Berna no mediará entre Madrid y Barcelona

El Parlamento catalán se dispone a debatir, previsiblemente el 9 de noviembre, la resolución independentista. Keystone
Este contenido fue publicado el 05 noviembre 2015 - 14:59
swissinfo.ch

Suiza no ofrecerá sus ‘buenos oficios’ para mediar entre España y Catalunya. Así responde el Gobierno helvético a la interpelación parlamentaria que presentó el diputado socialista Mathias Reynard el pasado 22 de septiembre.

La interpelación formulaba una pregunta clara: “Dada la neutralidad y la tradición democrática de Suiza, ¿el Consejo Federal está dispuesto a ofrecer sus buenos oficios para garantizar una mediación entre Madrid y Barcelona?”.

Buenos oficios

Se habla de buenos oficios cuando un tercero ofrece su mediación para poner fin a una controversia o para facilitar el contacto entre dos partes en conflicto. Más generalmente este término se aplica a cada iniciativa destinada a favorecer la paz y la cooperación internacionales.
Como estado neutral, Suiza ha hecho de los buenos oficios uno de los pilares de su política exterior. Los buenos oficios pueden adquirir formas muy diversas: organización de conferencias internacionales, representación de intereses de países extranjeros, acogida de organizaciones internacionales...

End of insertion

La respuesta del Gobierno, publicada este jueves en la web del Parlamento, es concisa.

“Las aspiraciones independentistas de Catalunya incumben a la política interior de España”, afirma el Consejo Federal.

“En este caso no procede una mediación de Suiza. De hecho, Suiza ofrece sus ‘buenos oficios’ solamente si todas las partes lo solicitan expresamente”.

Aun así, el Gobierno declara que “Suiza siempre está dispuesta a compartir su experiencia en la estructura del Estado federal, la perecuación fiscal [reparto de financiación] o democracia directa con todos los Estados que lo deseen”.

Junts pel Sí y la CUP, que ganaron las elecciones autonómicas del pasado 27 de septiembre por mayoría de escaños, pero no de votos, han pactado iniciar el proceso de independencia.

El Parlamento catalán debatirá en un pleno extraordinario, previsiblemente el 9 de noviembre, la resolución que, en palabras de las dos formaciones independentistas, constituye “el inicio del proceso de creación del Estado catalán” en forma de “república” en 2017.

Este jueves, el Tribunal Constitucional ha permitido la celebración del pleno independentista, pero ha advertido al Parlamento catalán de que es el tribunal el que tiene "la última palabra" sobre la constitucionalidad de lo que se apruebe.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo