Un gesto en favor de los países más pobres

El comercio solidario vende en Suiza productos de los países más pobres. Keystone

Desde el 1 de abril, una cincuentena de entre los países más pobres del planeta podrán exportar sus productos a Suiza sin pagar derechos de aduana.

Este contenido fue publicado el 16 marzo 2007 - 15:37

El Gobierno suizo se convierte así en uno de los primeros que concreta el compromiso adquirido en la conferencia de ministros de la Organzación Mundial del Comercio, en 2005, en Hong Kong.

Los países más pobres podrán exportar sus mercaderías hacia Suiza sin tener que pagar derechos de aduana y en cantidad ilimitada. Los países en vías de desarrollo seguirán a su vez beneficiándose de reducciones tarifarias.

El Gobierno ha adoptado este viernes (16.03) una disposición en este sentido sobre las preferencias arancelarias. El documento prevé una excepción total de los derechos de aduana y de contingentes para los países que han iniciado un proceso en el marco de la iniciativa internacional de desendeudamiento.

52 países

En total serán 52 países los que se beneficien de esta concesión. Entre ellos figuran Afganistán, Burkina Fasso, Haití, Nepal o Yemen. Con esta decisión, Suiza se convierte en uno de los primeros países que cumplen la promesa hecha durante la conferencia ministerial de la OMC en Hong Kong, en el año 2205, señala el gobierno helvético.

Suiza concreta asimismo la última etapa de la iniciativa denominada "tarifa 0", adoptada por el gobierno en 2001 y que prevé para los países más pobres el acceso simplificado al mercado suizo. La excempción de aranceles aduaneros representa una pérdida fiscal de aproximadamente 800.000 francos.

Facilitar el acceso al mercado suizo a productos provenientes de aquellos países contribuye de manera "nada desdeñable" a la promoción del comercio, al crecimiento de los ingresos por concepto de exportación y, por tanto, al progreso de los países en vías de desarrollo, precisa el gobierno de Suiza.

Además permite a la economía helvética aprovechar los logros económicos de la división internacional del trabajo por medio de condiciones marco adecuadas y estables.

swissinfo y agencias

Contexto

Las importaciones de productos provenientes de países en vías de desarrollo a Suiza no han dejado de aumentar en los últimos cinco años.

Con respecto al total de importaciones, la parte de esos países ha pasado de 5,5% (6.500 millones de francos) en 1999 a 6,6% (9.200 millones de francos) en 2004.

En cambio la parte correspondiente a los países menos desarrollados sigue prácticamente estancado en 0,12%, pasando de 156 millones a sólo 167,5 millones de francos.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo