Navigation

Skiplink navigation

Diplomacia y cooperación al desarrollo: todo un reto

Marco Rossi, diplomático y director residente de COSUDE en Bolivia.

En cuatro países: Mozambique, Bangladesh, Macedonia y Bolivia hay representantes de Suiza que se ocupan de ambas tareas -Embajada y Cooperación- dependientes del Ministerio de Asuntos Exteriores.

Este contenido fue publicado el 25 septiembre 2007 - 16:30

Marco Rossi, flamante embajador de Suiza y director residente de COSUDE en La Paz, considera que su nueva función responde al propósito de una mayor coherencia de la política exterior suiza.

Esa deducción permite desprender el hecho de que la representación diplomática suiza en Bolivia haya sido elevada al rango de Embajada. El país andino es, además, país de concentración en los programas de cooperación al desarrollo de la Confederación Helvética.

Estos programas están abocados a contribuir a la lucha contra la pobreza, la igualdad de género, y el buen gobierno, entre otros objetivos de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE) en Bolivia. La cooperación ya era dirigida por Marco Rossi, quien ahora añade a esa tarea la de fortalecer los lazos diplomáticos con Bolivia.

Los objetivos del Milenio de la ONU, el reto de la cooperación suiza en Bolivia, las perspectivas políticas del gobierno de Evo Morales y la presencia de Suiza en Naciones Unidas, son algunos de los tópicos que el alto diplomático aborda en una entrevista con swissinfo.

swissinfo: Señor Embajador, su nueva función supone mayor responsabilidad para una sola persona

Marco Rossi: Sí, sobre todo porque el embajador tiene la supervisión y responsabilidad del conjunto, tanto del ámbito diplomático como de cooperación. Se crea así una mejor coherencia de nuestra política exterior y la elevación de nuestra representación al rango de Embajada permitirá el fortalecimiento de los lazos entre Suiza y Bolivia.

Lo que recae en esta doble función es que debe seguir manteniendo la responsabilidad de la parte conceptual y operativa de los programas de cooperación (al desarrollo) con fondos financieros sustanciosos.

swissinfo: Bolivia es para la cooperación suiza un país de concentración, ¿qué importancia política tiene para Berna en el plano político?

Marco Rossi: En un mundo más y más interconectado, Suiza está interesada en mantener relaciones directas con el mayor número posible de países.

Suiza está siguiendo una política de neutralidad y no pertenece a la UE. Por ese motivo sigue una política de relaciones universales. En la búsqueda de soluciones a problemas globales, Bolivia y Suiza podrían tener intereses similares y apoyarse mutuamente, por lo que es importante mantener ese tipo de relación.

swissinfo: La comunidad internacional acogió con beneplácito la elección del primer presidente indígena en Bolivia, ¿no incomoda la política de nacionalizaciones de Evo Morales, particularmente a Suiza?

Marco Rossi: Hay que distinguir la elección de un presidente indígena de las acciones que después haya tomado ese mismo presidente, que nada tiene que ver con su origen.

En cuanto a las nacionalizaciones, es evidente que cada país tiene toda la legitimidad para definir el sistema económico y político que quiere implementar. En ese sentido, Bolivia quiere establecer un sistema donde el Estado tenga una mayor implicación, lo cual es una decisión legítima de su Gobierno.

Sin embargo, en la forma de las nacionalizaciones, la comunidad internacional –no solamente Suiza- considera que todos los gobiernos deben regirse a las normas vigentes, y esas reglas en el caso de las inversiones suizas en Bolivia contemplan una compensación justa por los bienes nacionalizados, porque existe un convenio en ese sentido.

Esto es lo que establecen las leyes bolivianas y es lo que se acordó entre Bolivia y muchos otros países socios que trabajan en este país con diferentes convenios de protección a las inversiones.

swissinfo: En el caso de la empresa suiza Glencore, el Gobierno suizo hizo lo que corresponde. ¿Será un problema la compensación económica reclamada por Glencore?

Marco Rossi: Lo que el Gobierno suizo ha hecho hasta la fecha en este asunto es recordar al Gobierno boliviano sus obligaciones bajo el Acuerdo bilateral de promoción y protección de inversiones entre Suiza y Bolivia, e invitar a ambas partes –Gobierno boliviano y empresa suiza–, a establecer relaciones directas para que puedan llegar a un acuerdo mutuo sobre una eventual indemnización.

Esperamos que esto permita llegar a una solución amigable, de acuerdo con los intereses de ambas partes.

swissinfo: Embajador, Bolivia vive en los últimos meses una especie de incertidumbre por el retraso en la redacción de la nueva Constitución Política.

Marco Rossi: La situación en torno a la Asamblea Constituyente nos demuestra cuán difícil es llegar a posiciones consensuadas. Estoy convencido de que una futura Constitución será aceptada por la población boliviana e implementada con las leyes respectivas sólo si hay un consenso popular sólido, un acuerdo logrado a través del diálogo entre todos los actores.

swissinfo: Los objetivos del Milenio de la ONU quieren reducir a la mitad la pobreza en el mundo. ¿En qué medida es, a su juicio, realista esta aspiración?

Marco Rossi: Tengo la impresión de que a nivel mundial no se puede llegar a cumplir todas las metas establecidas, pero esto no les resta importancia porque son un incentivo para que tanto los países en vías de desarrollo como los países cooperantes se esfuercen para, en lo posible, acercarse lo más que se pueda a esos objetivos.

En algunos países las perspectivas no son tan malas. Hay naciones donde en los últimos años se han hecho adelantos considerables.

Por ejemplo en Bolivia se ha avanzado en la reducción de la mortalidad materno-infantil. El haber definido este objetivo del milenio ha contribuido, sin duda alguna, a que los esfuerzos de Bolivia y de la comunidad donante se hayan dirigido a tratar de superar este aspecto crítico en el país.

swissinfo: Suiza acaba de cumplir cinco años como miembro pleno de Naciones Unidas. ¿En qué medida puede interceder allí a favor de los países pobres como Bolivia?

Marco Rossi: A través de su integración plena a las Naciones Unidas, Suiza ha tenido mayores posibilidades de contribuir (su parte) en el apoyo a los países más desfavorecidos.

Vale la pena mencionar que antes de su integración plena, Suiza ya participaba en la mayoría de las organizaciones especializadas con contribuciones financieras y en los debates.

Sin embargo, el ser un miembro pleno de las Naciones Unidas nos ha dado la oportunidad de poder, por ejemplo, contribuir activamente a la iniciativa de la creación del Consejo de Derechos Humanos, algo que no hubiésemos podido hacer sin pertenecer a ese rango.

Nuestra participación ha sido reconocida y Suiza esta considerada como un miembro constructivo y serio de las Naciones Unidas.

swissinfo: Embajador, ¿cuándo cree que Suiza podrá asignar el 0,7% de su PIB a la ayuda al desarrollo?

Marco Rossi: A la Conferencia de las Naciones Unidas para el desarrollo sostenible en Río de Janeiro en 1992, Suiza ha expresado públicamente su propósito de mantener el 0,4%, y esto lo hemos logrado a través de muchos esfuerzos.

A finales de este año, el Consejo Federal debería decidir de la nueva meta por el año 2015 y por consiguiente de la contribución adecuada para Suiza al esfuerzo internacional en la búsqueda de soluciones a los desafíos globales.

Para alcanzar el 0.7% del PIB a la ayuda al desarrollo el crecimiento de los recursos asignados a este sector debería ser muy alto. El plan financiero actual del gobierno suizo no permite una subida tan masiva.

¿Cómo evalúa el trabajo realizado por la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación en Bolivia?

Marco Rossi: Como estábamos en un proceso de establecer una nueva estrategia de cooperación para Bolivia, hemos realizado una evaluación y sacado algunas conclusiones de nuestro trabajo en el país.

Una es, p.ej., que para tener éxito se requiere una orientación a largo plazo y una continuidad de esfuerzos. No podemos trabajar orientándonos sólo en la coyuntura de corto plazo, porque las coyunturas son fluctuantes, sobre todo en épocas de grandes cambios.

Otra conclusión es que la vulnerabilidad del contexto y los frecuentes cambios que se dan no se deben tomar como amenaza a nuestro programa (de cooperación al desarrollo), sino más bien como un incentivo para establecer programas suficientemente flexibles que puedan dar respuestas a situaciones inesperadas que posiblemente hoy no conocemos, pero tal vez ocurran de aquí a dos años.

Estas son dos de las lecciones aprendidas que fortaleceremos en nuestro futuro programa de cooperación para Bolivia.

Entrevista swissinfo, Félix Espinoza R., La Paz.

Presencia suiza en Bolivia

Bolivia figura entre los países más pobres de América Latina: casi 65% de sus más de ocho millones de habitantes sufren algún grado de pobreza.

El gobierno suizo, a través de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE) y la Secretaria de Estado para la Economía (SECO), cooperó a Bolivia con más de 420 millones de dólares no reembolsables durante el período 1969 – 2006.

Así, Suiza se convirtió en uno de los países que contribuyó al fondo para disminuir los costos sociales de la reforma radical de la economía, boliviana. Este modelo llegó a convertirse en referencia para los países del Este.

El gobierno de Suiza asignó 24,2 millones de francos para la ejecución de programas y proyectos de cooperación al desarrollo en Bolivia durante la gestión 2006.

La COSUDE ejecuta en Bolivia unos 30 proyectos en diversas áreas de la cooperación al desarrollo, en colaboración con sus contrapartes nacionales.

Impulsa especialmente programas de promoción económica con equidad, particularmente en el área rural; el fomento de la buena gobernabilidad y la democratización local.

La cooperación suiza en el país andino está presente desde 1969.

End of insertion

Biografía

Marco Rossi nació en 1950 en Thalwil (cantón Zúrich). Está casado y es padre de 2 hijos.

Diplomado en Ingeniería Civil, ejerció varias funciones antes de ingresar en 1984 al Servicio de Asuntos Exteriores, Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE).

Marco Rossi posee doctorado en Ciencias Técnicas, postgrado gerencial y formación como mediador de conflictos. Estudios realizados en la Escuela Politénica Federal de Zúrich (EPFZ) y Universidad de San Gall.

En el recorrido de su carrera profesional ha ocupado, entre otras las funciones, las de investigador científico y responsable de un proyecto la EPFZ, catedrático suplente en las universidades técnicas de Rapperswil y Horw, Suiza; director del Centro Cultural Portales, Fundación Pro Bolivia, asesor de COSUDE, Servicio Nacional de Desarrollo de Comunidades, Tarija, Bolivia, director residente adjunto de COSUDE en La Paz.

Actualmente desempeña las funciones de embajador de Suiza en Bolivia y de director residente de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación en el país andino.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo