Navigation

Fondos olvidados en las cajas de pensiones

Trabajadores de las construcción, sector con más cuentas durmientes en fondos de pensiones. Keystone Archive

Trabajadores extranjeros se fueron de Suiza sin reclamar sus cotizaciones efectuadas a las cajas de pensiones.

Este contenido fue publicado el 10 marzo 2003 - 19:08

Varios millones de francos no han sido aún reclamados por los interesados a pesar de la apertura de una central de información.

Se trata de los haberes depositados en los seguros de vejez del "segundo pilar", es decir el equivalente a los fondos de las AFP latinoamericanas. Una especie de seguro obligatorio complementario (LPP) al que todo trabajador debe cotizar mientras trabaja en Suiza.

El caso salió a la luz pública en 1997, cuando el Sindicato Interprofesional de Trabajadores (SIT) anunció en Ginebra la existencia de 68.360 cuentas, pertenecientes a trabajadores extranjeros del sector de la construcción, que no fueron retiradas cuando dejaron de trabajar en Suiza.

Millones de francos durmientes

Más de 400 millones de francos no fueron reclamados por los propietarios de esas cuentas, que al momento de abandonar el país, no retiraron sus haberes ya sea por ignorancia o desconocer la diferencia entre los tres tipos de fondos para pensiones de vejez que fueron instauradas en Suiza en la década de los años 90.

Los fondos durmientes correspondían esencialmente a las cotizaciones efectuadas por emigrantes españoles, italianos y portugueses. En su gran mayoría, se trató de trabajadores temporeros o con permiso de trabajo anual, que ignoraban que podían retirar los "fondos del segundo pilar" al retornar a sus respectivos países.

Las investigaciones revelaron la existencia de casos similares en otros sectores laborales, situación que alertó a las autoridades de la Confederación, enfrentadas ya en ese entonces al problema de las cuentas bancarias durmientes de los judíos exterminados en los campos de concentración de la Alemania nazista.

Creación de una Central especial

De esta manera el Consejo Federal (gobierno) aprobó en 1999 la creación de una "Central de información del segundo pilar", encargada de repertoriar la existencia de todas las cuentas olvidadas por los trabajadores extranjeros y con la misión de devolver los fondos a sus titulares o a sus herederos.

El organismo encargado de llevar el asunto fue el Departamento Jurídico de la Oficina Federal de Seguros Sociales (OFAS), en coordinación con la AVS, la caja estatal de pensiones.

El primer estudio de las cuentas concluido en el 2001 permitió a la Central de atender 20 mil demandas de devolución. Estas correspondieron a 17.256 solicitudes presentadas por trabajadores italianos, 603 por españoles, 176 por portugueses, 19 por franceses, 41 por trabajadores de la ex Yugoslavia, 17 por suizos residentes en el extranjero, y 38 demandas efectuadas por trabajadores de otras nacionalidades.

Demandas en suspenso y otras no reclamadas

Desde su creación la Central ha continuado recibiendo demandas de devoluciones, muchas de las cuales no podrán ser satisfechas debido a la prescripción de los plazos, explica Erika Schnyder, responsable de sección derecho y legislación de la OFAS.

En efecto, el Consejo Federal fijó un plazo de 10 años para que los interesados hicieran valer sus derechos ante la Central; pasado ese tiempo, los haberes serán perdidos e integrarán el Fondo de Garantía de la AVS. La prescripción se aplica también a las demandes efectuadas por los herederos de afiliados ya fallecidos, pues la ley fijó un plazo de 10 años, a partir del deceso del titular, para presentar una demanda.

Consecuencia de los acuerdos bilaterales

Otro aspecto legal que impedirá la devolución total de esos fondos, fue la entrada en vigor de los Acuerdos bilaterales entre Suiza y la Unión Europea, que estableció un período de transición de 5 años para exportar los fondos de pensiones. Pasado esos años, los interesados no podrán retirar la totalidad de los haberes, pero tendrán derecho a una renta si se encuentran en la edad de jubilación.

Algunas demandas no pudieron ser atendidas porque los afiliados no disponían de los comprobantes de las respectivas retenciones efectuadas por sus empleadores. Otros confundieron el "segundo pilar"(AFP) con la AVS, es decir la pensión obligatoria estatal que cada asegurado tiene derecho a percibir, al cumplir 65 años para los hombres, y 63 para las mujeres.

La responsable de la OFAS, Erika Schnyder, explicó que se dispone ahora de una lista completa de todas las cotizaciones efectuadas por los trabajadores extranjeros antes de la centralización de las cajas de pensiones en un sólo ente administrador.

Las demandas pueden efectuarse directamente a la Oficina Federal de Seguros Sociales (OFAS), División previsión profesional, sección derecho y legislación, 3003 Berna.


swissinfo, Alberto Dufey

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.