Suiza supera la auditoría de seguridad del torneo

La clave será mejorar el diálogo entre policía y aficionados. Keystone

La estrategia helvética en materia de seguridad de cara a la Eurocopa 2008 va por buen camino, aunque necesita una mejor coordinación y comunicación con los aficionados, según se desprende de un informe independiente.

Este contenido fue publicado el 21 febrero 2008 - 12:46

Una comisión internacional de expertos en seguridad estima que los anfitriones del torneo pueden organizar un campeonato seguro afinando ciertos detalles del plan de seguridad.

El especialista holandés en la materia, Otto Adang, lidera un equipo de observadores que han examinado cuatro partidos disputados en Zúrich, Basilea, Ginebra y Berna, entre agosto y diciembre de 2007. Adang presentó las conclusiones de esta 'auditoría de seguridad' en Solothurn.

"Las cuatro ciudades inspeccionadas están en el buen camino con sus preparativos y si la estrategia se implementa en la forma en que está diseñada no habrá problemas en su funcionamiento", indicó a swissinfo.

Otto Adang, que además es consultor de la Unión Europea (UE) en vigilancia de partidos internacionales de fútbol, expresó que la coordinación entre la policía y las agencias de seguridad debe mejorar. Algunos agentes necesitan mayor conocimiento "de las estrategias de escalada de violencia y de intervención", apuntó.

"La coordinación es particularmente importante entre Suiza y los oficiales que se van a desplazar de Alemania y Francia".

El asesor de la UE hizo un llamamiento para mejorar el diálogo entre las fuerzas policiales y los aficionados de los países participantes en la Eurocopa 2008.

Asimismo, se mostró muy positivo en torno a los dispositivos de seguridad de Suiza. "Si se subsanan estos aspectos, se darán todas las probabilidades para disfrutar de una alegre y pacífica competición".

Contacto con aficionados

Adang hizo hincapié en que la clave el éxito para las fuerzas de seguridad es fomentar y establecer una relación positiva con los seguidores. Este "amistoso, pero firme" acercamiento fue probado con éxito en el Mundial de Alemania 2006 y en la Eurocopa de 2004.

"Es importante que no se les trate a todos como gamberros o violentos, sino como gente que viene a pasar un buen rato, que son casi el 99% del total".

"Suiza ha invitado a gente para que venga al país y debe portarse como un buen anfitrión hasta que los visitantes dejen de comportarse como correctos invitados".

Por su parte, el responsable de la seguridad del evento, Martin Jäggi, comentó que la organización va a actuar para mejorar las áreas mencionadas por Adang.

"Estoy satisfecho con los resultados positivos del informe. Debemos mejorar todavía, pero tenemos tiempo suficiente para hacer las correcciones necesarias. Tenemos que conseguir un contacto más proactivo con los seguidores de cara a fomentar una relación de confianza", señaló a swissinfo.

La policía de cada villa planea ofrecer más información en distintos formatos: folletos explicativos, Internet, manuales... las patrullas municipales tratarán de mejorar los contactos con los visitantes.

La policía de Basilea también cambiará su uniforme, normalmente con partes de color naranja, para evitar confusiones con los seguidores holandeses que se alojarán allí.

Suiza es anfitriona, junto con Austria, de la Eurocopa 2008 el próximo mes de junio. El informe presentado sólo ha recogido datos de las cuatro localidades helvéticas que serán sedes de la competición: Zúrich, Basilea, Ginebra y Berna, y no incluye ninguna ciudad austriaca.

swissinfo, Matthew Allen en Solothurn
(Traducción, Iván Turmo)

Contexto

La estrategia de Suiza se basa en el exitoso plan sobre la materia puesto en marcha en la Copa del Mundo de Alemania 2006. La organización ha comentado que el evento debe "ser una fiesta y no una fortaleza".

El objetivo que las fuerzas de seguridad mantengan buenas relaciones con los seguidores.

Además de la policía, empresas de seguridad privada estarán presentes en los estadios y en las zonas de encuentro de aficionados.

Entre 500 y 1.000 agentes de policía de Francia y Alemania colaborarán en la seguridad del torneo.

En caso de emergencia, 15.000 soldados estarían a disposición de las cuatro sedes, aunque Ginebra ha rechazado la medida.

End of insertion

Auditoría de seguridad

El equipo de Otto Adang controló los dispositivos de seguridad en el partido entre Suiza y Holanda celebrado en Ginebra en agosto de 2007, y en el Suiza-Estados Unidos jugando en Basilea el pasado mes de octubre.

También examinaron el partido entre el Young Boys de Berna y el FC Zúrich jugado en la capital helvética y el derbi entre los dos conjuntos de la mayor población del país.

La auditoría sobre seguridad midió la estrategia, la coordinación y su aplicación, pero en términos generales.

Tampoco recogió los riesgos potenciales que se puedan producir durante los partidos de la Eurocopa.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo