Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Movilidad digital La web en el bolsillo

(Keystone)

Para muchos es evidente el acceso a Internet desde cualquier lugar. Esta demanda conlleva al permanente incremento de las redes móviles de acceso y de su capacidad de transmisión de datos. El este asiático marca el paso. África recupera terreno.

Es prácticamente imposible hablar de cifras “actuales” sobre el acceso móvil a Internet, debido a que es tal el impulso de la evolución, que los datos disponibles caducan en un abrir y cerrar de ojos.

“Registramos un muy marcado crecimiento del Internet móvil”, dice Carsten Roetz, portavoz de Swisscom, el mayor proveedor de telecomunicaciones en Suiza. “Sigue la tendencia de que el volumen de datos se duplica cada 16 meses”.

También Kathrin Kissau, al frente de los análisis de NET-Metrix - la organización que realiza investigaciones semestrales sobre el uso de Internet dirigidas a los medios en línea-, se sorprende cada vez que llegan a su escritorio las nuevas cifras.

“Si tomamos como base los resultados más actuales, calculamos que tal vez a finales de este 2012 o principios de 2013, el uso de Internet a través de medios móviles superará el empleo estacionario de la Red en el territorio suizo”, señala la licenciada en Ciencias Políticas y Comunicación.

El departamento de investigación del banco estadounidense Morgan Stanley estima que también esto pueda ocurrir a escala global a mediados del próximo año. Google registra ya más de un tercio de las búsquedas a través de aparatos móviles.

Cabe señalar que se habla de Internet móvil cuando la conexión se efectúa a través de una red de telecomunicaciones. El acceso estacionario a la Red puede también producirse a través de una red inalámbrica local.

Internet se impone

“Internet se ha impuesto y es natural que con él también se use el acceso móvil, cuando técnicamente es posible”, indica Bernhard Plattner, profesor de Informática Técnica y Redes de comunicación en la Escuela Politécnica Federal de Zúrich (EPFZ), y quien también hace uso de varios teléfonos inteligentes en sus frecuentes desplazamientos.

Plattner, considerado como un pionero de la red en Suiza y ‘padre’ del dominio .ch,juzga evidente que el acceso móvil a Internet continúe su desarrollo. “El reemplazo de las PC también ocurrió con la llegada de ordenadores portátiles. Y ahora se amplía esta transformación con las tabletas y la telefonía inteligente”.

Uno de dos, con teléfono inteligente

Uno de cada dos suizos tiene un teléfono inteligente, según constata el servicio al consumidor Comparis. Entre la juventud, la cifra se eleva a cuatro de cada cinco.

Por su parte, NET-Metrix considera que 2,2 millones de suizos se mantienen en línea, “en el tranvía, al dar un paseo a pie, en un café o en el banco del parque”. Y de acuerdo a sus investigaciones más recientes, 3 millones de personas utilizan su teléfono inteligente para navegar en la Red, y menos de un millón, la tableta.

Roetz calcula que estas cifras podrían ser incluso más altas si se considera que solo Swisscom, en el primer semestre de este año, contó con 6,1 millones de clientes de telefonía móvil, de los cuales casi la mitad tienen un aparato con una plataforma informática móvil. “Y casi el 70% de los aparatos vendidos actualmente son teléfonos inteligentes”. A esto se suman 600.000 tarjetas con las que se puede navegar por Internet en los móviles.

Nueva generación

gran velocidad en todas partes, debemos ampliar de modo permanente las redes”, indica Roetz.

Y ya viene el siguiente salto en ese sentido: la cuarta generación de tecnologías de telefonía móvil (4G), que permitirá una mayor capacidad de trasferencia de datos.

Actualmente hay proyectos piloto de este sistema en Swisscom. “Las frecuencias se entregaron apenas a principios de año”, indica Roetz. Hasta finales de este 2012 Swisscom cubrirá con ellas doce ciudades, y sucesivamente ampliará la red 4G.

Suecia es la más avanzada en Europa en el sistema de la cuarta generación. Asia, Corea del Sur y Singapur están a la cabeza. De acuerdo a la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), la lista de suscripciones 4G vendidas en esos países es mayor a su número de habitantes.

Corea del Sur tiene ya cubierto todo el territorio con esta tecnología, indica el especialista de redes tecnológicas, Dongkee Lee.

