Unanimidad suiza contra las deudas

swissinfo.ch

En las urnas, los helvéticos confirmaron este domingo su adhesión al ejército lo mismo que su rechazo a nuevas tasas impositivas.

Este contenido fue publicado el 02 diciembre 2001 - 19:15

Cuatro iniciativas populares sometidas a escrutinio, entre las cuales una propuesta para suprimir a las fuerzas armadas, fueron ampliamente rechazadas por el electorado.

Con igual contundencia, pero en sentido opuesto, los votantes acogieron un texto para frenar el endeudamiento del país.

En este domingo de votaciones, los electores helvéticos acudieron a las urnas para pronunciarse en torno a dos iniciativas del Grupo por una Suiza sin Ejército (GSsA), una tendiente a suprimir esa institución y otra destinada a crear una fuerza civil de paz.

Por segunda vez en 12 años los suizos decidieron mantener a sus fuerzas armadas. Por 78.1% votos en contra, y con el "no" de todos los cantones, la propuesta del GSsA "por una política de seguridad creíble a una Suiza sin ejército" quedó suprimida. La derrota fue mayor a la sufrida en 1989 cuando 35,6% del voto le favoreció.

El segundo texto del GSsA, que pedía la introducción de un servicio civil voluntario a favor de la paz, corrió con la misma suerte con 76,8 del rechazo. En diversos cantones, la iniciativa "la solidaridad crea la seguridad" recibió una negativa más enfática que la otra propuesta. El "no" más rotuno se produjo en Appenzell-Rhodas interiores, a donde alcanzó un 89,6%.

No a los impuestos

Suiza seguirá siendo uno de los pocos países que no aplica tasas impositivas a las ganancias de actividades bursátiles privadas. El pueblo rechazó por 65,9% la introducción de un impuesto sobre las ganancias en capital. La iniciativa popular de la Unión Sindical Suiza no conquistó un solo cantón.
A nombre de la equidad fiscal, la iniciativa proponía un arancel de entre 20 y 25% sobre las ganancias superiores a los 5.000 francos.

En el mismo marco, los suizos respondieron con una categórica negativa (77,1% de los votos) a la iniciativa presentada por los Verdes "para garantizar el AVS (seguro de jubilación) - impuestos a la energía no al trabajo". Tampoco ese texto logró convencer a cantón alguno.

El rechazo fue aún más determinante que aquel del 24 de septiembre de 2000 cuando una propuesta semejante pretendía imponer nuevas tasas al consumo de energía y que fue eliminado con un voto en contra de 55%.

El único "sí", contra las deudas

En adelante, la Confederación se someterá a un mecanismo que asegura una disciplina financiera automática. El pueblo aceptó en las urnas, con 84,7% de los escrutinios, la introducción constitucional de un sistema para frenar el endeudamiento público. El "sí" procedió de todo el país.

La idea de limitar los gastos federales al nivel de los ingresos recibió el acuerdo de 1,47 millones de personas contra sólo 265 334 en contra. El coto al endeudamiento no tiene por ambición reabsorber las deudas del Estado, que alcanzan los 108 mil millones de francos, sino evitar las situaciones deficitarias crónicas y estabilizar el endeudamiento.

swissinfo

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo