swisspeace aboga por más comercio equitativo

Sandra Imhof y Andrew Lee, autores del estudio.

El comerciar con equidad mejora los ingresos de los productores, ayuda a reducir la pobreza e incide favorablemente en la prevención de conflictos violentos.

Este contenido fue publicado el 03 julio 2007 - 14:19

Esta es la conclusión de un estudio hecho en Bolivia por swisspeace y el Instituto Europeo de la Universidad de Basilea. Sus alcances fueron explicados en Berna.

"Evaluando el potencial del comercio equitativo para reducir la pobreza y prevenir conflictos: el caso de los productores de café bolivianos", fue realizado por encargo de la Secretaria de Estado para Asuntos Económicos de la Conferación Suiza, SECO.

"El comercio justo aumenta los ingresos de los productores de café. Tenemos evidencias de su impacto en la reducción de la pobreza. Pero aún no es posible determinar cómo influye esta mejora en el sustento de las familias y en los indicadores de desarrollo", dijo Andrew Lee.

Este economista y colaborador científico del Instituto Europeo de la Universidad de Basilea y Sandra Imhof, encargada del área 'Negocios y Paz' de swisspeace, son autores de este estudio cuyas deducciones son similares a las de otra investigación hecha en Francia.

Imhof y Lee analizaron los aspectos económicos, sociales y ambientales de la producción de café en la región boliviana de Yungas. "Fue deliberado reunir a investigadores que trabajaron en instituciones tan diferentes como UBS y Amnistía Internacional", señaló Laurent Goetschel, presidente de swisspeace, en la presentación del estudio en Berna.

Contra las desigualdades horizontales

Lee señaló que gracias al comercio equititivo los productores tienen garantizado un precio mínimo para sus productos – en medio de un mercado de precios tan volátil – y reciben recompensas que invierten en proyectos de educación y salud, la construcción de almacenes y la compra de maquinarias.

Imhof destacó el impacto del comercio equitativo en la reducción de las desigualdades horizontales, aquellas que se dan entre los grupos divididos y son determinantes en la estabilidad y cohesión social.

"En Bolivia la división es sobre todo racial y étnica. Los indígenas son los más afectados por la pobreza, la mortalidad infantil, el analfabetismo. Son ellos quienes se dedican mayormente a la producción de café en pequeña escala", explicó.

Los productores de pequeñas cooperativas tienen la posibilidad de acceder a la capacitación contínua sobre el mercado, la producción biológica o el manejo administrativo y financiero.

Las 'palliris' están en mayor desventaja

"Las mujeres de las cooperativas que participan del comercio equitativo saben que el café sin pesticidas no afecta la salud de sus familias", agregó Imhof, quien aclaró a swissinfo que en la formación de capacidades no están incluidos los jornaleros.

La mayoría de ellos reciben un salario diario promedio de 3.75 US por llenar 6 o 7 recipientes de café, unos 32.5 kilos. Trabajando 6 días a la semana reciben mensualmente 85 US, o sea, 44% menos que el salario mínimo. La situación es peor para las jornaleras llamadas 'palliris' (voz quechua que designa a la mujer dedicada a escoger algo con las manos).

En las cooperativas, las mujeres asisten a las reuniones y la mayoría afirma participar en los procesos de toma de decisiones; sin embargo, ninguna mujer todavía ocupa puestos directivos y obviamente no son consideradas igualitariamente frente a los hombres, apuntó Imhof.

Suiza apoya el comercio equitativo

Hans-Peter Egler, jefe del Departamento de Cooperación Comercial y de Tecnologías Medioamebintales de la SECO, señaló: "Con el comercio equitativo queremos promover el intercambio y la integración al mercado internacional de los países en desarrollo y favorecer así la creación de puestos de trabajo y el desarrollo de capacidades".

La pobreza, prosiguió, ocupa un rol importante en las conversaciones de la Organización Mundial del Comercio en las que Suiza apoya la inserción de los países en desarrollo en el comercio mundial y busca proveerles instrumentos para que participen activamente.

