Veto de visas a Libia: Suiza a conformidad, dice Moratinos al NZZ

La liberación del suizo Max Göldi se logró gracias a la mediación de España y Alemania. Keystone

El ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, no reprocha a Suiza el hecho de haber declarado “no gratas” a 150 personas del entorno del gobierno libio.

Este contenido fue publicado el 16 junio 2010 - 12:39

Suiza, como Estado miembro de Schengen, no hizo otra cosa que aplicar el derecho de impedir la expedición de visas a personas de terceros países “porque observó su seguridad nacional amenazada”, señala Moratinos en entrevista al diario Neue Zürcher Zeitung (NZZ) en su edición de hoy.

En la entrevista aparecida en la edición impresa del diario suizo, el ministro español señala de modo diplomático que “como se sabe, los controles en las fronteras internas del espacio Schengen se han suprimido. En ese marco, es posible oponerse a la expedición de una visa para una o varias personas provenientes de terceros Estados”.

“Suiza, como miembro de Schengen, no hizo más que eso al ver su seguridad nacional amenazada”, indica el alto representante del gobierno de España, país que actualmente preside la Unión Europea y que ha fungido como mediador en el conflicto diplomático entre Suiza y Libia.

El canciller español recordó que Alemania y España asumieron el papel de garantes para que se aplique el acuerdo al que han llegado Libia y España para resolver su conflicto, iniciado por la detención del hijo del líder libio Hannibal Gaddafi en Ginebra y la retención casi dos años en Libia del empresario suizo Max Göldi por parte de las autoridades de ese país.

Por otra parte, Moratinos advierte que “sin duda, la mediación de Alemania y España contribuyó a aligerar las negociaciones y acercar las posiciones” entre Trípoli y Berna.

“Mi país disfruta, como es conocido, de consideraciones en los países del Magreb. Esto nos permitió hablar de forma abierta y directa con las autoridades libias para hacer comprensible la posición de Suiza”, agregó Moratinos.

Finalmente, el ministro ibérico dijo que España espera que los puntos de disputa entre Suiza y Libia desaparezcan tan pronto como posible.

"Nuestro único deseo es que las decisiones del tribunal [de arbitraje sobre el caso] sean satisfactorias para ambas partes", concluyó.

swissinfo.ch con la información del diario NZZ

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo