Navigation

Deiss vuelve con las manos (casi) vacías de Japón

El presidente suizo, Joseph Deiss, entrega un regalo al primer ministro nipón, Yunichiro Koizumi. Keystone

Suiza y Japón quieren fomentar las inversiones recíprocas y estrechar la cooperación en los ámbitos de la investigación y la tecnología.

Este contenido fue publicado el 13 octubre 2004 - 15:50

El presidente helvético no ha obtenido resultados concretos en Tokio, excepto un acuerdo para revisar el tratado de doble imposición.

El primer ministro nipón, Yunichiro Koizumi, coincide con el presidente helvético, Joseph Deiss, en que sus respectivos países deben incrementar la actual cooperación, sobre todo en el campo de la biotecnología y nanotecnología. No obstante, no se facilitaron más detalles al respecto.

“El único resultado concreto alcanzado fue el relanzamiento de la revisión del tratado sobre doble imposición que se remonta a 1971”, anunció Christophe Hans, portavoz del Ministerio suizo de Economía.

Deiss y Koizumi tuvieron oportunidad de discutir a grandes rasgos sobre un posible acuerdo bilateral de índole económica.

Durante la rueda de prensa celebrada este martes (12.10.), el presidente helvético precisó que estos tratados con Suiza “no son la prioridad número uno de Japón”.

No obstante, en el transcurso de su visita oficinal de cuatro días – la primera que realiza un mandatario helvético desde 1996 – Joseph Deiss logró un acuerdo concreto.

Ambos países han decidido relanzar la revisión del acuerdo sobre doble imposición que data de 1971 y esperan “avances rápidos”, aunque no se ha fijado todavía una agenda.

Analistas escépticos

“Esperamos que un mayor número de empresas japonesas elijan a Suiza para invertir en Europa”, declaró Deiss a swissinfo poco después de reunirse con Koizumi.

Las inversiones directas helvéticas en Japón totalizaron 7.900 millones de francos en el año 2002. Japón, en cambio, – que es la segunda potencia económica del mundo – invirtió 1.100 millones de francos en el país alpino.

Respecto a la cooperación técnica Deiss estima que Suiza y Japón están frente a un desafío.

“Los países como los nuestros tienen sólo una solución de cara al futuro. Hay que innovar y situarse en el primer plano de la investigación científica, con la capacidad de producir nuevos productos y tener éxito en los mercados mundiales”, subrayó el presidente helvético.

Los analistas destacan que las conversaciones sostenidas en Tokio representan un paso importante. Sin embargo, se han traducido en pocos hechos concretos.

En su edición de este miércoles el ‘TagesAnzeiger’ señala que Deiss ha aprovechado su visita para relanzar las discusiones sobre un acuerdo de libre comercio. Un mensaje bien acogido por el primer ministro nipón que está dispuesto a entablar conversaciones sobre este asunto.

El diario ginebrino ‘Le Temps’, sin embargo, se muestra menos optimista. “Los suizos han venido a Tokio para promocionar las inversiones mutuas y, de ser posible, entablar un diálogo sobre el futuro acuerdo de libre comercio. En ambos casos volverán con las manos casi vacías”.

Tender puentes

Japón es el socio comercial más importante de Suiza en el continente asiático: las exportaciones helvéticas totalizaron 5.140 millones de francos en el 2003, mientras que las importaciones niponas ascendieron a 2.640 millones.

Unas 140 empresas suizas disponen de una representación en Japón. Joseph Deiss está convencido, sin embargo, de que existen todavía muchas oportunidades para incrementar las inversiones directas y estrechar los lazos comerciales.

Otros temas abordados durante esta visita son la perspectiva de aumentar los vuelos directos entre los dos países, la promoción de las actividades culturales helvéticas en Japón, así como la política agraria.

Suiza y Japón forman parte del grupo de diez países en el seno de la Organización Mundial del Comercio (OMC) que se definen como defensores del libre comercio y mantienen elevados subsidios para sus respectivos agricultores.

Visita imperial

Este miércoles, el presidente suizo se reunió con el emperador Akihito y su esposa Michiko. Aunque protocolaria, esta visita de cortesía constituye un momento importante del viaje.

Joseph Deiss y su esposa Elisabeth fueron recibidos por los soberanos en el palacio imperial de Tokio. Las conversaciones sostenidas sin presencia de prensa duraron una media hora.

El emperador Akihito se felicitó de las relaciones oficiales que mantienen Suiza y Japón desde hace 140 años, según fuentes niponas. En 1864, Suiza fue el primer Estado occidental que concluyó un acuerdo de amistad y comercio con el Imperio del Sol Naciente.

El regalo que ofreció Joseph Deiss a su anfitrión recuerda los primeros contactos que entablaron Suiza y el archipiélago: unas reproducciones de las acuarelas que pintó Johann Kasper Horner durante un viaje a Japón hace más de 200 años.

El matemático, astrónomo y artista suizo llegó a Japón a bordo de una nave de expedición rusa y dejó memorizada su aventura en numerosas acuarelas, redescubiertas este verano en el Museo Etnográfico de la Universidad de Zúrich.

swissinfo y agencias

Datos clave

Japón es el tercer socio comercial de Suiza detrás de Estados Unidos y la Unión Europea.
Exportaciones suizas: 5.140 millones de francos (2003)
Importaciones niponas: 2.640 millones de francos
Inversiones directas suizas: 7.900 millones de francos (2002)
Inversiones niponas: 1.100 millones de francos

End of insertion

Contexto

Deiss se entrevistó con Koizumi sobre temas como las inversiones directas, la cooperación en materia de investigación y técnica, la doble imposición y la perspectiva de un acuerdo de libre comercio.

Algunos analistas califican de positivo el resultado de la visita; otros opinan que el presidente suizo regresará de Japón con las “manos vacías”.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo