Navigation

Swiss: acuerdo con los pilotos

Los pilotos ceden para asegurar la supervivencia de Swiss. Keystone Archive

El sindicato de los pilotos de la antigua Crossair acepta los 559 despidos y renuncia a exigir la aplicación del fallo que decretó en su favor el tribunal de Basilea.

Este contenido fue publicado el 16 julio 2003 - 11:41

Tales concesiones sólo parecen tener un objetivo: asegurar la supervivencia de Swiss.

Los dirigentes de la compañía aérea de bandera suiza han conseguido que el sindicato de los pilotos de la antigua Crossair ceda a sus presiones.

Este acepta no sólo la supresión de 559 puestos de trabajo en el marco de la reestructuración de la sociedad anunciada en junio, sino que renuncia también a exigir la aplicación de los fallos que emitió en su favor el tribunal arbitral de Basilea enjulio del 2002 y mediados de junio del 2003.

A cambio, Swiss anuncia, en un comunicado divulgado este miércoles, que pagará una indemnización única a los pilotas despedidos.

Las diferencias entre Swiss Pilots (sindicato de los pilotas de Crossair) y la dirección de Swiss han sido constantes desde la fundación de la compañía, nacida de la unión de las extinguidas Swissair y Crossair.

En el punto de mira han estado siempre las desigualdades en el trato entre los pilotos de una y otra compañía.

Dos condenas

Hasta tal punto, que en julio del 2002, tres meses después del lanzamiento de Swiss, el tribunal arbitral de Basilea consideró que el Convenio Colectivo de Trabajo, concluido con Aeropers (sindicato de los pilotos de Swissair integrados a Swiss) discriminaba a los pilotos de la antigua Crossair en términos de salarios, vacaciones y bonificaciones.

Swiss fue condenada a pagar 90.000 francos en indemnizaciones y 160.000 francos los gastos de justicia, sin contar los daños e intereses que las dos compañías negociaron conjuntamente.

Para Swiss Pilots era imprescindible restablecer, con efecto retroactivo, la igualdad de trato entre las dos categorías de pilotas, conforme a lo decretado por el tribunal de Basilea. Las medidas se hicieron efectivas en agosto del 2002.

A mediados de junio pasado, días antes del anuncio de la reestructuración drástica que comprende la supresión de 3.000 puestos de trabajo, la dirección de Swiss sufrió otro revés.

El tribunal arbitral dio razón al sindicato Swiss Pilots, al declarar ilegal el despido de 169 pilotas de la antigua Crossair que se remonta a los meses de febrero y marzo del año en curso.

Principio de proporcionalidad

La instancia judicial reprocha a la compañía aérea el no haber tenido en cuenta el principio de proporcionalidad y considera que toda reducción de plantilla debe afectar a partes iguales a las dos extinguidas compañías.

La dirección de Swiss, que hubiera tenido que despedir cuatro antiguos pilotos de Swissair por cada cinco ex pilotos de Crossair despedidos, invocó los enormes costes suplementarios que implicaba esta medida, también con efecto retroactivo, para incrementar la presión sobre los pilotos de la antigua Crossair.

Parece que la dirección de Swiss ha ganado una parte de la partida, al conseguir las concesiones de sus pilotos anunciadas este miércoles. Este acuerdo, al igual que el alcanzado con Aeropers, “representa una condición esencial para el éxito de la reestructuración anunciada de Swiss”, subraya el comunicado.

Además, Swiss precisa que las negociaciones entabladas con el personal de cabina van por buen curso.

El gran interrogante es si Swiss conseguirá hacer frente a las dificultades que atraviesa: registra pérdidas diarias de 4,4 millones de francos. Varios analistas ya han anticipado el fin de la compañía para el próximo 13 de octubre, cuatro días antes de las elecciones legislativas en Suiza.

swissinfo y agencias

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.