Navigation

UBS, el banco más golpeado por los 'subprime'

La operación del UBS en Estados Unidos es muy importante. Keystone

El líder de la banca suiza, el UBS, y su principal competidor, el Credit Suisse, hacen balance de los platos rotos provocados por los créditos hipotecarios de alto riesgo de Estados Unidos.

Este contenido fue publicado el 02 noviembre 2007 - 14:34

También esta semana, nueva huelga de los trabajadores de la construcción y Panalpina sorprende con finanzas sólidas. Resumen.

Como lo habían anticipado desde hace tres semanas (09.10.), el UBS y el Credit Suisse confirmaron esta semana que la crisis de las hipotecas estadounidenses de alto riesgo –conocidas como 'subprime'– asestó certeros golpes a sus cuentas del tercer trimestre.

Hablamos de todos aquellos créditos otorgados entre 2003 y 2004 por la banca estadounidense a deudores de baja solvencia, mismos que incurrieron en 'cartera vencida' –no pago- a partir del año 2005, cuando inició la escalada en las tasas de interés.

La operación del UBS en Estados Unidos es muy importante; de ahí que las pérdidas registradas por su tenencia de papel hipotecario de mala calidad hayan repercutido en las cuentas mundiales del grupo, provocando pérdidas del orden de los 726 millones de francos suizos entre julio y septiembre.

Para compensar, el UBS recortó 700 empleos y eliminará otros 800 antes del 15 de enero para compactar sus gastos.

"Con las medidas que hemos tomado mejoraremos nuestro desempeño futuro", destacó Marcel Rohner, director general del UBS en un comunicado de prensa.

Aclaró también que el resto de las actividades del grupo experimentaron una evolución positiva. Por ejemplo, la gestión de fortunas incrementó el patrimonio administrado de 26.800 a 40.200 millones de francos suizos durante los últimos 12 meses.



"La incertidumbre continua", citó Rohner, "pero lo haremos bien en 2008. Nuestro balance general es sólido, nuestra clientela confía en nosotros y somos uno de los principales actores financieros del mundo".

Credit Suisse, mejor librado

El Credit Suisse, número dos del mercado bancario helvético, también resultó afectado por la crisis de los 'subprime', pero a mucho menor escala como lo anticipaban ya los mercados y los analistas financieros.

También el pasado jueves (01.11.) reveló que tuvo que depreciar activos por el equivalente a 2.200 millones de francos suizos.

Esto tuvo un impacto sobre sus utilidades de 1.300 millones de francos suizos entre julio y septiembre, pese a lo cual las ganancias del Credit Suisse totalizaron 7.200 millones de francos suizos entre enero y septiembre.

De cara a las turbulencias experimentadas por el mercado americano, el Credit Suisse se ha visto prudente y Brady Dougan, su director general, prevé que las cosas evolucionen positivamente.

"Existen señales que nos animan y que evidencian que la actividad se intensifica en el mercado del crédito, y aunque es demasiado pronto para determinar en qué momento los mercados se normalizarán, estamos confiados en el futuro de mediano y largo plazo".

Nueva huelga

Los obreros suizos del sector de la construcción volvieron a enarbolar la bandera de la huelga. Este jueves (01.11.) un total de 2.000 albañiles paralizaron sus operaciones y dejaron en espera la construcción de 270 obras en Zúrich y Basilea.

Con esta medida buscan dejar claro que no están de acuerdo con la eliminación –decidida unilateralmente por los empresarios– del Convenio Colectivo de Trabajo (CCT) que les regía.

La suspensión de labores inició a las 06.00 horas del jueves con una reunión de trabajadores en la ciudad de Zúrich,, cuyo cantón concentra al menos 200 obras afectadas por el paro.
Unos 1.300 manifestantes, según el dato oficial de la policía suiza, recorrieron las calles de Zúrich, confirmó la central sindical Unia.
En Basilea, el movimiento huelguista afectó unas 70 obras y en este caso fueron 500 trabajadores los que se congregaron en el parque de St. Jakob.

Los albañiles perdieron el derecho al CCT desde principios de octubre y el paro de labores de este jueves busca ejercer presión política de cara a una reunión entre sindicatos y patrones que tendrá lugar el próximo lunes (05.11.).

Panalpina, en forma

La empresa suiza de logística, Panalpina, anunció este jueves (01.11.) que sus ganancias sumaron 158,8 millones de francos suizos durante los primeros nueve meses de 2007, dato 32% superior al observado entre enero y septiembre de 2006.

La facturación, en tanto, creció 11,6% durante el periodo analizado, para alcanzar los 6.280 millones de francos suizos, con lo que el grupo de Basilea confirmó sus expectativas.

Panalpina se ha visto beneficiada por la expansión de sus operaciones en mercados emergentes como China o India, región a la que ha enfocado sus planes de expansión para el periodo 2008-2011.

Otro factor que le favoreció particularmente durante los primeros nueve meses del año es la evolución del precio del petróleo, que con niveles superiores a los 80 dólares por barril –históricamente altos- se ha convertido en una de las principales fuentes de ingresos de Panalpina, ya que es especialista en la transportación de dicho insumo.

swissinfo, Andrea Ornelas

Datos clave

UBS suprimirá 1.500 empleos a causa de la crisis de los 'subprime' y Credit Suisse 170 puestos.

Más de 6.000 trabajadores de la construcción se expresaron vía la huelga y manifestaciones públicas en Suiza durante octubre.

Panalpina tiene 500 sucursales en 80 países y emplea a 14.500 personas.

End of insertion

Contexto

UBS y Credit Suisse son los dos bancos más importantes de la plaza financiera helvética, entre ambos concentran más de 55% de la clientela del sector.

Unia y Syna, los sindicatos de los obreros de la construcción, exigen un nuevo Convenio Colectivo de Trabajo (CCT) que beneficie a 80.000 empleados. Los empresarios se niegan.

La empresa suiza de logística Panalpina, especializada en fletes intercontinentales –aéreos y oceánicos- comenzó a cotizar en el mercado de valores suizo hace sólo un año (septiembre 2006).

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.