Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Vinos suizos a la conquista de un mercado en transformación: Berlín

Este jueves comenzó la vendimia en Suiza

(Keystone)

La alta calidad y la amplia diversidad de los vinos de Suiza fue admirada este jueves en Berlín por comerciantes y expertos en una acción promocional de la Asociación de Exportadores de Vinos Suizos.

Berlín, la capital de la Alemania reunificada, se encuentra en franca
transformación de sus hábitos gastronómicos. De ciudad típicamente
consumidora de cerveza, Berlín ha pasado a convertirse en los últimos
diez años en una urbe con un consumo de vino per cápita de 28 litros
anuales, superando ya el promedio nacional de 25 litros de toda
Alemania.

Con una degustación en los históricos salones del Palais am
Festungsgraben, situada a un lado del elegante bulevar Unter den Linden,
en pleno centro de Berlín, 25 vitivinicultores y exportadores de vinos
helvéticos se presentan ante el comercio especializado, gastrónomos,
consumidores y representantes de la prensa alemana.

Alemania es, con distancia, el mercado más importante para los
exportadores de vinos suizos. La plaza está en clara expansión y la
tendencia parece orientarse cada vez más hacia el aumento del consumo de
vinos tintos.

A comienzos de este año la Asociación que reune a 60 casas y
organizaciones de vitivinicultores helvéticos se presentó con un
pabellón propio en la feria internacional agrícola Semana Verde de
Berlín.

Desde entonces los productores y exportadores de vinos suizos han
iniciado una serie de campañas promocionales en las principales ciudades
y manifestaciones comerciales alemanas.

En marzo los vinos suizos se presentaron en la feria ProWein, de la
ciudad de Düsseldorf, y en el Hotel Hilton de Dresde; en junio
organizaron el Festival del Vino Chasselas en la localidad de
Badenweiler, próxima a la frontera entre Alemania, Francia y Suiza;
desde junio y hasta el mes de octubre Suiza promueve sus vinos en la
Exposición Mundial de Hannover 2000; y en el presente mes ha acudido al
Salon Internacional del Vino de la ciudad de Hamburgo, además de
organizar esta presentación especial en Berlín.

Sorprende a los expertos la amplia diversidad y la cuidada calidad de
los vinos suizos, consumidos preferentemente jóvenes, aunque algunos
vitivinicultores helvéticos han comenzado a reservar algunas de sus
variedades para madurarlas por algunos años en barricas de roble, a fin
de que tomen cuerpo y mejoren su bouquet y sabor.

En una degustación preliminar organizada por la Asociación de
Exportadores de Vinos Suizos fue presentado un "Assamblage de Nobles
Cépages, Barrique" de 1997, un vino tinto creado con distintas
proporciones de cepas nobles como "pinot noir", "Humagne rouge",
"Cornalin" y "Syrah" del cantón de la Valais, situado en los Alpes, en
el alto valle del Ródano, que causó admiración entre los periodistas
especializados de Alemania invitados.

Otro vino muy logrado fue un "Hallauer - 16 Fahne-Wy", de cosecha tardía
de 1998, de la localidad suiza de Schaffhausen, en el alto Rin, cerca de
la frontera de Suiza con Alemania. Estos dos vinos, servidos con un lomo
de ternera sobre "risotto" y limón confitado, han mostrado ser un
excelente acompañamiento de platos de carne roja.

El chasselas de la casa Domaine E. de Montmollin Fils, de Neuchatel, de
la cosecha 1999 fue presentado como un excelente aperitivo; un chasselas
Dézaley-Marsens De La Tour de Lausanne, de la viña Les Freres Dubois &
Fils Cully, así como un vino de cepa "aligoté" de Les Perrieres, de
Ginebra, acompañan muy bien platos de carnes de ave.

El cantón de la Valais -una región que parece predestinada para la
producción de vinos y donde probablemente griegos y romanos ensayaron
los primeros cultivos en tiempos precristianos aprovechando las
condiciones naturales del lugar- está desarrollando también de forma
creciente sus variedades tradicionales y autóctonas, de las que posee
varias decenas.

"Este año, comienzo del tercer milenio, la cosecha promete ser
excelente, tanto en cantidad como en calidad", afirma el viticultor
suizo Jean-Michel de Montmollin en una entrevista con Swissinfo.

En Neuchatel "hemos preferido comenzar la vendimia 14 días antes de lo
habitual para que la uva quede con la graduación alcohólica apropiada y
no pierda con las lluvias del próximo otoño las excelentes propiedades
conseguidas con el sol y las suficientes precipitaciones pluviales de
este verano."

Juan Carlos Tellechea

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes









swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×