Navigation

Suiza propone indagar el origen de la violencia en Medio Oriente

El conflicto israelo - palestino ocupa a la Comisión de Derechos Humanos de la ONU Keystone

Al comenzar la quinta sesión especial de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU, en Ginebra, Suiza señaló su intención de contribuir al establecimiento de una comisión internacional, que establezca el origen de la violencia en Medio Oriente.

Este contenido fue publicado el 17 octubre 2000 - 17:44

En nombre del Gobierno Federal, el embajador François Nordmann presentó a la asamblea de la Comisión, integrada por representantes de 53 Estados miembros, la buena voluntad de Berna para cooperar con la comunidad internacional en el reestablecimiento de la paz en esa región.

"Suiza está lista para respaldar los trabajos de una comisión de investigación, que sería creada conforme a la resolución 1322 del Consejo de Seguridad de la ONU y, en el caso de ser creada, mi país estaría dispuesto a participar", anunció Nordmann en el Palacio de las Naciones, sitio donde tiene lugar la reunión.

A raíz de la violencia desatada en los territorios autónomos de Palestina, el pasado 28 de septiembre de 2000, más de 120 personas han muerto (33 por ciento de las cuales son menores de edad) y se han producido unos 4 mil heridos.

SE CULPAN MUTUAMENTE

Durante la apertura de la sesión, los representantes de las dos partes enfrentadas se responsabilizaron del origen de los enfrentamientos.

Nabil Ramlawi, observador permanente de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) en la Comisión, acusó a las fuerzas de seguridad israelíes de actuar con "fuerza desproporcionada" frente a una población civil "que no tiene ejército para defenderse".

Condenó particularmente el asesinato de niños y dijo que Israel nunca cumple con sus compromisos internacionales en materia de protección a los derechos humanos.

El embajador de Israel ante los organismos internacionales en Ginebra, Yaakov Levy dijo a su turno que su país "sólo está respondiendo a las provocaciones de un grupo de terroristas", y señaló que la Autoridad Nacional Palestina "no pone orden" en las filas policiales.

"¿Cómo es posible volver a la paz, si los palestinos hacen llamados en favor de un día de ira? ¿Por qué se transmiten por radio los discursos incendiarios de los sacerdotes musulmanes, que incitan a destruir al enemigo judío?, preguntó el diplomático.

El relator especial para los territorios ocupados, Giorgio Giacomelli, solicitó en la sesión especial que tanto israelíes como palestinos cumplan con sus compromisos internacionales y, en particular, con las Convenciones de Ginebra, que proclaman la protección de los civiles en los conflictos internos.

Los representantes suizos expresaron a Swissinfo la pertinencia de la reunión extraordinaria de la Comisión de Derechos Humanos, especialmente después de conocerse la noticia del logro de dos acuerdos en el balneario egipcio de Sherm-al-Chek.

El embajador Nordmann recordó que Suiza es la depositaria de los instrumentos conocidos como Convenciones de Ginebra, que datan de 1949, así como de sus Anexos; y dijo que, si son respetados, son una garantía de seguridad para todos los actores involucrados.

La quinta sesión especial de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU terminará este miércoles.


Enrique Dietiker











Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.