez acuerdos bilaterales bis, que comprenden los temas de servicios, pensiones, productos agrícolas, educación, medios de comunicación, estadísticas y medio ambiente.

Los temas sensibles que también se negociarán son la fiscalidad del ahorro –que los europeos que invierten en Suiza paguen impuestos en su país de origen por las ganancias que obtienen- y la lucha contra el fraude dentro del sistema bancario.

Si no logran destrabar las negociaciones actuales, se corre el riesgo de que la UE aplique la ‘cláusula guillotina’, que implicaría la anulación de los siete primeros acuerdos bilaterales, firmados en 1999 y en vigor desde junio del 2002.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes