Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Urge aplicar las normas de la guerra en Libia

Alarmado por la intensificación de los combates en Libia y por el número cada vez más elevado de víctimas, el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) insta a todos los que intervienen en el conflicto a que respeten el derecho internacional humanitario.

En especial, solicita desde su sede en Ginebra, Suiza, que se tomen todas las precauciones posibles para preservar la vida de las personas civiles.

"Los médicos locales señalan que, durante los últimos días, ha habido un considerable aumento de víctimas que ingresan en los hospitales de Ajdabya y Misrata", dijo este jueves (12.03.) el presidente del CICR, Jakob Kellenberger.

"En Misrata ha habido violentos enfrentamientos y ataques aéreos en los últimos días. Fuentes fidedignas también nos han informado que 40 pacientes fueron atendidos por heridas, algunas muy graves, en un centro médico de la ciudad, y que a éste fueron llevados 22 cadáveres."

El presidente del CICR expresó decepción por el hecho de que la Institución siga sin tener acceso a las zonas donde ha habido los enfrentamientos más violentos. Es inaceptable que 24 días después del inicio de los combates, gran parte del país sigan estando, de hecho, fuera del alcance de la ayuda humanitaria".

"Entretanto, nuestro equipo quirúrgico en Ajdabya, en el este del país, ayudó en la operación de 55 heridos que fueron ingresados en el hospital en el trascurso de solo esta semana", dijo el señor Kellenberger. "Esto no es sino un signo de que el conflicto se está intensificando. Lo que nos preocupa es que la población civil es la que más sufre por la violencia. Creemos que los combates han afectado a mucha gente en el oeste de Libia que en el este."

"Todas las partes en el conflicto armado deben hacer, en todo tiempo, una distinción entre personas civiles y combatientes", dijo el presidente del CICR. "Sólo se pueden atacar los objetivos militares. Urge la adhesión a esta obligación en un contexto en que, al parecer, casi todas las hostilidades tienen lugar en zonas densamente pobladas, donde las personas más expuestas a los riesgos de los combates son civiles. Los heridos y los enfermos de todas las partes deben ser atendidos, y las instalaciones médicas, las ambulancias y el personal sanitario deben ser respetados y protegidos”, declaró el suizo desde Ginebra, según indica un comunicado de la CICR.

swissinfo.ch


Enlaces

×