Navigation

A un año del huracán

El panorama fue desolador tras el paso del Lothar en diciembre del 99. Keystone / Urs Flueler

Cinco días antes del aniversario del paso del huracán Lothar las autoridades suizas califican de positivo el balance de los esfuerzos para volver a la normalidad la zona boscosa afectada. Al menos 17 personas murieron en la limpieza de escombros.

Este contenido fue publicado el 21 diciembre 2000 - 18:49

Fue el 26 de diciembre pasado que Suiza fue sorprendida por el paso de fuertes vientos, superiores a los 200 kilómetros por hora. Diez millones de árboles fueron abatidos por el huracán que dejó 46.000 hectáreas afectadas.

Catorce personas perdieron la vida durante el huracán mientras que al menos otras 17 personas murieron a causa de las labores para levantar los escombros en el territorio suizo, mientras que en la vecina Francia el recuento fue aún más grave ante el mal clima en Europa.

Así, un año después de esta tragedia natural, el Gobierno suizo indicó que las tareas para reordenar las regiones afectadas han avanzado considerablemente, mientras que fueron cubiertas las subvenciones necesarias para los afectados.

Además el precio de la madera no tuvo una caída estrepitosa como se predecía tras el paso del huracán que se cobró daños por 750 a 800 millones de francos suizos. Incluyendo los menoscabos producidos a las construcciones, el total de las perdidas ascendió a los 1,740 millones de francos suizos.

Este jueves el director federal de bosques, Werner Schärer, indicó a la prensa helvética que, haciendo un balance de la situación a un año de distancia, las tareas se han desarrollado mejor de lo esperado.

De los 12 millones y medio de metros cúbicos abatidos, 8 millones fueron ya recogidos mientras que otros 2 y medio millones serán dejados en tierra. El resto será levantado antes del fin de este invierno.

Por otra parte la gran demanda de madera ha podido mejorar en mucho las previsiones sobre la caída del precio de este producto. El precio de la madera es 30 por ciento menor al del pasado diciembre. Una normalización del mercado del sector forestal se espera para el fin del 2001.

Continuando con el balance, los costos para trabajar la mitad de los árboles derribados por el viento ya fueron cubiertos, mientras que la otra mitad deberá ser pagada por la Confederación.

De los 510 millones de francos suizos previstos hasta el 2003 para las labores de reordenación en el bosque helvético, han sido ya dirigidos 160 millones a los propietarios afectados por el paso del huracán.

swissinfo y agencias





Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo