Navigation

Turquía pospone la visita de Deiss

El ministro Joseph Deiss tenía programado visitar Turquía en septiembre. Keystone

El ministro suizo de Economía, Joseph Deiss, no podrá visitar Turquía como lo tenía previsto para principios del mes de septiembre.

Este contenido fue publicado el 05 agosto 2005 - 14:17

Oficialmente, Ankara invoca problemas de agenda. Sin embargo, en Suiza se aduce que la verdadera razón tiene que ver con el reconocimiento del genocidio armenio durante la Primera Guerra Mundial.

El viaje de Deiss, se trataba, por así decirlo, de una visita de rutina. Cada tres o cuatro años, el ministro suizo de Economía, acompañado de una delegación económica, se dirige a los países que se destacan por sus lazos comerciales con Suiza.

En ese marco fue programada su visita a Turquía en septiembre próximo. Una visita que no tendrá lugar.

Oficialmente, el ministro de Economía turco, Kursad Tuzmen, no tiene tiempo libre en las fechas previstas. Esto es lo que se asienta en una nota transmitida por el gobierno turco a la Embajada de Suiza en Ankara.

No obstante, esta dificultad de tiempos en la agenda del homólogo turco de Deiss podría tratarse de una respuesta por parte de Turquía ante una nueva polémica en torno a la masacre armenia.

Interrogatorios

Hace dos semanas, durante la conmemoración del Tratado de Lausana -que fijó las fronteras de la Turquía moderna en 1923-, Doğu Perinçek, un turco de extrema derecha, aprovechó la ocasión para negar públicamente el suicidio multitudinario perpetrado contra los armenios.

Perinçek fue convocado por la justicia del cantón suizo de Vaud y recibió un llamado para comparecer en los tribunales de Winterthur, por contravenir en las leyes antirracistas helvéticas.

En Winterthur, en mayo pasado se abrió una investigación contra el historiador turco, Yusuf Halacoglu, quien en una conferencia negó los sucesos ocurridos entre 1915 y 1918.

Estos pasos de la justicia helvética provocaron una intensa actividad diplomática entre Berna y Ankara.

Sibel Gal, encargada de prensa de la Embajada de Turquía en Berna, comenta sobre la decisión de Ankara con relación a la postergación del viaje de Deiss que "no se trata de una anulación, sino que la visita del Ministro Deiss debe ser organizada de forma conjunta".

Asegura que esto "no tiene relación con el interrogatorio de Perinçek, líder del Partido del Trabajo, sino con un problema de agenda".

No es la primera vez

No es la primera vez que Turquía expresa de esta forma su malestar a los suizos. La ministra de Asuntos Exteriores, Micheline Calmy-Rey, debió también posponer una visita a Turquía, que finalmente emprendió en marzo pasado.

El motivo fue que en 2003, el Parlamento del Cantón de Vaud reconoció oficialmente el genocidio armenio durante la Primera Guerra Mundial, lo que provocó el enojo de Ankara.

Sobre los recientes llamados de la justicia helvética a ciudadanos turcos, el gobierno de Ankara opina que contradicen al derecho internacional.

Micheline Calmy-Rey reiteró recientemente que "Suiza ha abordado en varias ocasiones la cuestión armenia y llama a Turquía a adoptar una política más conciliadora" al respecto y a hacer un trabajo de memoria.

swissinfo

Datos clave

La interpretación histórica de la muerte y la deportación de entre 800 mil y un millón 800 mil personas de origen armenio entre 1915 y 1918 provoca tensiones entre Turquía y numerosos países europeos.

El genocidio fue reconocido por los parlamentos de diversos países, entre ellos, Francia, Estados Unidos, Rusia e Italia.

La ONU hizo lo propio en 1985, dos años después que el Parlamento Europeo.

El gobierno suizo no habla oficialmente con el término 'genocidio’, pero hace mención de las expresiones 'deportación en masa’ y 'masacres’.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo