Navigation

Baselworld 2005 abre con buenos augurios

Los 2.100 periodistas están entre los primeros visitantes de Baselworld, en Basilea. Keystone

Durante doce meses han trabajado duro los relojeros y joyeros. El fruto de su labor se presenta desde este jueves en Basilea: en el salón mundial más importante del sector.

Este contenido fue publicado el 30 marzo 2005 - 14:41

Después de la edición 2004 -sinónimo de recuperación-, Baselworld 2005 espera confirmar su espíritu renovado.

Tras la depresión económica, los primeros cañonazos en la guerra de Irak y la propagación de la epidemia del SRAS en 2003, Baselworld 2004 devolvió la sonrisa a los relojeros suizos.

Cuando el próximo 7 de abril concluya la edición 2005, se hablará sin duda del "salón de la consolidación y la confirmación", señala Jean-Daniel Pasche, presidente de la Federación de la Industria Relojera suiza (FH, en su sigla francesa), entidad que representa y defiende los intereses del ramo.

El contexto es favorable. Las fluctuaciones por el bajo nivel del dólar y la hipoteca de una regresión más franca siguen sacando canas a esta industria puntal de Suiza.

No obstante, las exportaciones de la relojería helvética han superado su límite en el año pasado (11.100 millones de francos) y van por la misma senda en la primera parte de este año (+5,4%, es decir 851,9 millones en el mes de febrero).

Baselworld es a la vez el principal indicador que anticipa la marcha de los negocios y una extraordinaria plataforma comercial y de marketing. Es "un sitio donde se reciben pedidos", explica Jean-Daniel Pasche. "Algunas marcas consiguen allí la mitad de sus pedidos (de venta) anuales".

Fuerte presencia suiza

La industria helvética vuelve a tener una presencia notable, esta vez con 412 exponentes -casi una quinta parte del total-, seguida de Italia, Hong Kong, Alemania y Francia. Sin embargo, los suizos ocupan más de 44% de los 'stands'.

No hay casualidad alguna en esta proporción. Suiza cubre todo el espectro relojero y está en la vanguardia del sector de alta calidad; por tanto no extraña que tenga 'stands' amplios y luminosos.

"Esperamos seguir produciendo en todas las gamas. Con una media de 25 millones de relojes exportados cada año, frente a un total de unos 500 millones a escala mundial, no hacemos ciertamente producción en masa", señala Jean-Daniel Pasche.

En Basilea, los relojeros y joyeros presentan sus útlimas novedades. Como cada año, los conocedores tendrán la mirada puesta en el diseño con las técnicas avanzadas, entre ellas la primera rueda de áncora en silicio, firmada por Patek Philippe, que permite eludir el sempiterno problema de la lubricación (movimientos mecánicos).

Retorno notable al oro, afirmación de los relojes desarrollados para la mujer (incluidas las complicaciones), engaste en acero: las grandes tendencias del momento se consolidarán en los próximos días en la ciudad a orillas del Rin.

Ejercicio plenamente justificado

En la era del comercio por la Red, un salón como éste tiene tanta justificación como hace veinte años, estima Jean-Daniel Pasche. Primero, porque el reloj es ante todo un objeto emocional que uno mismo debe apreciar; pero también porque nada remplaza el contacto directo entre asociados del sector.

"Es una manera de reunir al mundo relojero en Suiza. Incluso las casas ausentes de Basilea aprovechan la presencia de algunos visitantes en Suiza", constata el presidente de la FH.

Además, no es casual que las marcas del grupo Richemont y otros aliados de lujo organicen por cuenta propia el Salón Internacional de la Alta Relojería casi al mismo tiempo que el de Basilea (4 al 10 de abril) en Ginebra.

"90% de la producción suiza está presente en Basilea", explica Sylvie Ritter, ejecutiva de Baselworld. 2Tenemos muy buenas relaciones con el salón de Ginebra. No hay competencia, sino complementación".

En los últimos siete años, el salón basilense ha sido repensado completamente. El toque final a su renovación es la nueva sala dedicada a las perlas y las piedras preciosas.

No faltarán los deportistas de primer orden, las estrellas de Hollywood: "Las estrellas estarán también presentes en Baselworld 2005, pero no corresponde a la dirección revelar el día y la hora de su presencia; esa es responsabilidad de las marcas", señala Sylvie Ritter.

Un espectáculo completo, eso será también Baselworld.

swissinfo, Pierre-François Besson
(Traducción: Juan Espinoza)

Datos clave

Baselworld tiene lugar del 31 de marzo al 7 de abril.
Este 33 salón de Basilea acoje a 2.197 expositores, 412 de ellos, suizos.
La décima quinta edición del Salón Internacional de la Alta Relojería se realizará del 4 al 10 de abril en Ginebra.
Allí estarán presentes 16 marcas de alta calidad.

End of insertion

Contexto

- 45 países están representados en Baselworld 2005. Los expositores pertenecen a los sectores de la relojería (53% de los 110.000 m2 empleados), joyería (22%) y ramas afines (herramientas y accesorios de relojería, etc.).
- La muestra espera a unos 90.000 visitantes en las orillas del Rin: agentes, vendedores al detalle y otros distribuidores, periodistas (más de 2.100) y el público (muy minoritario).

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.