Navigation

Compañías de seguros combaten facturas falsas

Los documentos del extranjero con riguroso examen. Keystone

Las aseguradoras suizas son estafadas por viajeros que regresan del extranjero con comprobantes falsificados.

Este contenido fue publicado el 14 septiembre 2004 - 12:33

La Caja Suiza de Seguros (CSS), una de las empresas nacionales más grandes del ramo, estableció una división especializada para controlar estos casos.

La compañía dice que descubre, al menos, dos reclamos falsos semanalmente, pero añade que el número aumenta en verano, cuando la gente viaja al extranjero.

“Este es un problema que no sólo afecta a la CSS”, afirma Esther Vogel, jefa de la división de reclamos del extranjero.

“Otras compañías aseguradoras de salud también tienen problemas con los comprobantes falsificados”, indica Vogel.

Los procedimientos legales

La CSS confirmó que esta semana inició un proceso legal contra de una clínica privada en Kragujevac, Serbia.

La aseguradora sostiene que la clínica emitió una factura a clientes de la CSS por operaciones que nunca se habían realizado.

“Esta clínica, que no tiene más de ocho camas, ha emitido formularios por operaciones que son extremadamente complejas”, declaró Stephan Michel, portavoz de la CSS.

Cinco clientes de la firma que remitieron facturas desde ese centro serbio también han sido acusados de fraude contra la CSS.

“Estas personas creen que es fácil sacar dinero de esta forma, pues tienen la impresión de que las aseguradoras no cuentan con medios para investigar si los comprobantes emitidos en el extranjero son genuinos o no”, manifestó Esther Vogel en una reciente entrevista para la Televisión Suiza.

“Pero ellos se equivocan. Nosotros contamos con una red internacional para chequear aquellos documentos”, anunció la funcionaria.

Un equipo especializado

Swica, otra empresa del ramo, advierte que los comprobantes emitidos fuera de Suiza son examinados rutinariamente.

“Cualquier reclamo que contiene recibos del extranjero es revisado por nuestro equipo especializado”, indica Nicole Graf, vocera de esta compañía.

Reclamos sobre los 5.000 francos son examinados detenidamente. El país de origen de cualquier recibo emitido es considerado a la hora de la evaluación.

“Nuestros expertos se preguntan si las facturas son verídicas o... si las personas las envían en razón de operaciones o tratamientos que parecen haber sido realizados en poco tiempo”, explica Graf.

Además, Swica coteja la información que recibe de Medicall, su servicio de asistencia médica durante las 24:00, al cual deben llamar los clientes que buscan ayuda desde el extranjero.

Accidentes en el extranjero

Las compañías de seguros contra accidentes también enfrentan casos de clientes que envían documentos falsos.

Erich Wiederkehr, vocero de Suva, una de las empresas más grande en aseguramiento contra accidentes, detalla que en estas circunstancias se ejecutan rigurosos procedimientos de control a la documentación emitida en el extranjero.

“Los reclamos de un accidente ocurrido fuera de Suiza son analizados sistemáticamente para determinar sin son verdaderos o no”, dijo Wiederkehr.

Pero en Suva se comenta que es posible detectar un comprobante falso por el hecho de que quien emite la documentación debe probar que sufrió un daño físico durante el percance.

“En estos casos se puede usualmente ver una lesión en el cuerpo, lo cual nos facilita comprobar los facturas. Esto, no obstante, es más difícil en las compañías de salud”, compara Wiederkehr.

Esta empresa refirió asismismo que detectives privados siguieron y filmaron a unas personas que habían hecho reclamos, para determinar la veracidad o falsedad del accidente que al presentar la factura afirmaban haber sufrido.

“La Corte Federal autorizó el uso de vídeos como evidencia, pero no tenemos reglas estrictas en cuanto a la protección de la privacidad de las personas”, concluyó el portavoz.

swissinfo, Ramsey Zarifeh y Elizabeth Meen
(Traducción: Iván Flores Poveda)

En breve

La CSS, la segunda aseguradora de Suiza, inició un proceso legal en contra de una clínica serbia que emitía comprobantes falsos.
La firma estabelció una división de control de la documentación emitida en el extranjero.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo