Veto de la justicia al acuerdo sobre el UBS

La decisión de la justicia suiza deja con un margen de maniobra reducido al Ejecutivo helvético. EPA/JUSTIN LANE

El Tribunal Administrativo Federal (TAF) otorgó la razón a un cliente del UBS contra el acuerdo entre Berna y Washington para la entrega de datos confidenciales de 4.450 clientes del UBS.

Este contenido fue publicado el 25 enero 2010 - 13:21

La decisión pone en aprietos al Gobierno suizo que alcanzó un acuerdo extrajudicial con EE.UU. para solucionar el litigio entre el UBS y el fisco estadounidense. Según el TAF, el Parlamento podría legitimar el debatido acuerdo.

La prensa suiza, en su edición de este lunes, sigue de cerca la reacción de los partidos a la consideración del TAF de que sería el Parlamento el que podría legitimar el convenio.

El viernes pasado (22.01) sucedió este nuevo golpe a la solución encontrada entre Berna y Washington sobre la entrega de información confidencial de clientes del UBS.

Fue en febrero de 2009 que el banco UBS recibió la orden de la Autoridad Federal de Supervisión de los Mercados Financieros (FINMA), en su calidad de autoridad de supervisión financiera, de transferir información confidencial de 300 cuentas de clientes estadounidenses (sospechosos de evasión en su país) al gobierno de Barack Obama.

Un fallo del TAF del 8 de enero de 2010 señaló que FINMA actuó de forma “ilegal” al emitir esa orden, pues violaba la legislación suiza vigente al instruir al UBS a entregar información confidencial de un grupo de clientes (255) a Washington.

Nuevo revés de la justicia

Y 17 días después, llega otro veto del TAF, una “decisión piloto”, en la que otorga la razón a un contribuyente estadounidense, sin lugar a recurso alguno. En concreto, el TAF considera que el Ejecutivo no tiene derecho de prometer a EE.UU. los nombres de clientes del UBS, contra los cuales existen sólo sospechas de evasión fiscal y no de fraude.

Esta decisión se produjo en el marco de un recurso de un cliente contra la transmisión de su expediente al fisco estadounidense.

“El TAF invitará a la Administración Federal de Contribuciones a reconsiderar su decisión en otros 25 casos pendientes. Las consecuencias son muy serias”, indica el diario ‘Le Temps’.

En calidad de “decisión piloto”, este fallo del TAF debe permitir clarificar cuestiones de principio de otros 26 recursos presentados en el marco del mismo acuerdo entre Berna y Washington.

¿Decisión en el Parlamento?

De acuerdo al TAF, el Legislativo tiene el poder de legitimar el acuerdo, al convertir la evasión fiscal en Suiza en un delito. En concreto, los legisladores deberían aprobar retroactivamente el acuerdo y hacer un complemento del nuevo Convenio de Doble Imposición (CDI), que propone ratificar con Washington.

Las voces opositoras entre los partidos se escucharán con mayor intensidad esta semana. La solicitud de crear una Comisión de Investigación Parlamentaria (CEP) sobre el asunto seguramente volverá a oírse en Berna.

Entre tanto, se espera conocer la opinión del Ejecutivo, que deberá imperiosamente abordar el tema este miércoles próximo (27.01.) en su reunión semanal.

”Legítimo, que la justicia tome posición”

El ex procurador tesinés Paolo Bernasconi estima que este nuevo fallo del TAF, al calificar el acuerdo de ilegal, “es muy importante y declara la casi nulidad del valor de este documento alcanzado el 19 de agosto entre los gobiernos estadounidense y suizo".

Esta decisión significa que el UBS debe terminar de entregar expedientes a las autoridades fiscales, afirma Bernaconi a swissinfo.ch. “Considero que esto concierne a varias centenas de casos, pero no osaría hablar de miles.”.

El abogado y profesor suizo juzga legítimo que la justicia tome posición en este asunto. “Afortunadamente aún existen los jueces. Nuestro Estado de derecho se funda en la democracia. La administración no tiene el poder de crear leyes, esa es tarea del Parlamento”.

swissinfo.ch

TAF

El Tribunal Administrativo Federal (TAF) de Suiza es la corte responsable de dirimir toda controversia que genere una decisión tomada por alguna autoridad federal.

Los fallos del TAF pueden, a su vez, ser apelados frente al Tribunal Federal, la más alta instancia judicial del país.

No obstante, la ilegalidad del acuerdo extrajudicial se ha hecho en base a una “decisión piloto”, sin lugar a recurso y es el fundamento para reconsiderar 25 casos pendientes en torno al mismo documento alcanzado entre Washington y Berna.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo