Navigation

Skiplink navigation

Evasión fiscal: progresan negociaciones con EE UU

Las negociaciones entre Suiza y Estados Unidos sobre cuestiones de la evasión fiscal están progresando, según dijo la agencia Reuters citando a fuentes del gobierno americano.

Este contenido fue publicado el 10 junio 2011 - 12:49
swissinfo.ch y agencias

Estas podrían conducir a una solución viable, no solo para los bancos suizos sino también para otras entidades extranjeras.

De acuerdo a estas fuentes, tres antiguos y actuales funcionarios, los bancos deberán pagar una determinada suma de dinero y entregar los nombres de los ciudadanos americanos sospechosos de evadir impuestos. A cambio, las autoridades de EE UU suspenderían las acciones judiciales emprendidas contra estas entidades bancarias.

Suiza está negociando actualmente con Estados Unidos la aplicación de la FATCA (Foreign account tax compliance Act), ley americana sobre las instituciones financieras extranjeras, dijo a la agencia suiza ATS, Mario Tuor, portavoz de la secretaría de Estado para las cuestiones financieras Internacionales (SFI).

En este marco, se buscan soluciones a los viejos fiscales. Sin embargo, estas conversaciones son informales y siguen abiertas.

El FATCA entrará en vigor en 2013. Será necesario que todas las instituciones financieras, como los bancos, ubicados fuera de Estados Unidos firmen un acuerdo con el fisco en el que se comprometan a proporcionar información sobre residentes americanos. Suiza desea una aplicación lo más ligera posible en el plano administrativo, precisó Mario Tuor.

Citadas en la noche del jueves, las fuentes de Reuters no indicaron qué bancos se verían afectados por esta regulación. Esto recuerda el acuerdo alcanzado con UBS, al que funcionarios de EE UU repocharon la asistencia prestada a los clientes sospechosos de evasión fiscal.

Tras el acuerdo, el primer banco de Suiza había pagado una multa de 780 millones de dólares y tuvo que anunciar la identidad de cerca de 4.500 clientes adinerados. Fuentes citadas por Reuters indican que todavía deben negociarse los detalles de dicho acuerdo.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo