Navigation

España, entre las economías más vulnerables

Una fila de personas en paro ante una oficina de empleo en Madrid. Keystone

Credit Suisse realizó un estudio en el que considera que España, Islandia, Grecia, Hungría y Rumania, son las economías con más problemas en el presente. En el caso español, por endeudamiento y falta de productividad.

Este contenido fue publicado el 15 diciembre 2009 - 14:07

Suiza se encuentra en una posición sólida. Pese a ello, la ciudadanía helvética está inquieta por la escalada del desempleo y por el futuro del seguro de vejez y los servicios de salud.

España es la segunda economía más frágil de la zona euro, y la sexta más vulnerable de los 27 países de la Unión Europea (UE), concluye un estudio publicado por Credit Suisse el pasado viernes (11.12).

De acuerdo con su evaluación, las 10 economías más frágiles en el presente son: Islandia, Grecia, Hungría, Rumania, Lituania, España, Letonia, Turquía, Ucrania y Bulgaria.

Y las más sólidas: Hong Kong, Noruega, Suiza, Singapur, China, Alemania, Dinamarca, Chile, Malasia y Rusia, en ese orden.

El documento, destinado a clientes e inversionistas, analiza la evolución de 43 economías desarrolladas y emergentes durante los últimos meses de la crisis y en qué condiciones se encuentran de cara al 2010.

El trabajo incluye también a países como Estados Unidos, Brasil, Argentina, India, Francia, Reino Unido, Corea, Colombia o Tailandia.

Deuda e improductividad

Para su análisis, Credit Suisse considera ocho indicadores de evaluación.
Los más importantes: el nivel de deuda privada (pasivos asumidos por las empresas); la deuda pública (pasivos estatales); y el déficit público, es decir, en cuánto se excedió el gasto del Gobierno con respecto a los ingresos que obtuvo.

Evalúa también los activos de cada país en el exterior, y si una nación recibió, o no, inversión extranjera en abundancia en el pasado reciente.
En el caso concreto de España, Credit Suisse estima que la fragilidad de su economía se debe sobre todo a dos factores:
1) Falta de productividad, ya que ésta se ha mantenido estancada durante las últimas dos décadas. Lo que complica la capacidad de innovación del país para dejar atrás los escollos de la crisis.

2) Sobreendeudamiento. Gobierno y empresas, pero especialmente estas últimas, han asumido más pasivos que los que pueden pagar.

Destaca también el nivel de déficit público que registra.
España ha sido mala administradora. Cerrará el 2009 con un déficit público superior al 8%, lo que ha encendido “focos rojos” entre todo tipo de analistas.

Cabe recordar todos los países de la zona euro se han comprometido –vía la firma del ‘Pacto de Estabilidad Económica’ que les permitió adherirse a este grupo-, mantener un déficit público siempre inferior al 3% del PIB.
España ha triplicado dicho límite, lo que pone en riesgo la estabilidad económica del país y de sus finanzas públicas.

Suiza, en orden

Suiza corrió con suerte. No es protagonista de este estudio.
De hecho, ocupa el sitio 41 dentro de las 43 economías evaluadas en el citado índice de vulnerabilidad del Credit Suisse, lo que le confirma como una economía sólida. En su caso, las finanzas del gobierno están sanas y el nivel de endeudamiento es moderado.

La economía helvética cuenta con generosos activos en el exterior, y la economía reinició el crecimiento a partir del tercer trimestre del 2009, un privilegio que pocos países tienen en el presente.

En el caso helvético, uno de los indicadores más preocupantes es el desempleo, que actualmente afecta ya al 4% de la fuerza productiva del país.

Sin embargo, se encuentra aún muy lejos de la tasa de paro de 20% que priva en España, o del 10% promedio que se registra en Francia, Alemania o Italia.

Entre los puntos a favor, Suiza cuenta también con una calificación como país de ‘AAA’, que es sinónimo de solvencia y confiabilidad para los inversionistas internacionales interesados en desarrollar proyectos o comprar títulos de empresas de origen suizo.

No todo es bueno

Pero no todo son buenas noticias para Suiza.
Este lunes (14.12), Credit Suisse dio a conocer un estudio más.
Se trata del“Barómetro de las Preocupaciones 2009”, que se ocupó de encuesta a 1.000 helvéticos para conocer su percepción sobre el presente económico del país y sobre el 2010.

Los suizos dejan claro que aunque la estadística considere razonable la tasa de desempleo que tiene el país, ésta es la principal preocupación de la gente (66% de los consultados).

Y les inquieta también el futuro del sistema de salud (36%) y del seguro para la vejez (también 36% de los consultados está preocupado por este tema). Curiosamente, la crisis financiera sale de la agenda de inquietudes de la agenda (29%) y los extranjeros en Suiza es otro de los asuntos que destaca (preocupación de 25% de la población).

Los suizos son en general optimistas. Consideran que el panorama económico mejorará en 2010 y confían en las instituciones que poseen.
Lo mismo en la calidad del trabajo de los medios de comunicaciones que les informan sobre el acontecer cotidiano (72%), que en la policía (66%), el Parlamento (64%), y las organizaciones obreras y patronales (60%).

En contrapartida, los suizos confían cada vez menos en la Iglesia (15%) y en la Unión Europea (18%).

Andrea Ornelas, swissinfo.ch

Inquietudes

Las ocho principales preocupaciones de los suizos, según Credit Suisse, son:
Desempleo
Sistema de salud
Seguro de Vejez
Crisis económica
Seguridad personal
Extranjeros en Suiza
Avance de la pobreza
Refugiados

End of insertion

Credit suisse

Credit Suisse, grupo financiero basado en Zúrich, fue fundado por Alfred Escher a finales del siglo XIX.

Actualmente opera a partir de una estructura que incluye tres divisiones: banca de inversión, banca privada y administración de activos.

Credit Suisse logró utilidades por 2.354 millones de francos suizos durante el tercer trimestre del 2009, dato que contrasta con las pérdidas de 1.261 millones del mismo periodo del 2008.

Urs Rohner, actual vicepresidente del Credit Suisse, se ocupará de la Presidencia del grupo a partir de abril del 2011, en sustitución de Has-Ulrich Doerig.

End of insertion

UN MEJOR 2010

UBS, banco número uno de Suiza, estima que el Producto Interno Bruto (PIB) de España crecerá 0,7% en 2010.

Tres veces menos que la zona euro como conjunto, pero un dato positivo que envía señales de la capacidad de España para recuperarse en el futuro.
Para el 2011, UBS augura que la economía será capaz de crecer al menos 1,7%, lo que le permitirá regresar paulatinamente al equilibrio y, sobre todo, dejar de perder empleos.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.