Navigation

Tanques para Irak: Berna quiere garantías

La venta de tanques a Irak genera polémica. RUAG

El ministro suizo de Economía tranquiliza a la comisión de seguridad: Suiza sólo venderá carros blindados a Irak si el material es utilizado exclusivamente con fines civiles.

Este contenido fue publicado el 16 agosto 2005 - 19:01

Joseph Deiss tomó esta decisión a raíz de las informaciones del diario Basler Zeitung, según las cuales los estadounidenses destinarían esos tanques a los militares.

El ministro de Economía, Joseph Deiss, no quiere autorizar la venta de carros blindados de transporte del ejército suizo a Irak (atravesando los Emiratos Árabes Unidos), mientras no se obtengan garantías sobre su utilización.

Así lo declaró ante la Comisión de Política de Seguridad (CPS) del Consejo Nacional (cámara baja), asegurando que los tanques servirán únicamente para misiones policiales, controles fronterizos o protección de las instalaciones.

Hasta ahora Deiss siempre había defendido la decisión de vender los carros M113 a Irak, pese a las críticas – también por parte de altos cargos militares – y la perplejidad de quienes temen que un apoyo de este tipo a las autoridades iraquíes pueda poner a Suiza en la primera línea de la denominada "guerra al terrorismo". Suiza, argumentó Deiss, tiene interés en que Irak recobre la estabilidad.

Exportación depende de la resolución de la ONU

El nuevo problema en torno a la exportación de 180 carros blindados – no armados – a Irak surgió a raíz de una investigación Basler Zeitung. Según el diario de Basilea, el material de transporte militar no estaba destinado, como previsto, a la policía, sino a una división de tanques iraquíes, en cumplimiento de la voluntad de Estados Unidos.

La Secretaría de Estado de Economía (seco) condiciona la exportación a la resolución de la ONU que prevé la utilización de los carros M113 helvéticos en operaciones cuyo objetivo esencial es proteger las fronteras y objetos específicos.

Othmar Wyss, responsable de seco en materia de exportaciones y sanciones, ha podido constatar que no existe todavía, por parte iraquí, una declaración sobre la utilización de los tanques. seco tiene la intención de exigir que en esta declaración se mencione explícitamente la resolución de la ONU vigente. Sin esta garantía, no se autorizará la exportación.

Revuelo político

El hecho de que Suiza se sume a los esfuerzos de Estados Unidos y sus aliados para contribuir al programa de armamento y defensa iraquí ha generado malestar en la población y en muchos políticos.

Para el diputado Hugo Fasel, presidente de la Comisión de Gestión, el asunto "es cuestionable también desde un punto de vista de la política de neutralidad".

Si los M113 estuvieran realmente destinados al ejército y no a la policía, el debate sobre la legalidad de la operación no haría sino acrecentarse.

Críticas de la derecha e izquierda

La eventual exportación de carros blindados a Irak destinados a la policía – en cumplimiento de la resolución de la ONU – ya ha suscitado críticas vehementes por parte de los partidos de la izquierda y la Unión Democrática del Centro (UDC, derecha populista).

Para el Partido Socialista, la venta de tanques es incompatible con la neutralidad helvética y representa un cambio de dirección en la política practicada hasta ahora. Críticas a las que se suma la UDC.

Los Verdes, por su parte, sostienen que una transacción de esa índole va en contra del espíritu de la ley sobre material bélico.

Satisfacción en el centro

El Partido Demócrata Cristiano (PDC) y los liberales (PRD), en cambio, se felicitan de la decisión del Gobierno. En Suiza, los viejos tanques hubieran sido destruidos, declaró el secretario del PDC, Reto Nause. Cediéndolos a Irak, se contribuye a mejorar la seguridad en Irak.

Pero tras los atentados terroristas en Londres, la exportación de carros blindados está en tela de juicio. Cualquier vinculación con Irak podría convertir a Suiza en un blanco de los extremistas islámicos.

El ministro Joseph Deiss ha defendido la decisión que adoptó a fines de junio el Gobierno autorizando la exportación de 180 tanques a Irak. Deiss subrayó, no obstante, que todavía falta la autorización definitiva.

El ministro de Economía se mostró molesto por lo que calificó de instrumentalización de los atentados de Londres. Según la Comisión de Seguridad del Consejo Federal, la venta de carros blindados no incrementaría el riesgo de atentados.

swissinfo y agencias

Datos clave

De aquí al 2010, el ejército suizo deberá liquidar material por valor de cerca de 10.000 millones de francos:

1.200 carros blindados M109 y M113
200 tanques armados 68/88
30 helicópteros Alouette III
45 aviones de combate F-5 Tiger
2.600 toneladas de alambradas
20.600 toneladas de material
320 toneladas de redes de camuflaje
230 toneladas de tiendas

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo