Navigation

Un ejército sin caballos

El caballo en las tareas militares, un tema actual. Christophe Maret

La más noble conquista del hombre podría ser excluida del ejército suizo. Al menos eso es lo que prevé la reforma militar Ejército XXI, cuyo procedimiento de consulta ha sido lanzado este miércoles. Pero la resistencia se organiza entre los defensores de la raza caballar suiza de Franches-Montagnes.

Este contenido fue publicado el 02 mayo 2001 - 09:31

La posición de los militares es clara. Las tropas de transporte, que actualmente utilizan 2.500 caballos, ya no son necesarias en un ejército moderno y motorizado. Y, como ha ocurrido con las mulas y las bicicletas, los bravos caballos van a desaparecer también de la tropa.

La explicación es clara: "Dados nuestros objetivos en materia de costos, estamos obligados a suprimir ciertos elementos de nuestro ejército", afirma Simon Weber, jefe de información del Proyecto Ejército XXI.

Pero hay quienes están persuadidos de que el caballo sigue teniendo un lugar en el ejército. "Vamos a actuar y no sólo por nostalgia o por amor a las bestias", declara Christophe Maret, presidente de la Asociación de tropas de transporte.

Según el lugarteniente coronel Karl Diethelm, oficial del cuerpo de transporte de la División de montaña 9, ninguna máquina puede reemplazar al caballo en la montaña. Una bestia que se desplaza, en efecto, por cualquier lugar y en cualquier tiempo, contrariamente a los trenes u otras máquinas.

Karl Diethelm y otros militares, reagrupados en un equipo de trabajo, han redactado una defensa para el mantenimiento de las tropas de transporte. Proponen disminuir hasta 1.500 el número de caballos en el ejército.

Los defensores admiten que es inevitable una reducción de los efectivos de caballos en ejército. Pero piden que se realice en la misma proporción que en el resto del ejército.

El consejero de los Estados del cantón del Jura, Pierre Paupe, defiende también el mantenimiento de los caballos y propone que sean puestos a disposición del turismo, cuando no están siendo utilizados en el ejército.

Otro argumento a favor del mantenimiento de los caballos: han ofrecido numerosos servicios a la población civil durante los últimos años. Sobre todo han realizado con éxito operaciones de socorro y limpieza en las montañas, tras el paso de los huracanes Vivian y Lothar.

El ministro de la Defensa, Samuel Schmid, ha respondido ya a este argumento: "Las tropas de transporte pueden continuar su misión, pero fuera del ejército".

Caroline Zuercher

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.