Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Un video disuasorio para los africanos

Perseguido por la policía: una persona que huye en el video.

(swissinfo.ch)

Llueve a cántaros. Personas de África duermen bajo los puentes, huyen de la policía y limitan su estar a la condición de mendigos. Este cuadro en Suiza se difunde en las televisiones de Camerún y Nigeria.

El video tiene la finalidad de desalentar la emigración de los africanos y ha sido encargado por la Oficina Federal de Migración (OFM).

El mensaje de la cuña televisiva de apenas dos minutos es claro. Dice: quédate en casa, Europa no es el continente de las mil maravillas.

La vivienda es placentera, un africano está sentado en una poltrona cuando suena el teléfono. En el otro extremo de la línea se encuentra su hijo.

Él llama desde una cabina telefónica en Suiza, donde vive desde hace poco. Es un día húmedo y frío.

"¿Has encontrado alojamiento"?, pregunta el padre. "Sí, con unos amigos", responde el hijo mientras el 'spot' muestra imágenes de un sitio de urgencia para dormir debajo de un puente.

"¿Van bien los estudios?", prosigue el padre. "Por supuesto, ya me he inscrito en la universidad", miente el hijo. Las imágenes del video lo muestran mendigando en la calle y huyendo de la policía.

Al hijo no le va nada bien en Suiza. Sus sueños no se han cumplido. "No crean en todo lo que dicen. El irse lejos no siempre significa una vida mejor", previene una leyenda del video.

Contra las falsas ilusiones

"Tenemos la obligación de mostrar a esta gente cuáles son las consecuencias que puede tener para ellos el partir", sostiene Eduard Gnesa, director de la Oficina Federal de Migración, refiriéndose a la campaña disuasiva.

"Quienes salen (de sus países) no deben hacerse falsas ilusiones de Suiza. Aquí no tenemos trabajo para esas personas".

Unos 300.000 puestos de trabajo en los sectores menos calificados fueron suprimidos durante los últimos años. "Debido a los acuerdos de libre circulación de personas, la economía (helvética) puede reclutar trabajadores de paises miembros de la UE".

Los inmigrantes de Camerún y Nigeria casi no tienen la posibilidad de justificar persecuciones políticas. Por regla general no reciben asilo en Suiza.

Otra de las razones citadas por Gnesa es el hecho de que cada año miles de emigrantes africanos que salen de sus países se ahogan en las aguas del Mediterráneo. "Hay que advertirles también de este peligro".

El video es parte de una campaña que va acompañada de un folleto explicativo. De esta manera se pretende combatir la migración en el lugar de origen. La campaña es hecha actualmente en Camerún y Nigeria, mientras que con otros Estados, como el Congo, se encaran conversaciones para el mismo fin, según informó Gnesa.

Dudas sobre su efectividad

El proyecto piloto fue iniciado hace año y medio con el consentimiento de los gobiernos de Camerún y Nigeria. Gnesa califica las reacciones recibidas hasta ahora como "básicamente positivas".

La intención de las cuñas televisivas (spots) es en el fondo bien intencionada, admite Jürg Krummenacher de la obra social Caritas. No obstante relativiza el efecto de la campaña. "La gente en Nigeria o Camerún ven a diario en la televisión cómo es la vida en Europa y saben también que al viajar arriesgan sus vidas. No creo que el 'spot' consiga mucho".

Además, sólo en este año han llegado a pedir asilo en Suiza 105 cameruneses y 286 nigerianos. "Cientos de miles en estos países sueñan con ello, aunque sólo sea una mínima parte la que realmente huye".

La mayoría es de Eritrea y Somalia

Krummenacher señala que la mayor parte de los refugiados africanos que llegaron a Suiza en 2006 son de Eritrea y Somalia. "Esos son desertores^; o sea, refugiados de guerra y refugiados de otros países donde la violación de los derechos humanos está a la orden del día".

La cuña televisiva despierta en cambio la impresión de que los refugiados africanos vienen a buscar trabajo en Suiza y no son de países donde hay guerra o donde el Estado dejó de funcionar.

swissinfo, Andreas Keiser.

La UE participa

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM), con sede en Ginebra, encargó la producción del video.

La cinta es financiada con el presupuesto regular de la Oficina Federal de Migración.

En el costo participó también la UE mediante el denominado Programa Eneas, un proyecto que explica en los países del Sur temas inherentes a la Inmigración y el Asilo.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×