Todos los proveedores telefónicos están inmersos en el negocio. “Prácticamente podemos ahora desde cualquier sitio conectarnos a Internet: en el metro, en la playa o incluso en pequeñas islas”, señala Lee. Allí actualmente 6 de 10 aparatos en función son teléfonos inteligentes.

Saltos evolutivos

Lo que hoy es posible en Corea del Sur, lo fue ya en Japón la década pasada, gracias a al sistema Celular Digital Personal (CDP). Con el móvil ‘Keitai’ el usuario podía conectarse a la Red por correo electrónico, lo que colocó a Japón en una posición progresista en el ámbito de transferencia de datos en el sector de comunicación.

“Mientras que el resto del mundo se conectaba en casa a Internet, los japoneses compraban teléfonos móviles porque con ellos tenían Internet en cualquier sitio”, explica Ashiq Khan, del gigante japonés en telecomunicaciones NTT DOCOMO.

“Fundamentalmente no es necesario partir de la idea de que el uso móvil y estacionario de Internet deben crecer en paralelo”, comenta Kissau. “También pueden ser usos complementarios, como se observa en algunos países africanos o asiáticos”.

Se trata de saltos cuánticos de una o varias evoluciones tecnológicas, como ha ocurrido en África. En muchos lugares se desarrolla el Internet móvil y se renuncia a la telefonía y al Internet fijos.

“La infraestructura sin cable es más barata. No se requieren de instalaciones en cada sitio”, señala Plattner. Y a esto se suma que cada vez se imponen precios más bajos en la telefonía inteligente. “Todos tienen uno de estos aparatos, pues es más sencillo conectarse con solo tener acceso eléctrico”, agrega Kissau.

La UIT constata que, a finales de 2011, ya en 105 países había más celulares en uso que habitantes. Y en el listado se incluyen también Botsuana, Gabón, Namibia, Seychelles y Sudáfrica.

Y es evidente que con el teléfono se navega cada vez más por la Red. De acuerdo a la empresa de análisis de la Web StatCounter, sobre la base de sus datos de mayo pasado, en África, el 13% de las conexiones a sitios se realiza a través de celulares, lo doble de lo registrado el año pasado.

Las 4G de la telefonía móvil

1G

 La primera generación de telefonía móvil funcionaba por medio de comunicaciones analógicas.

En Suiza, estos primeros aparatos -de grandes dimensiones, comparados a los actuales-, se denominaron ‘Natel‘ (Nationales Auto-Telefon).

2G

 La segunda generación volvió obsoleta a la primera, al pasar de tecnología analógica a digital.

 

Se conoció bajo las siglas GSM (Sistema global para las comunicaciones móviles) y permitía el envío digital de datos a través de mensajes cortos (SMS).

Paralelamente surgió en Japón el PDC, un sistema ampliado de la segunda generación que permitía la comunicación digital de datos y correos a través del móvil.

En muchos países aún están en uso estos aparatos. Con la expansión al servicio GPRS (Servicio general de paquetes de radio) se hizo posible el acceso a Internet con esa tecnología.

La velocidad de datos en el sistema GSM se amplió con el estándar EDGE (Velocidades de datos mejoradas para la evolución global), denominado también 2.5G.

3G

El estándar G3 más conocido es el UMTS (Sistema universal de telecomunicaciones móviles), con mayor velocidad de transferencia de datos que los aparatos de la segunda generación. Utiliza diversos servicios GSM.

La mayoría de los países desarrollados tiene hoy redes de la tercera generación. Sus especificaciones técnicas son muy complejas, con muchas variantes y denominaciones especificas en cada país.

4G

Esta generación, conocida también bajo las siglas LTE (Long term evolution), deberá permitir el acceso a una banda ancha móvil ultrarrápida. Se espera que con la 4G se alcance un estándar global.

En muchos países se están construyendo ya redes de esta nueva tecnología. En Suiza, Swisscom realiza proyectos piloto y calcula que a finales de año doce ciudades tendrán acceso a la cuarta generación de este sistema de telecomunicación. Sunrise también realiza pruebas desde hace algunos meses y Orange anunció su fase piloto para 2013.

Internet móvil

La Oficina Federal de Estadística de Suiza se refiere a ‘Internet móvil’ al referirse a aparatos de la tercera y cuarta generación.

Fin del recuadro


Traducción: Patricia Islas, swissinfo.ch


Enlaces

×