En este sentido, continuó, tenemos programas de apoyo al comercio, los negocios y las inversiones o la protección de la propiedad intelectual, agregó. "Si los productos de esos países tienen la calidad que exigimos en Suiza y otros países europeos, pueden competir".

Egler destacó que hoy se analiza cómo se producen las materias primas y cómo se las puede integrar mejor en el mercado. Por ejemplo, se observa si el algodón de los países en desarrollo tiene estandares de calidad y si su producción responde a criterios sociales y ambientales.

"Las ONG y las organizaciones de consumidores suizas ponen atención a estos criterios y los productores deben adaptarse cada vez más a estas exigencias y ser capaces de producir bajo estos lineamientos para acceder a estos mercados".

Bolivia, 'partner' tradicional de Suiza

Suiza se interesa por productos de calidad, con características especiales, tradicionales, con otras connotaciones. Por ello, dijo, es importante que el consumidor pueda reconocer en la etiqueta (Label) que realmente se trata de un producto de comercio equitativo.

Según Egler, en el estudio se eligió a un 'partner' tradicional de Suiza. "En Bolivia tenemos varios proyectos y programas. Además fue la mejor área de trabajo porque el actual gobierno quiere fortalecer este enfoque".

Luego de la presentación del estudio hubo una discusión en la que participaron Egler, Martin Rohner, director de Max Havelaar Suiza; Sybil Anwander, jefa de política económica y sostenibilidad del comercio al detalle COOP y los autores del estudio.

Todos destacaron la utilidad del estudio y coincidieron en que el comercio justo- que pese a su constante crecimiento, apenas representa el 0.01% del comercio mundial - es capaz de cambiar estructuras sociales, fomentar la iniciativa, independencia y competitividad de los trabajadores, mejorar sus ingresos y con ello, reducir la pobreza.

swissinfo, Rosa Amelia Fierro

Contexto

- Equitativo es el comercio basado en el diálogo, la transparencia y el respeto. Busca mejores condiciones en las transacciones internacionales y contribuye con ello al desarrollo sostenible.

- Al ofrecer mejores condiciones de intercambio, asegura los derechos de productores y trabajadores marginalizados, especialmente en los países del Sur.

-El mercado de productos del comercio equitativo ha crecido rápidamente desde los años 90.

- Suiza es uno de los mayores mercados para muchos productos del comercio equitativo: per cápita es el mayor consumidor en el mundo.

- En el comercio equitativo de café, Suiza tiene una participación en el mercado del 6%, la segunda más grande, junto al Reino Unido.

- Desde hace muchos años, la SECO ha promovido y apoyado el concepto del comercio equitativo.

- En su estrategia de capacitar a los productores en los países en desarrollo para entrar a nichos de mercado, promueve la producción de calidad y estándares sociales y medioambientales.

- Una característica del comercio internacional del café es la volatilidad del os precios.

- El grano de café puede ser cosechado sólo después de varios años.

End of insertion

Datos clave

- Bolivia tiene una población de 9.1 millones de habitantes, más de la mitad de ellos son indígenas.

- El ingreso per cápita es de 2,720 US (2004).

- 1990- 2004: 42,2% de los bolivianos vivía con menos de 2 dólares diarios (UNDP 2006).

- 65% dela población es pobre y casi 40% extremadamente pobre (Banco Mundial 2002).

- Además de Brasil y Chile, Bolivia es uno de los países de la región con la más alta desigualdad de ingresos.

- Bolivia produce 7.500 toneladas anuales de café, de las cuales 6 millones de toneladas son exportadas. De este volumen exportable, 38% es café para el comercio equitativo.

- 95% del café boliviano se produce en el departamento de La Paz.

- Con 60% de la producción nacional de café, la provincia de Caranavi, llamada la capital del café, es la mayor productora en Bolivia.

- Con excelentes condiciones climáticas para el crecimiento de la variedad Arábica, en esta región los productores tienen propiedades generalmente pequeñas.

- Las familias poseen alrededor de 10 hectáreas, de las cuales 2.5 son destinadas a la producción de café.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo